Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Abuso infantil y pedofília religiosa

El abuso religioso es el maltrato infligido tomando como excusa la religión, incluyendo el acoso o la humillación, a menudo con el resultado de un trauma psicológico. Entre los casos de abusos religiosos encontramos la explotación de la religión con fines personales, seculares o ideológicos, como el abuso de una posición en el clero, como ha sucedido en los casos de abuso sexual cometidos por miembros de la Iglesia católica.
Se considera abuso sexual infantil o abuso sexual a menores a toda conducta en la que un menor es utilizado como objeto sexual por parte de otra persona con la que mantiene una relación de desigualdad, ya sea en cuanto a la edad, la madurez o el poder, en este caso religioso.
Un significado específico del término "abuso religioso" se refiere a la manipulación psicológica y el daño infligido a una persona utilizando la enseñanza de doctrinas de la religión que practique esa persona. Esta manipulación la perpetran miembros e la misma fe o similar, e incluye el uso de una posición de autoridad sobre la víctima dentro de esa religión. Se dirige habitualmente contra niños y adultos vulnerables.

.

Se utiliza el término abuso sexual, abuso sexual infantil, abuso sexual en la infancia, abuso sexual a menores, abuso sexual a niños, para referirse a este concepto. En el lenguaje común de algunos países es designado también con el nombre de "pederastia". Igualmente, también "pedofilia".
Al que comete el crimen de abuso se le identifica con el nombre de abusador de menores o abusador de niños, Tambien de "agresor sexual infantil", pederasta o pedofílico.

Abuso sexual infantil cometidos por miembros de la Iglesia católica

Los casos de abuso sexual cometidos por miembros del clero de la Iglesia católica hacen referencia a una serie de condenas, juicios e investigaciones sobre casos y crímenes de abuso sexual infantil cometidos por sacerdotes y miembros del clero católico en contra de menores de edad, que van desde los 3 años, e involucran, en la mayoría de los casos, a niños de entre 11 y 14 años de edad.
Los casos han sido documentados y denunciados ante las autoridades civiles de varios países, resultando en la persecución de los pederastas y demandas civiles contra las diócesis de la Iglesia Católica. Muchos de los casos salen a la luz pública varias décadas después de los hechos. Las demandas ante las autoridades han sido hechas también contra la jerarquía católica, quien en muchas ocasiones obstaculiza las investigaciones, además de no reportar y de hecho encubrir a los sacerdotes pederastas, moviéndolos de parroquias para evitar su detención y juicio.
A partir de la segunda mitad del siglo XX se ha incrementado el número de denuncias por abuso sexual infantil en todas sus variedades por parte de religiosos católicos romanos. En los últimos años, han cobrado relevancia los casos de Irlanda, Estados Unidos, México y Alemania, donde las autoridades locales han encontrado culpables a sacerdotes católicos de cientos de acusaciones de pedofilia.
El escándalo ha alcanzado a congregaciones como la Legión de Cristo en México; ocasionó la renuncia de los obispos irlandeses de Cloyne, John Magee, y de la diócesis de Kildare y Leighlin, en:James Moriarty (bishop), quienes reconocieron haber sido negligentes ante las denuncias de pedofilia por sacerdotes en sus diócesis; y ha llevado a la cárcel a varios sacerdotes católicos romanos. En abril de 2010, Roger Joseph Vangheluwe dimitió como obispo de Brujas por haber abusado sexualmente de un joven cuando era sacerdote y al comienzo de su episcopado. Organizaciones de víctimas de pedofilia han señalado que los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI tienen algún grado de responsabilidad al haber encubierto abusos, o bien omitido las denuncias.
Los casos de abuso sexual a menores de edad se presentaron siempre allí en donde niños y adolescentes estaban en contacto con religiosos.
La confianza que los ministros de la Iglesia generan entre los laicos facilitó en la mayoría de las ocasiones el obrar del abusador en parroquias, seminarios, orfanatos, hospitales y organizaciones de trabajo social. En muchos casos la víctima no recibió atención inmediata incluso por parte de su familia debido al respeto que esta le tenía al implicado o por temor e ignorancia.
Los primeros casos denunciados de manera pública se presentaron por primera vez en Estados Unidos e Irlanda. El informe John Jay encontró acusaciones contra 4392 sacerdotes estadounidenses en el lapso de 50 años, lo que representaba el 4 % del clero de ese país. Las evidencias llamaron pronto la atención de la opinión pública internacional porque se trataba de víctimas menores de edad, numerosos niños impúberes y en su mayoría varones.

