Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Cultivo en solitario

En el Taoísmo se denomina Cultivo en Solitario a la Masturbación, tanto femenina como masculina. Es la estimulación de los órganos genitales con el objeto de obtener placer sexual, pudiendo llegar o no al orgasmo. La masturbación, onamismo o ejercicio genital, en las prácticas taoístas están encaminadas al desarrollo de la propia sexualidad, el desarrollo personal y la promoción de la salud. Una de sus principales técnicas está encaminada a lograr la capacidad de controlar la eyaculación o el orgasmo. El término cultivo en solitario fue introducido en occidente a través del maestro taoísta Mantak Chia, quien es un maestro, instructor, profesor y escritor taoísta conocido por la enseñanza de la práctica de la misma filosofía bajo el nombre de Tao Curativo, Tao yoga, sistema del Tao universal curativo y qigong. A lo largo de décadas de enseñanza ha dirigido numerosos talleres y escrito una serie de libros, conjunto a una serie de videos de entrenamiento. En sus enseñanzas destaca especialmente el cultivo de la energía Chi o Qi. Mantal Chia es autor, entre otros libros, de "El hombre multiorgásmico: secretos sexuales que todo hombre debería conocer", "Amor curativo a través del tao: Cultivando la energía sexual femenina" y "La pareja multiorgásmica".
La masturbación puede realizarse por uno mismo en solitario o como estimulación realizada sobre los genitales de otra persona con los mismos fines placenteros, como ocurre en la masturbación mutua.
La masturbación suele efectuarse con las manos o mediante el frotamiento de los genitales con algún objeto adecuado, como los llamados "juguetes sexuales" o vibradores, para obtener este tipo de excitación.
.

La moral sexual católica, promulgada por la autoridad del Magisterio de la Iglesia Católica, considera pecado esta actividad sexual y requiere que sus miembros no practiquen la masturbación y ha condenado como un grave desorden moral la masturbación. El texto más explícito se encuentra en el documento Persona humana publicado por la Congregación para la doctrina de la fe en el año 1975. Se reitera que cualquiera que sea el motivo, la masturbación contradice la finalidad propia de la facultad sexual. San Agustín de Hipona a nombre de la iglesia católica ilustraba que la masturbación o tocarse “contactus partium corporis”, era un pecado peor que la fornicación, la violación, el incesto o el adulterio.
No obstante Sigmund Freud descubre que la masturbación es algo común y Havelock Ellis, uno de los padres de la sexología, médico y activista social británico, no solo señaló que la masturbación era común en los hombres, sino que también se trataba de una práctica habitual en las mujeres de todas las edades.

Jean Auguste Dominique Ingres, La Grande Odalisque, 1814
Oleo de Jean Auguste Dominique Ingres (1780–1867) Musée du Louvre

La Masturbación

Se han empleado diferentes términos a la hora de denominar a esta actividad sexual: Autoerotismo, ipsación, masturbación, onanismo, entre otros. En todo caso, el origen del vocablo masturbación es incierto. La primera referencia conocida viene de Marcial, un poeta satírico hispanorromano del siglo I de la era cristiana. La voz podría derivar de una palabra compuesta por raíces latinas: manus, "mano" y turba, "alteración", "perturbación", "excitación". Con lo que masturbación significaría "excitar el genital". También podría proceder exclusivamente del latín: manus stuprare, "violar con la mano", o manus turbare, "excitar con la mano".
En todo caso, suele preferirse manus stuprare, porque históricamente se ha considerado "sucio" masturbarse. Aunque manus turbare resulta más ecléctico e indica en qué consiste el acto y no prejuzga ni el sexo de quien lo practica, ni si la actividad a la que se refiere es buena o mala.

Lovis Corinth Schlafendes Mädchen 1899
"Durmiente" Pintura de Lovis Corinth (1858–1925)

