Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

¿Vida Eterna?

Inmortalidad o vida eterna supone la existencia indefinida o infinita que consigue superar la muerte. Por definición la eternidad es perpetuidad sin principio, sucesión ni fin. Atributo que se le otorga por la humanidad a Dios o a los Dioses. A lo largo de la historia, los seres humanos han tenido el deseo de vivir por siempre. Se consideraba, entre algunos profesionales de la conducta, como la respuesta a la angustia y al miedo que produce en el ser humano su mortalidad. Esa aflicción, congoja y ansiedad crearía y desarrollaría el concepto de inmortalidad; y constituiría además el núcleo de la antropología de la religión. No obstante, para quienes creen en una conciencia universal, la inmortalidad no se refiere a la eternidad del cuerpo humano que obviamente perece, sino a la inmortalidad de la conciencia de cada individuo como tal. Algunas religiones hablan de la inmortalidad del alma, y otras iglesias plantean la resurrección de los cuerpos para una vida eterna en cuerpo y alma.

Ave Fenix (A Coruña)
Escultura de Bronce del Ave Fenix en La Coruña España

"Hemos visto que existe una Conciencia Universal de Dios, eterna e infinita, y que nuestra conciencia forma parte de ella, por lo que tendría que ser igualmente perenne e imperecedera", aseveran los psicólogos Vladimir Gessen y María Mercedes Gessen. "Así que cuando nuestra conciencia -prosiguen los Gessen- se separa del cuerpo humano no deja de existir. Nuestra conciencia seguirá viviendo en otros espacios y tiempos.

La Muerte ¿Existe?

"De hecho, la muerte no existe, afirman los psicólogos Gessen, porque la desaparición del cuerpo es solo un paso para continuar la vida. Algunas religiones hablan del alma, otras de reencarnaciones, pero nosotros nos referimos a que nuestra conciencia continúa existiendo y de una u otra forma seguiremos conservando conciencia de nosotros mismos.
Un sinnúmero de personas que han fallecido clínicamente, es decir que su corazón y cerebro han dejado de funcionar, narran que cuando murieron atravesaron un túnel hacia una luz. Algunos interpretan que es el alma o algo similar que va a reunirse con su Dios.
Nosotros, quienes creemos en una conciencia universal teorizamos que en realidad es la conciencia propia de estos seres que pasaron por el trance de abandonar el cuerpo humano, en su camino a otro mundo, en distinta dimensión de tiempo y espacio.
Lo importante es que en estos episodios las personas describen lo que vivieron pero claramente dicen que “ellos vieron, ellos oyeron, ellos sintieron…”, es decir hablan con conciencia propia de lo que les pasaba cuando su cerebro físicamente no funcionaba. O sea, no había un cuerpo vivo pero su conciencia sí lo estaba.
En el libro Eclesiastés en el capítulo 3 versículo 11 de la Biblia, leemos que Dios 'todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón del hombre, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin'.
Desde hace milenios este concepto de eternidad está presente en la humanidad. La inmortalidad, la vida interminable en principio se le atribuye a un Dios, creador del Universo.
Al fin y al cabo los seres humanos mueren, lo cual hizo creíble que el ser humano no es inmortal. Atributo aplicado entonces a Dios. Sin embargo, Jesús de Nazaret asume en su doctrina la resurrección de los muertos. Para el cristianismo, al igual que en otras religiones, existe un espíritu dentro del ser humano, o un alma que es eterna, capaz de reencarnar o tener existencia propia. En el caso de algunas religiones esta alma iría a cielos o infiernos para premiar o castigar sus buenas o malas acciones 'por toda la eternidad'.
Para nosotros, tal como dice el libro Eclesiastés, todavía el ser humano no logra entender el concepto de eternidad. No obstante cuando los relatos de libros sagrados hablan de un alma que puede reencarnar para pagar su “karma”, o de un alma que iría a algún cielo o a algún infierno para responder por su comportamiento cuando habitaba un ser humano, se está reconociendo que existe una forma de vida distinta del cuerpo humano, que sale de este para ir a otra forma de vida.
Nosotros creemos que la Conciencia del ser humano ha existido siempre desde el principio del Universo y estará presente hasta el final de los tiempos. No es que un alma sale a responder por el comportamiento de un cuerpo que ya no existe. Es que nuestra conciencia vive en todos los tiempos y espacios del Universo porque forma parte de la Conciencia Universal, o Dios, si le es mejor llamarlo de este modo".
El ser humano no es eterno, pero nuestra conciencia si, el ser humano es mortal, nuestra conciencia inmortal, concluyen los Psicólogos Vladimir y Maria Mercedes Gessen.