En Argentina

La Iglesia argentina ha tenido entre 2004 y 2009 al menos cuatro sacerdotes condenados por abuso de menores.

Chile

En octubre de 2002, tras denuncias periodísticas sobre abusos sexuales a niños y a jóvenes que se habrían extendido por más de diez años, el arzobispo emérito de La Serena, Francisco José Cox, renunció a toda actividad pastoral3 El 31 de octubre de 2002, el arzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz, anunció la salida del religioso por "conductas impropias" y su reclusión en un monasterio en Alemania. El 5 de noviembre de 2002, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile pidió perdón a todos las personas dañadas.
En junio de 2003, José Andrés Aguirre Ovalle, más conocido como el "cura Tato", fue condenado en primera instancia a doce años de cárcel como autor de violación, abusos deshonestos reiterados y estupro contra nueve jóvenes entre 1998 y 2002. Sin embargo, a mediados de noviembre de 2012, su solicitud de rebaja de pena fue aceptada, por lo que fue liberado el 26 de ese mes, tras haber cumplido poco más de nueve años en prisión.
En enero de 2010, una investigación desarrollada por el Ministerio Público acreditó que el entonces sacerdote de la iglesia de Melipilla, Ricardo Alberto Muñoz Quintero, explotó sexual y reiteradamente a cinco adolescentes, además de abusar de manera sexual de una de sus dos hijas cuando ejercía en Curacaví. Además, Muñoz está acusado de producir material pornográfico infantil, obtenido de los mismos ilícitos.
En febrero de 2011, tras una investigación de la Santa Sede, el ex-párroco de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, Fernando Karadima, fue declarado culpable de abuso sexual con violencia contra menores, por lo que fue sentenciado a una vida de penitencia y oración en absoluta reclusión.
En abril de 2011, la Conferencia Episcopal de Chile presentó un Protocolo ante denuncias contra clérigos por abusos de menores, y anunció la formación de un Consejo que se encargará de dirigir políticas de prevención de abusos sexuales y de ofrecer ayuda a las víctimas.

Colombia

En el 2010 fue capturado un clérigo que recibió una condena de 18 años y 4 meses por violar a dos niños de siete y nueve años en el Tolima.
En julio de ese mismo año capturaron un sacerdote llamado William de Jesús Mazo Pérez, quien violó al menos tres menores de edad al oriente de Cali.
En un programa periodístico del país se publicó un informe de un sacerdote que era representante de una fundación para niños, acusado de abuso sexual por parte de una profesora del la fundación, a varios menores de edad. Éste, a pesar de las denuncias, nunca fue procesado judicialmente, pero el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar le impidió seguir con la fundación. En este mismo informe se presenta a un sacerdote, vicerrector de un colegio del sur de Bogotá, sobre quien el programa tenía un vídeo en el cual éste abusaba sexualmente de un menor de edad practicándole sexo oral. El video fue grabado por alumnos del colegio quienes lo entregaron a un miembro de la policía nacional. Sin embargo, pese a estas denuncias el sacerdote solo fue trasladado a otra diosésis. El caso de este sacerdote que se pone al descubierto, es solo uno más de varios casos que se han presentado en Colombia.