Onanismo

Onán es un personaje que aparece en la Biblia, en el libro del Génesis. Era el segundo hijo de Judá. Su nombre es el origen del término sexual onanismo (que se usa como sinónimo de masturbación), aunque también hay quienes piensan que esto procede de una mala interpretación del texto bíblico que en todo caso relata una interrupción del coito o coitus interruptus y no una masturbación.
Según narra la Biblia, después de que su hermano mayor falleciera, Onán debía casarse con su viuda Tamar, tal y como dictaba la Ley judía. Según la historia sagrada, cada vez que tenía una relación sexual con su cuñada, eyaculaba sobre la tierra -practicaba el coitus interruptus. Según la ley de su tiempo, un hijo tenido con Tamar no sería considerado suyo, sino un niño tardo de su hermano. Este hijo tardo heredaría los derechos de la primogenitura (por ser considerado hijo de Er, el hermano mayor), desplazando a un segundo lugar a Onán. Éste no cumplió sus órdenes, entonces como respuesta Dios mató a Onán: Reza la Biblia: "Y Er, el primogénito de Judá, fue malo ante los ojos de YAHVE, y le quitó YAHVE la vida... Entonces Judá dijo a Onán: Llégate a la mujer de tu hermano, y despósate con ella, y levanta descendencia a tu hermano... Y sabiendo Onán que la descendencia no había de ser suya, sucedía que cuando se llegaba a la mujer de su hermano, vertía en tierra, por no dar descendencia a su hermano... Y desagradó a los ojos de YAHVE lo que hacía, y a Dios también le quitó la vida...
La interpretación judía consiste en que Onán derramó su semilla (semen), y por tal motivo fue condenado a muerte. Ese pasaje es citado por las Iglesias judía y cristiana, como una razón para prohibir tanto la masturbación como el coitus interruptus, ya que el principal pecado en ello sería el desperdicio o derramamiento de semen.
Para las religiones Judía, Católica, Cristianas y para el Islam masturbarse es pecado.

Pleasuring herself

¿Quiénes se masturban?

Prácticamente toda la población masculina y femenina sana se masturba desde edades tempranas hasta el final de su vida, si su salud se lo permite. El análisis de las estadísticas arrojan como cifra probable de hombres que se masturban la del 92 % al 94 %. Para las mujeres, los datos son más inseguros por la conocida inhibición femenina a la hora de reconocer esta práctica. Pero del estudio de las diferentes cifras manejadas por los investigadores, se sabe que se masturban entre el 85 % al 93 % de las mujeres. Si el análisis se centra solo en las mujeres orgásmicas, y lo sería el 90 % de la población femenina, se encuentra que se masturban entre el 91 % y el 99 % de ellas, prácticamente todas. Sin embargo, otras fuentes indican que el número de mujeres orgásmicas podría ser mucho menor. Según el Journal of the American Medical Association, un 43 % de las mujeres americanas siguen padeciendo disfunciones que les impiden alcanzar el orgasmo.

La masturbación, la moral y el pecado

La medicina y las ciencias de la conducta modernas reconocen que la masturbación no produce daños significativos a corto o largo plazo, y la considera una práctica normal, incluso antiestresante y beneficiosa para la salud de las personas y de su sexualidad.
A lo largo de la historia, sin embargo, siempre hubo voces, fundamentalmente morales y religiosas, que afirmaron que la masturbación era un acto inmoral. La base de tal criterio residiría, en que la masturbación impediría que la especie humana se mantuviera viva sobre el planeta por la emisión improductiva de semen en el caso de la masculina. Y en el caso de la masturbación femenina se afirmaba que si las mujeres se masturbaban podrían alejarse de los hombres por preferir autocomplacerse. En ambos casos sería pecado hacerlo.
Para el siglo XVIII al supuesto "daño moral" que ocasionaría la masturbación se añadió el "daño físico": comenzó a decirse que la masturbación, además de condenar las almas, ocasionaba un sinnúmero de enfermedades. Se idearon muchos métodos para descubrir a los niños y niñas masturbadores,y se crearon numerosos remedios contra la masturbación. Algunos de ellos incluían: circuncisión sin anestesia, guantes ásperos, aparatos especiales que impedían acceder a los genitales, descargas eléctricas, tratar los genitales con ortigas, o extirparlos quirúrgicamente. En décadas posteriores, el terrorismo psicológico reemplazó a las otras medidas. Por ejemplo, se decía a los niños que si se masturbaban les crecerían pelos en las manos, la cara se les volvería verde, se les secaría el pene o el clítoris, se volverían locos o les saldrían granos en la cara...