Osiris, God of the Dead
Osiris, Dios de la Muerte y Principe de la Eternidad en el Antiguo Egipto

Eternidad

El concepto de eternidad (del latín aeternitas), relacionado con el de inmortalidad, se refiere, popularmente, unas veces a una duración infinita y sin límites, y otras designa una existencia sin tiempo o fuera del tiempo. Sin embargo, los conceptos de "eternidad", "inmortalidad" e "infinitud", al ahondarse más específicamente en su estudio particular, no poseen, de hecho, los mismos significados, tal y como ejemplifican los textos subsiguientes. Existen diversas argumentaciones acerca del tópico de la eternidad, a través de las cuales, quienes las sustentan, empezando por el filósofo griego Aristóteles, tratan de demostrar que la materia, el movimiento y el tiempo deben haber existido y existirán eternamente.

Inmortalidad en las Religiones

Para los creyentes en general la inmortalidad es, básicamente, la continuación de la vida más allá de la muerte. La promesa de una vida eterna individual es característica de ciertas religiones monoteístas abrahámicas como el Cristianismo o el Islam. También ciertas corrientes del Judaísmo lo proponen, con menos énfasis que las anteriores.

Religiones orientales como el hinduismo y el budismo profesan la doctrina de la metempsicosis o reencarnación, que postula la posibilidad de perfeccionamiento progresivo a través de vidas sucesivas. La liberación final consiste en detener la rueda de las reencarnaciones, causada por el apego a un ego individual ilusorio.

Filosofía

La filosofía se ha preguntado sobre la inmortalidad del ser humano o de otros seres vivos. Uno de los autores antiguos que más habló sobre el tema fue Platón, que ofreció en sus Diálogos diversos argumentos. Los más famosos se encuentran en el Fedón, en La República y en el Fedro. Por el contrario, Epicuro, y su discípulo romano Lucrecio, pensaron que el alma era corruptible y mortal.
Pero el esclarecimiento más importante provino del pensamiento escolástico, especialmente Santo Tomás de Aquino, el cual explica que el alma es inmortal y sobrevive a la muerte del cuerpo, pero su destino no es ese, sino volverse a unir con el cuerpo para ser persona.
Algo parecido sostuvo en el siglo XIX el filósofo materialista Ludwig Feuerbach en sus Pensamientos sobre la Muerte y la Inmortalidad (1830).

Ciencia

En rigor no puede hablarse de inmortalidad en la ciencia, más bien del descubrimiento de distintos mecanismos para evitar el envejecimiento y posibles factores que influyen en el alargamiento de la vida. Aunque por el método científico no se puede lograr obtener material genético indestructible, en ciertas investigaciones realizadas sobre el envejecimiento y muerte celular se ha comprobado que en las células, la longitud de los telómeros (el extremo de los cromosomas) es uno de los factores involucrados en los procesos de envejecimiento y muerte celular.

Inmortalidad cíclica

Se sabe que la "Turritopsis nutricula", un ser viviente que vive en aguas del Mar Caribe, es el único ser vivo potencialmente capaz de no morir en el sentido literal, ya que puede volver a un estado de inmadurez sexual (regresando a su forma de pólipo) repitiéndose indefinidamente, y así evitar la muerte. Es el único caso conocido de un metazoo capaz de volver a un estado de inmadurez sexual, colonial, después de haber alcanzado la madurez sexual como etapa solitaria. Es capaz de realizarlo a través de un proceso celular de transdiferenciación. Teóricamente, este ciclo puede repetirse indefinidamente, presentándose como biológicamente inmortal.

FMIB 40619 Turritopsis nutricula McCr ALateral view of young BLateral view of older specimen CVentral view of young

De una forma, se podría decir que éste ser es inmortal, pero por otro lado, según el concepto propio de inmortalidad, éste no es indestructible, pero es un buen ejemplo de lo que es vivir eternamente.