España
Una investigación realizada en 1995 por el catedrático de la Universidad de Salamanca Félix López Sánchez y publicada por el Ministerio de Asuntos Sociales de España, determina que del total de españoles que han sufrido abusos sexuales siendo menores, el 10 % asegura que fue abusado por un sacerdote católico.
En un estudio publicado en 1995 sobre el comportamiento sexual del clero en España, el periodista y reconocido escritor José Rodríguez, trabajando con una base de datos amplia y estadísticas en las que constan pruebas del historial sexual de casi 400 sacerdotes actualmente en activo, se documentó que entre los sacerdotes en activo, un 7 % comete abusos sexuales graves con menores.

Alemania

Estados Unidos

Uno de los países en donde ha habido una mayor cubertura internacional de estos casos ha sido Estados Unidos en donde algunas diócesis han tenido que pagar cuantiosas sumas en indemnizaciones a las víctimas. Según un estudio de la Junta Nacional de Revisión (National Review Board), un total de 4392 sacerdotes fueron acusados del abuso sexual de 10.667 menores entre 1950 y 2002. De ese total, aproximadamente 6700 casos presentaron suficientes pruebas, otros 3300 no fueron investigados porque los sacerdotes ya habían fallecido y otros 1.000 no presentaron pruebas fiables para justificar una investigación.

De más de 5000 sacerdotes que sirvieron en la archidiócesis de Los Ángeles entre 1930 y 2003, 113 fueron acusados de abuso, según el Informe Oficial del Pueblo de Dios de la archidiócesis de Los Ángeles, publicado en febrero de 2004. Del total de sacerdotes acusados 43 ya murieron, 54 ya no son sacerdotes y 16 permanecían en el ministerio. Del último grupo, en 12 casos no se encontraron pruebas suficientes para declarar abuso y solo cuatro han sido suspendidos y enfrentan juicios.
Uno de los informes indicó que los costes relacionados con estos problemas superaron los 570 millones de dólares en concepto de gastos legales, indemnizaciones, terapia para las víctimas y tratamiento para los infractores. Esa cifra no incluye los 85 millones de dólares que pagó la arquidiócesis de Boston para resolver algunas de las demandas presentadas por las víctimas.

La archidiócesis de Boston (Massachusetts), la cuarta diócesis católica más grande de EE.UU y en donde comenzó la avalancha de escándalos, anunció a finales de mayo de 2005 el cierre de 65 de las 357 parroquias de su jurisdicción.

Cronología

En 1985 el abuso sexual por parte de sacerdotes se convierte en una cuestión nacional por primera vez en Estados Unidos cuando el párroco de Luisiana, Gilbert Gauthe es encontrado culpable de once casos de abuso sexual a menores.

En 1993 se dio primer caso de condena legal contra la diócesis de Dallas en cuestión de abuso a niños por parte del sacerdote Rudolph Kos. La diócesis se ve obligada a pagar más de 31 millones de dólares a las víctimas del párroco.

A comienzos del 2002, el diario Boston Globe publicó una serie de reportajes desentramando los abusos sexuales cometidos por cinco sacerdotes de ese estado, lanzando a la luz pública la cuestión de los abusos sexuales de la Iglesia a menores de edad. En diciembre de ese mismo año, el cardenal Bernad Law a cargo de la diócesis de Boston dimite.

En febrero de 2004, una investigación encargada por la Iglesia revela que más de 4000 sacerdotes en Estados Unidos se han visto envueltos en acusaciones de abusos sexuales en los últimos 50 años implicando a más de 10.000 niños, la mayoría chicos.

El 17 de noviembre de 2005, el Capitán de Corbeta Kenneth J. Whitwell, presentó una demanda por abuso sexual en contra de: Archmere Academy, Inc., el Padre Edward Joseph Smith, O.Praem y la Arquidiócesis Católica de Wilmington. En dicho caso, el sacerdote Norbertino Edward Joseph Smith, O.Praem no fue ha prisión, pero una decisión del tribunal indicó un pago de $ 41,000,000 USD[2] A causa del abuso cometido por el sacerdote Católico Edward Joseph Smith, O.Praem durante 33 meses consecutivos.

El 25 de marzo de 2010 el diario estadounidense The New York Times publica una colección de documentos que supuestamente muestran que el Cardenal Joseph Ratzinger no respondió a más de 200 quejas de abuso sexual contra Lawrence Murphy, quien trabajó en una escuela católica para niños sordos en Wisconsin entre 1950 y 1974. La Iglesia rechazó la denuncia.