François Dubois Allegories of the continents Asia
Alegorías de los cuatro continentes: Asia. Pintura de François Dubois (1790–1871)

Islam y sexualidad

La doctrina islámica exige que el hombre se rija en todos sus actos según los mandatos y las prohibiciones de Dios y debe clasificar sus actos según los parámetros islámicos, es decir, lo lícito y lo ilícito. Lo lícito es lo que Dios ha permitido y lo ilícito es lo que Dios ha prohibido. La legislación de lo licito y lo ilícito se obtiene de los textos legales tomados del Sagrado Corán y la Sunna.
El Islam concibe la sexualidad como un don divino y aceptada de forma tan tajante la sexualidad y su práctica, la primera preocupación de Mahoma fue llevarla por cauces admisibles, hacerla lícita a través del matrimonio. De hecho se prohibe toda relación sexual fuera del matrimonio lo que incluiría la masturbación, A pesar de ello, existen puntos de vista opuestos sobre este tema. Los expertos coránicos lo consideran prohibido por la doctrina islámica, pero otros (como los de la doctrina hanbali) creen que los que se masturban con temor de que su cuerpo haya hecho algo malo, no serán castigados si -y solo si- son incapaces de casarse.

Z rozkazu padyszacha
Pintura de Franciszek Żmurko en el Museo Nacional de Varsovia

Hinduismo y masturbación

Al contrario que otras religiones, en el hinduismo la visión de la moral sexual difiere ampliamente. Hay templos que muestran abiertamente actividad sexual (complejos de Ajantā y Ellora) y la imaginería sexual no es sacrilegio (por ejemplo, el lingam, símbolo fálico de Shivá), pero la autocontención sexual (igual que en otros aspectos de la vida) se considera esencial para el bienestar y los deberes dhármicos/kármicos de un hindú. No obstante, en general la sociedad hindú ha sido influida por otras religiones desde la Edad Media, primero por la minoría dirigente islámica y desde el siglo XVIII por los colonizadores británicos (cristianos), que reflejaban sus actitudes mucho más restrictivas en cuestiones sexuales.
Influenciado por el islamismo y la civilización británica, la ley india considera ilegal toda relación sexual distinta a la monogamia heterosexual. Sin embargo, El Kama Sutra (‘aforismos de sexo’) de Vātsyāyana, que se toma popularmente por un manual de posturas sexuales, ofrece una mirada hacia las costumbres sexuales, la moral sexual y las reglas sociales que prevalecían originalmente en el hinduismo.

También la practica del tantra hindú incluye la práctica del masaje de Yoni (pronunciado YO-NEE) que es una palabra del sanscrito que traduce vagina vagina o "espacio sagrado" o "sagrado templo", y de Lingam, que define al órgano sexual masculino o "varita de luz".

Massage at Witches Falls Cottages

El propósito del Masaje Yoni es crear un espacio a la mujer para relajarse, y entrar en un estado de excitación alta y experimentar mucho placer en su Yoni. En el caso de que el masaje sea dado por su pareja, este experimentará la alegría de presenciar un momento especial. Esta sería una excelente actividad para crear confianza e intimidad. El orgasmo es a menudo un efecto secundario agradable y bienvenido según los principios del tantra.

Reflexológia

De acuerdo a las enseñanzas tántricas el objeto del masaje de Lingam es también para relajarse, y recibir el placer ampliado de su Lingam. La pareja, de existir experimenta la alegría de facilitar y presenciar al hombre que se rinde a su lado y le muestra su expresión más suave y construye confianza e intimidad entre la pareja. El orgasmo a menudo es un efecto secundario agradable y bienvenido. El objetivo es masajear el Lingam, incluyendo también los testículos, el perineo y la mancha sagrada (el equivalente al punto G femenino), y permitir que el hombre se rinda a una forma de placer a la que no puede estar acostumbrado. Desde esta perspectiva tanto el receptor como el donante se relajan en el masaje, según se explica el neotantra.

Utamaro-shunga1
Pintura japonesa deKitagawa Utamaro (1753–1806)

Masturbación mutua

La masturbación mutua es una práctica sexual en la que se estimulan dos o más personas sin que haya penetración (vaginal, anal u oral). Por lo general se usan las manos pero también se pueden usar vibradores u otros juguetes sexuales.
La masturbación mutua es una forma de sexo seguro, porque no hay riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual cuando no hay contacto con los fluidos corporales. También puede servir como método anticonceptivo. En esta variedad la pareja se acaricin o se tocan mutuamente, sean los pezones, los senos, la piel, los testículos, o los órganos genitales, para una estimulación recíproca. Actualmente, con la popularidad de las cámaras web, complacerse mientras se observan masturbarse al mismo tiempo vía Internet, es otra forma de masturbación mutua.