Teorías científicas

La teoría de la relatividad aporta una descripción física del universo y del tiempo, en la cual éste es relativo al marco de referencia de la observación. Asimismo, pasado y futuro podrían de alguna manera coexistir con el presente.
La física contemporánea profundizando en esta línea de acción se plantea la existencia, no sólo del Universo, sino de un Multiverso, compuesto de Universos Paralelos, iguales y existentes en un mismo momento pero en otros tiempos y espacios. Esto significaría que pueden coexistir infinitos universos e infinitos formas de vida iguales en esos universos paralelos. Cada quien y cada cual tendría vidas paralelas y conciencias paralelas en coexistencia. Lo que nos regresa al concepto de que la conciencia propia podría ser infinita, al igual que la de la conciencia universal de un Creador.

La Teoría Presentista describe el Universo en relación con la llamada invariancia galileana, en la cual solamente existe la duración presente. Este concepto, el Presentismo, se halla muy extendido en la actualidad. La postura contraria (no existen límites entre pasado, presente y futuro) viene representada por el llamado Eternalismo.

El Eternalismo es una corriente filosófica que trata de describir la naturaleza ontológica del espacio-tiempo (es decir, lo que "es" el espacio-tiempo). Se basa en la noción del tiempo como una dimensión más del universo físico, junto al espacio, de tal manera que el futuro puede decirse que ya está ahí y que no existe una corriente objetiva del tiempo. A veces se conoce esta teoría como “bloque de tiempo” o “universo de bloque”, por su descripción del universo como un todo inalterable dotado de cuatro dimensiones, en oposición a la idea comúnmente aceptada de universo tridimensional modulado por el paso del tiempo.

La física moderna, de tendencia más bienEeternalista, describe el comienzo físico del universo como una gran explosión, o Big Bang. La NASA ha sido capaz de verificar la época del origen del universo a partir de la reciente detección de la radiación de fondo emanada por el Big Bang. El tiempo, el espacio y la materia surgieron hace alrededor de 13.000 millones de años (otras fuentes lo sitúan entre 10.000 y 15.000 millones de años).
La ciencia determina que, desde su origen, el tiempo se ha movido en una única dirección, o flecha del tiempo. En este modelo, el pasado precede al presente, que a su vez precede al futuro.

Así, la eternidad sería un presente continuo, donde todos los tiempos, pasado, presene y futuro convergen en un mismo momento.

Milkyway-summit-lake-wv1 - West Virginia - ForestWander

Eternidad como no tiempo

No es necesario creer en Dios para sostener este concepto de eternidad: Un matemático ateo puede mantener el dogma filosófico de que los números y las relaciones entre los mismos existen con independencia del tiempo, y en tal sentido puede decirse que son eternos.

De otro lado, los testimonios de personas que han sufrido experiencias cercanas a la muerte hablan en ocasiones de la eternidad como de una existencia atemporal.

Otra faceta de la eternidad es su invariabilidad en determinados aspectos. Suponiendo que nos hallamos en un estado de la eternidad, una persona no podría romper un lápiz en dos, o caminar de un lugar a otro, ya que dichas acciones tienen un antes y un después: Un momento en el que el lápiz está entero y otro en que ya no lo está. Estos cambios corresponden al tiempo, a lo temporal, siendo así que la eternidad es atemporal, por lo que básicamente nada puede ocurrir en la eternidad en el sentido en que la entendemos. Para que estas acciones tengan lugar, debe haber un tiempo que corresponda a una acción continuada: Un tiempo en el cual pasado, presente y futuro son combinados para conformar una acción constante. Uno no "rompe" o "ha roto" el lápiz (presente o pasado reciente), sino que "lo rompió, lo rompe y lo romperá", todo en un mismo instante.

Eternidad y Dios

Los creyentes en Dios, afirman que Dios es eternamente existente. La comprensión exacta de este supuesto depende otra vez del tipo de definición de eternidad que usemos. Por una parte, Dios podría existir "en" la eternidad, una existencia atemporal, donde las categorías de "pasado", "presente" y "futuro" no son aplicables. Por otra, Dios podría existir "por" o "a través" de la eternidad, o "siempre", habiendo existido ya en un tiempo infinito, por lo que se esperaría que continuase existiendo por tiempo ilimitado.
Pero para cualquier definición de eternidad que empleemos, es común observar que seres humanos finitos no pueden comprender la eternidad completamente, ya que se trata, o bien de aprehender una cantidad infinita del tiempo que comprendemos, o bien de entender un concepto de infinito propio de un espacio o tiempo que no comprendemos.