Algunas de las víctimas del padre Murphy denunciaron estos abusos a las autoridades civiles, que abrieron una investigación en ese momento; sin embargo, esa investigación se cerró. La Congregación para la doctrina de la fe solo fue informada sobre el asunto veinte años más tarde. Considerando el hecho de que el padre Murphy era anciano y se encontraba en malas condiciones de salud, que vivía retirado y que desde hacía más de veinte años no se habían presentado acusaciones de nuevos abusos, la Congregación para la doctrina de la fe sugirió que el arzobispo de Milwaukee estudiara la manera de afrontar la situación, por ejemplo, restringiendo el ministerio público del padre Murphy y pidiéndole que asumiera toda la responsabilidad por la gravedad de sus acciones. El padre Murphy murió aproximadamente cuatro meses más tarde, sin más incidentes.

El 9 de abril de 2010 la agencia de noticias Associated Press publica una carta en la que se asegura que Cardenal Joseph Ratzinger se resistió a apartar del sacerdocio al cura estadounidense Stephen Kiesle, acusado de pedofilia.

Irlanda

En octubre de 2005 una investigación del Gobierno irlandés en una diocésis del condado de Wexford revela más de cien casos de abuso sexual a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica. El informe Ferns contaba con más de 271 páginas de extensión en las que se hacían alegaciones contra 21 de los sacerdotes que habían estado trabajando en la diócesis entre 1966 y 2002.
El 20 de mayo de 2009 se publica la Comisión Investigadora de Abusos de los Niños en Irlanda (conocida comúnmente como "Comisión Ryan") que reúne, tras casi 10 años de investigación, más de 2000 testimonios que relatan abusos físicos y sexuales por parte de responsables de internados controlados por órdenes religiosas católicas. Este es uno de los mayores casos de reconocimiento de los abusos sexuales de la Iglesia Católica en una investigación que abarca más de 35.000 niños en un período de 86 años (de 1914 a 2000).
En diciembre de 2009 se publica otro informe llevado a cabo por la comisión de investigación de la archidiócesis de Dublín que se conoce communmente como el "Informe Murphy". La comisión identificó 320 personas abusadas desde 1974 a 2004; y otras 120 desde 2004 a 2009.
Ante los resultados de las investigaciones, en diciembre de 2009 cuatro obispos dimiten y toda la jerarquía de la Iglesia católica en Irlanda rinde cuentas ante el papa. Los obispos que presentan su dimisión son Donal Murray (Obispo de Limerick), James Moriarty (Obispo de Kildare y de Leighlin), Raymond Field (Obispo titular de "Árd Mór"), Eamonn Walsh (Obispo titular de "Elmhama".
El 16 de marzo de 2010 se hace público que el máximo responsable de la jerarquía católica en Irlanda, el Cardenal Sean Brady, estuvo presente en reuniones en 1975 en las que niños víctimas de abusos firmaron juramentos de silencio sobre las quejas contra el cura pedófilo Brendan Smyth.
El 22 de abril de 2010 el papa Benedicto XVI acepta la renuncia de James Moriarty, obispo de Kildare y Leighlin, en Irlanda, que fue obispo auxiliar en Dublín entre 1991 y 2002. Moriarty afirmó que renunciaba porque “debería haber desafiado la cultura predominante”, aunque no era acusado directamente en el Informe Murphy.