Akt
Acuarela de Eduard Tomek (1912–2001)

La Masturbación en el Budismo

El budismo observa dos enfoques para la ética y moral sexual dependiendo de si se dirige a laicos o a monjes. Los monjes y monjas están siempre sujetos al código del Vinaya, independientemente de la escuela o tradición a la que pertenezcan, y están sujetos a más de 250 reglas de disciplina, entre las cuales existe la prohibición de toda actividad sexual así como de derramar semen en el caso de hombres.
El sexo es caracterizado tanto por el apego (kama-upadana) como por el deseo (kama-tanha). El placer sexual se inscribe dentro del resto de placeres mundanos, cuyo encuentro o desaparición siempre acarrea el lógico sufrimiento al no poder encontrarlo o no querer que desaparezca. El deseo sexual (kama-cchanda) es normalmente uno de los más difíciles de manejar, si bien existe una acomodación natural paralela al progreso del practicante.
Buda no se pronunció en específico sobre la masturbación pero estableció esta norma sobre la sexualidad: "Tener una conducta sexual correcta es que no sea dañina con otros o conmigo mismo". De manera que en concordancia con los descubrimientos de la ciencia actual, la masturbación siendo saludable y no causando daño a terceros ni a sí mismo sería una "conducta sexual correcta", Como toda actividad sexual, de acuerdo con el budismo, no debería ser ni insanamente reprimido ni morbosamente exagerado y siempre debería estar bajo el control de la voluntad.

Amedeo Modigliani 014
Oleo de Amedeo Modigliani (1884–1920) París, Francia

La masturbación en otras religiones

Sijismo

Para el sijismo, se permite el sexo marital, pero cualquier otra relación sexual está prohibida, particularmente la promiscuidad y lo que denomina "perversiones sexuales".

Fe bahá’í
En la fe bahá'í, las relaciones sexuales están permitidas solamente entre hombre y mujer. Bahá'u'lláh, fundador de esta religión, prohibió las relaciones extramatrimoniales en el Kitáb-i-Aqdas, su libro de leyes. La concepción baha’i del sexo es de que la castidad debería ser practicada por ambos sexos antes del matrimonio porque es lo éticamente propio, además de conducir a una vida marital feliz y exitosa. Reconocen el valor del impulso sexual, pero limitan su uso propio a la institución del matrimonio baha’i.

Klimt-Villa 2013 Liegender Halbakt (masturbierend) 1912-13 Kopie 02
Semi-Desnudo Reclinable (Masturbándose) de Gustav Klimt 1912/13. Creyón sobre papel (copia, original en la colección del Museo Leopold). En exhibición en la llamada Villa Klimt, Viena, Austria, de 1911 a 1918

Neopaganismo

Las llamadas religiones neopaganas (recientes movimientos espirituales) tienden a ser positivas respecto a la sexualidad. La mayor parte de ellas tienen al tema de la fertilidad como punto central de sus prácticas, y recomiendan lo que ven como una vida sexual sana, sexo consentido entre adultos, sin consideración de edad o condición sexual. Específicamente en la llamada tradición Wicca, una de las partes de la liturgia Craft, el Cargo de la Diosa] instruye que "todos los actos de amor y placer son rituales de la Diosa" (o "son mis rituales", con palabras puestas en boca de dicha Diosa), dando validez a toda forma de actividad sexual consensuada para sus practicantes.
Consideran que la sexualidad libera de las cadenas de la reproducción obligatoria y les hace específicamente humanos.
Acogen la enseñanza budista: "No dañes a nadie, haz lo que quieras", y suele interpretarse como una permisión de todo tipo o variedad de relaciones sexuales responsables.

Juguetes sexuales: El Vibrador

Vibration-is-life

El vibrador es un complemento sexual que se utiliza durante la masturbación y las relaciones sexuales.
El médico británico Joseph Mortimer Granville es considerado el padre del vibrador por haber inventado el primer vibrador de baterías en la década de 1880. La meta era usarlo en el consultorio médico como una herramienta terapéutica para combatir lo que en la época victoriana se conocía como histeria femenina. Previamente, el tratamiento era que los médicos acariciaran manualmente a la paciente hasta que alcanzara el orgasmo, que en el contexto de la época se le denominaba "paroxismo histérico" al considerar el deseo sexual femenino reprimido como una enfermedad.
La histeria femenina, era una enfermedad diagnosticada en la medicina occidental hasta mediados del siglo XIX. En la era victoriana fue el diagnóstico habitual para aquellas mujeres que no reprimieran el orgasmo. Tenerlo y expresarlo no era decente. Por sufrir "pesadez abdominal", "espasmos musculares" o "respiración entrecortada", las "pacientes" diagnosticadas con histeria femenina debían recibir un tratamiento conocido como "masaje pélvico", estimulación manual de los genitales de la mujer por el doctor hasta llegar al orgasmo que, en el contexto de la época, se denominaba "paroxismo histérico", al considerar el deseo sexual reprimido de las mujeres como una enfermedad. Otra forma habitual de tratarla era el lavaje vaginal con chorros de presión de agua.