Para la definición de infinito, hay ejemplos que pueden ejemplificarlo, al menos un infinito potencial, o una serie de sucesos que comienza y no termina. Una sucesión de hechos que comienza y no termina no es potencialmente eterna, según esa definición. Una sucesión de momentos que ha comenzado y no ha terminado no puede ser eterna, puesto que, incluso si fuera a prolongarse por el resto del tiempo (en el infinito), seguirá existiendo una especie de vacío temporal "antes" del momento inicial de la sucesión. Nada habría originado dicha sucesión de momentos. Si, por definición, la eternidad no tiene principio, esa sucesión no admitiría el estatus de eternidad o de potencialmente eterna. (Por este motivo, además, se entiende que el universo del Big Bang no es eterno, porque, tautológicamente, ha tenido un principio.)

Cabe relacionar la noción de vida eterna con el concepto de Dios creador, un ser totalmente independiente de todo lo demás, lo cual existe sólo porque Él lo creó. Este creacionismo se relaciona con el panenteísmo (distinto del panteísmo). Si dicha premisa es verdadera, Dios es independiente tanto del espacio como del tiempo, ya que éstas son meras propiedades del universo, han tenido un principio y probablemente tendrán un fin. De modo que, de acuerdo con esta noción, Dios existe antes de que el tiempo comenzara, existe durante todos los momentos del tiempo, y continuaría existiendo si de algún modo el universo o el tiempo dejaran de existir.

No podemos ignorar que la ciencia y la tecnología están trasplantando partes cibernéticas al cuerpo humano como los corazones artificiales, brazos y piernas. También en la ingeniería genética se trabaja para prolongar la vida humana y el tratamiento de enfermedades. Esto plantea hipótesis impresionantes, como sería mover el cerebro humano, donde se afirma está la conciencia de cada ser, manteniéndolo vivo y colocándolo en otro recipiente ciber-humano. ¿Se podría mantener viva una conciencia humana de esta forma por tiempo indefinido si genéticamente se superaran las enfermedades cerebrales?

Simbolos

La eternidad es simbolizada a menudo por la imagen de una serpiente que se come su propia cola, conocida como Ouroboros o Uroboros, aunque el símbolo también puede tener otras significaciones.
También se usa el círculo como signo de eternidad. El concepto relacionado, el de infinito, se simboliza por el signo matemático infinito con su forma de un ocho horizontal.

David Gerstein - Infinity Rally

La conciencia eterna de cada persona

Para Vladimir Gessen y María Mercedes Gessen, el concepto de Dios no está desvinculado del Universo: "La Conciencia Universal, la Divina Providencia, la Presencia Universal, o como lo llama buena parte de la Humanidad, Dios, es el Universo con conciencia propia. "Todos formamos parte del Universo, es decir somos parte de Dios, al igual que las células forman parte del cuerpo humano. Este ser humano tiene conciencia de sí mismo, pero probablemente las células no están en conocimiento que forman parte de ese cuerpo. Igual pasa con los seres humanos, muchos no están conscientes que forman parte del Universo, y de que éste es Dios… Los textos sagrados dicen que Dios “está” en todas partes y la única forma que Dios esté en todas las partes es que "sea" todas las partes. El problema es que en los idiomas antiguos, el verbo ser y el verbo estar son un solo verbo. Como en el inglés contemporáneo, ser y estar es “to be”. La interpretación que se le dio en las traducciones a los idiomas modernos de las antiguas escrituras fue “Dios está en todas partes” y pensamos que lo correcto era traducirlas así “Dios es todas las partes”… De manera que concluimos que somos partes de Dios, o La Presencia o Conciencia Universal, y si se cree que Dios es eterno, nuestra conciencia como parte de Él, también es inmortal.


Le invitamos cordialmente a leer nuestro libro: ¿Quién es Dios?
¡Gracias! por visitarnos, Vladimir y María Mercedes Gessen https://twitter.com/DivanGessen https://twitter.com/UnDiosUniversal

Fuente: http://www.diosuniversal.com/Quien-es-Dios/Capitulo-10-La-vida-y-la-vida...
https://es.wikipedia.org/wiki/Inmortalidad
https://es.wikipedia.org/wiki/Eternidad
https://es.wikipedia.org/wiki/Existencia
https://es.wikipedia.org/wiki/Turritopsis_nutricula
https://es.wikipedia.org/wiki/Eternalismo
http://www.rae.es/

Fotos: https://commons.wikimedia.org/wiki/Main_Page
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Hovering_over_the_eternity.jpg
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ave_F%C3%A9nix.jpg



Comentarios