México

Los casos de abuso sexual contra menores de edad por parte de sacerdotes católicos en México han sido denunciados desde hace décadas, aunque han sido pocos los que han llegado a ser confirmados. En el 2002 la Iglesia fue acusada de cubrir los casos de abuso e incluso de pagar dinero para comprar el silencio de las víctimas.
En este país cobra importancia particular el caso de Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo. Maciel murió en 2008, entre acusaciones de abuso sexual contra varios seminaristas y niños y la exigencia por parte de las víctimas de que pidiera perdón. Uno de los acusadores de Maciel fue el ex rector de la Universidad Anáhuac, Juan Manuel Fernández Amenábar, cuyo caso fue dado a conocer por Alberto Athié Gallo. En 1997 nueve ex legionarios enviaron una carta pública a Juan Pablo II donde denunciaron abusos sexuales por parte de Maciel. Las acusaciones en contra de Maciel fueron negadas durante años por parte de la Legión de Cristo, que finalmente reconoció públicamente los crímenes realizados por su fundador.

En 2010, la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés) dio a conocer una lista de 65 sacerdotes acusados en Estados Unidos de abuso sexual. Dichos sacerdotes se encuentran en varias diócesis de México, algunos de ellos en activo. SNAP también ha presentado acusaciones contra Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México, al que acusan de haberse coludido con Roger Mahony para proteger a varios de estos sacerdotes, pero particularmente en el caso de Nicolás Aguilar Rivera, procesado en Tehuacán (Puebla) por abuso sexual contra por lo menos sesenta niños. Las quejas contra Rivera Carrera han llegado a los tribunales estadounidenses. La cuarta demanda contra el prelado mexicano fue presentada por SNAP ante un tribunal federal estadounidense en Los Ángeles (California). El acto fue minimizado por la Arquidiocesis Primada de México, que calificó la denuncia como "calumniosa", "engaño mediático" y "oportunista".

Nicolás Aguilar Rivera que fue denunciado por 4 niños en 1997, en Tehuacán, Puebla. Hay registros de que el sacerdote pedófilo fue transferido por la arquidiósesis presidida por Norberto Rivera a Estados Unidos, hasta la fecha Aguilar continua prófugo, es sospechoso de alrededor de 60 violaciones contra niños en Puebla y 26 violaciones más cometidas en Los Ángeles, California. Aguilar Rivera tuvo un periodo de actividad como pederasta que abarcó de 1986 a 1997, según denuncian las víctimas bajo el conocimiento de Norberto Rivera Carrera.

Legión de Cristo

Los Legionarios de Cristo es una congregación católica de derecho pontificio fundada el 3 de enero de 1941 en la Ciudad de México por el sacerdote méxicano Marcial Maciel. Su nombre oficial es Congregación de los Legionarios de Cristo.
En febrero de 2009 la congregación anunció que tenía conocimiento de que su fundador había procreado varios hijos siendo sacerdote, además de que hasta su muerte enfrentó acusaciones por abuso sexual a varios niños y seminaristas, incluyendo a sus propios hijos.
Su fundador fue Marcial Maciel. Fue parte de la comitiva que acompañó al Papa Juan Pablo II en sus visitas a México de 1979 y 1990. En 1993 Maciel fue invitado a la Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos para la formación de sacerdotes. En 1994 celebró el 50° aniversario de su sacerdocio.
En vida y después de la muerte de Maciel se han hecho públicos algunos detalles sobre su vida privada; en los casos más graves se trata de delitos como el abuso sexual contra menores de edad o el fraude y la extorsión. A pesar de la existencia de rumores desde mediados de los años cincuenta, sólo fue en los últimos años de su vida que se divulgaron, fueron aceptados por la jerarquía católica.
El 25 de marzo de 2010, la congregación reconoció en un comunicado público que Marcial Maciel incurrió en actos que resultaron en perjuicio a varias personas. En el mismo comunicado de prensa, la congregación acepta que Maciel sostuvo una relación estable con una mujer con la que tuvo una hija; y que en últimos tiempos han aparecido dos hermanos que afirman ser también sus hijos. El comunicado omite los nombres de las personas y el número de víctimas de los actos de Maciel, incluido el abuso sexual contra seminaristas y menores de edad. El comunicado omite también los nombres de estas personas, se trata de Norma Baños y su hija Norma Hilda Rivas Baños que fueron la familia de Maciel en España.14 En el caso del par de hermanos que refiere este comunicado se trata de José Raúl y Cristian González Lara, aunque de acuerdo con las afirmaciones del primero, Maciel también reconocía a Omar González Lara como su hijo, habido por Blanca Estela Lara —pareja de Maciel en México— en una primera relación. La congregación señala que le ha llevado tiempo asimilar las acusaciones hechas contra Maciel, mismas que esperaban fueran infundadas.