Dolly's House Museum vibrator

Desde 1870 los médicos dispusieron del primer vibrador mecánico y en 1873 se empleó el primer vibrador electromecánico en un asilo de Francia. Aunque los médicos de la época reconocían que el desorden provenía de la insatisfacción sexual, parecían reticentes a admitir el propósito sexual de los dispositivos empleados para tratarlo. A finales del siglo XIX la difusión de la electricidad en el hogar facilitó la llegada del vibrador al mercado de consumo. El atractivo de un tratamiento más barato en la intimidad del propio hogar hizo que el vibrador alcanzase una cierta popularidad. De hecho, el vibrador eléctrico llegó al mercado mucho antes que otros dispositivos: 9 años antes que el aspirador y 10 años antes que la plancha eléctrica. Una página del cátalogo de la compañía internacional Sears, Roebuck and Company de electrodomésticos de 1918 incluye un anuncio para un vibrador portátil con accesorios, descrito como muy útil y satisfactorio para el uso casero de la ama de casa.

Electric-massager

En el siglo 20 el diagnóstico de "histeria femenina" decayó y desapareció. En la medida que la mujer tuvo derecho de disfrutar su sexualidad al igual que los hombres no necesito de más médicos que le aplicaran el tratamiento del "masaje pévico" o el vibrador aplicado por un médico. Ahora las féminas pueden llevar una vida sexual plena en el mundo occidental bien sea en compañía de su pareja o en el cultivo en solitario.

Beneficios de la masturbación

Curiosamente nunca se habló de la histeria masculina como consecuencia de la ausencia de ejercicio de la sexualidad. Siempre se aceptó como más normal que el hombre se masturbara. Pero así como la moral victoriana y la moral de algunas religiones le imponían a la mujer no tener orgasmos ni masturbarse, no significó que no lo hiciera.
Entre otros beneficios de la masturbación existe consenso entre los sexólogos y otros profesionales de la conducta humana en que su práctica facilita el conocimiento de cada quién de sus zonas erógenas y de lo que le gusta, lo cual le permite mejorar sus relaciones sexuales en pareja. Por otra parte, es un mecanismo, al igual que toda relación sexual, antiestrés.

Detail from Tiziano - Venere di Urbino - Google Art Project
Detalle de la Venus de Urbino pintado por Titian (1490–1576) en 1538

En el caso de la mujer le permite conocer el orgasmo antes de comenzar sus relaciones sexuales, lo cual a la postre le ayudará a tenerlo con su pareja, indicándole cómo hacer para obtenerlo.
En el hombre la masturbación le ayuda a controlar la eyaculación precoz.
La masturbación ha demostrado eficacia en la relajación y ayuda a dormir mejor.
En la mujer la masturbación y el correspondiente orgasmo provoca la contracción del útero disminuyendo los dolores menstruales.
Algunas mujeres confirman que con el uso de juguetes sexuales como el vibrador al masturbarse aprendieron a tener orgasmos multiples.
Shere Hite, sexóloga y feminista alemana'estadounidense señala que "La masturbación es motivo de celebración, pues es una vía sencillísima para alcanzar el orgasmo en la mayoría de las mujeres"...



Le invitamos cordialmente a leer nuestro libro: ¿Quién es Dios?
¡Gracias! por visitarnos, Vladimir y María Mercedes Gessen @DivanGessen @UnDiosUniversal

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Cultivo_en_solitario_(tao%C3%ADsmo)
https://es.wikipedia.org/wiki/Mantak_Chia
https://es.wikipedia.org/wiki/Masturbaci%C3%B3n
https://es.wikipedia.org/wiki/Moral_sexual_cat%C3%B3lica
https://es.wikipedia.org/wiki/Havelock_Ellis
https://es.wikipedia.org/wiki/On%C3%A1n
https://es.wikipedia.org/wiki/Religi%C3%B3n_y_sexualidad
https://es.wikipedia.org/wiki/Masturbaci%C3%B3n_mutua
https://es.wikipedia.org/wiki/Vibrador
https://es.wikipedia.org/wiki/Histeria_femenina

Fotos: https://commons.wikimedia.org/wiki/Main_Page
https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3A'Shh_flopsy%2C_it's_time_for_my_rest'_(17376076122).jpg



Comentarios