Como consecuencia de estas acusaciones, Maciel dejó la dirección de la Legión de Cristo en 2004. Tiempo después Joseph Ratzinger —prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe— permitió continuar la investigación canónica contra él por acusaciones de abuso sexual contra niños así como hacia sus compañeros.Pero, en el 2006, cuando Ratzinger ya era papa, anunció el cierre de la investigación sobre Maciel debido a su avanzada edad y quebrantada salud, ordenándole el retiro del sacerdocio público para consagrarse a una vida de "oración y penitencia".
El comunicado del Vaticano agregó que la decisión se emitió con la aprobación del Papa Benedicto XVI, "después de estudiar cuidadosamente los resultados de una investigación" del departamento doctrinal de la Santa Sede. Señaló que Maciel había sido "invitado" a retirarse a "una vida reservada de oración y penitencia y a no cumplir con su ministerio público".

Falta de medidas contra los sacerdotes pedófilos

Los escándalos en los cuales se vieron implicados miembros de la Iglesia Católica, trajeron como consecuencia la acusación contra las estructuras jerárquicas de la misma, las cuales fueron vistas en la mayoría de las veces como protectoras del incriminado a través de un complejo y sistemático proceso. En consecuencia, muchos obispos y superiores religiosos fueron denunciados por las víctimas y presentados por los medios de comunicación social como encubridores del crimen. Los casos pusieron en evidencia una disparidad entre la justicia civil y la eclesiástica y el desconocimiento que la opinión pública en general tiene de la misma, por ejemplo de aspectos de competencia jurídica como los distintos concordatos. Sin embargo, los escándalos tuvieron notables repercusiones dentro del Derecho Canónico.

Falta de medidas contra los sacerdotes pedófilos

En numerosos casos, los sacerdotes y religiosos acusados de actos de abuso sexual contra menores de edad, cuando estos llegaron a conocimiento de sus superiores inmediatos, recibieron como sanción llamados de atención privados y fueron desplazados a otros sitios alejados del lugar. Algunos diócesis sometieron a los acusados a tratamientos y evaluaciones psicoterapéuticas, tras las cuales estaban habilitados para reanudar sus actividades pastorales si los psicólogos o psiquiatras que los trataban le advertían al obispo que no había riesgo de reincidencia. En muchos otros casos, sea incriminados como sus superiores, ofrecieron e incluso pagaron sumas de dinero extrajudiciales con el fin de evitar que el escándalo saliera a la luz pública.
En 2012, Manuel Ramírez García sacerdote de San Pedro, Nuevo León, Fue acusado por 13 niños de abusar sexualmente de ellos. Los niños eran estudiantes de 5º grado de primaria en el "Colegio de Guadalupe", según sus propias declaraciones el sacerdote los tocó.

No denunciar los casos a la policía

A los ojos de la opinión pública, los superiores de religiosos incriminados ejercieron el acto de encubrimiento de los mismos al no denunciar a las autoridades locales los casos y tomar medidas como las descritas arriba, es decir, ordenar tratamientos terapéuticos, transferencias y silencio ante la opinión pública.
Un ejemplo del choque entre el derecho civil y eclesiástico se presentó en mayo de 2001 cuando el entonces cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, envió una carta a todos los obispos católicos declarando que las investigaciones internas de la Iglesia sobre los casos de abuso sexual infantil estaban sujetas a secreto pontificio y que no debían ser denunciadas a las fuerzas públicas hasta que las investigaciones fueran completadas bajo pena de excomunión.

CatholicChurchAbuseScandalGraffitiPortugal2011

Política de encubrimiento

En este punto el principal modelo de comportamiento es el caso "Brendan Smyth" en Irlanda del Norte cuya detención en 1997 causó una crisis política en Irlanda y un duro cuestionamiento a su comunidad religiosa, los norbertinos, quienes conocieron el comportamiento delictivo de Smyth por espacio de 40 años y no adelantaron ningún tipo de proceso disciplinario ni ante las autoridades eclesiásticas ni mucho menos ante las autoridades civiles. Analistas tanto católicos como no católicos discrepan si existió una confabulación deliberada para ocultar la naturaleza de su comportamiento, o si tuvo que ver en lo que pasó la completa incompetencia de sus superiores de la Abadía Kilnacrott, o si tal vez hubo una mezcla de la incompetencia de sus superiores con su presunción de que lo que ocurría con los miembros de su orden no era de su incumbencia. Al respecto, William McMurry, abogado de Louisville, Kentucky, entabló una demanda en contra del Vaticano en junio de 2004 representando a tres hombres que alegaban abuso sexual y que acusaron a los líderes de la Iglesia de organizar un encubrimiento de los casos de abuso sexual de niños. Los expertos legales predijeron el fracaso de la demanda por la soberanía de la Santa Sede y la falta de evidencia de la complicidad del Vaticano.

Chantajes a las víctimas

El pago extrajudicial a las víctimas de abuso infantil por parte de los clérigos infractores e incluso por parte de sus superiores con el fin de comprar su silencio ha sido otro aspecto que agrava la situación. Si los mismos fueron hechos por los mismos superiores, quedan automáticamente incriminados como encubrimiento de un delito, tanto dentro del derecho civil como eclesiástico. Uno de los casos más célebres en este sentido es el del cardenal Connel de Dublín al cual se le acusó de prestar dinero a un sacerdote incriminado para comprar el silencio del acólito Andrew Madden. Posteriormente, el arzobispo Connel se defendió asegurando que sencillamente prestó el dinero al sacerdote, sin conocer para qué lo iba a utilizar. La historia quedó registrada en un libro que Madden publicó posteriormente como Acólito: una vida después de abuso en donde relata su drama.

Escándalo de Vatileaks

El escándalo de Vatileaks se da a partir de la filtración de una serie de documentos secretos que involucran al Vaticano en eventos de corrupción; de acuerdo a una investigación interna del Vaticano, se descubrieron diversos chantajes a Obispos homosexuales. Todo el escándalo salió a la luz a finales de enero del año 2012, durante la emisión de un programa de televisión en Italia llamado Gli intoccabili. El periodista Gianluigi Nuzzi, quien se encargó de publicar las cartas de Carlo Maria Viganò, quien fuera el segundo en los puestos administrativos dentro del Vaticano, al Papa. En dichas cartas, Carlo Maria Viganò pedía no ser transferido tras los diversos actos corruptivos en los que se veía implicado, acción que costó millones a la Santa Sede. Viganò siguió luego en el puesto de Nuncio Apostólico de los Estados Unidos. El nombre "VatiLeaks" es una combinación entre la palabra WikiLeaks; la cual es una organización sin fines de lucro que tiene como principal objetivo brindar noticias de interés y de gran importancia al público; esta acción se realiza de manera anónima brindando oportunidad de acción a sus periodistas, y el Vaticano.
Durante los meses siguientes, la importancia de la noticia se intensificó, cuando los mismos documentos se filtraron además periodistas italianos. Dichos documentos contenían historias que revelaban la constante lucha por el poder dentro del Vaticano, sobre los intentos por demostrar transparencia financiera y el cumplimiento con las normas internacionales contra el lavado de dinero. A principios de 2012, una carta anónima encabezó los titulares al contener una advertencia de amenaza a Benedicto XVI. Poco a poco el escándalo se hizo más conocido y fue en mayo de 2012, cuando Nuzzi publicó su libro titulado Su Santidad: los papeles secretos de Benedicto XVI, el cual consiste en la recopilación de cartas confidenciales entre el Papa Benedicto XVI y su secretario personal. Es un libro controvertido ya que proyecta una imagen del Vaticano como un semillero de celos, intriga y una constante lucha entre las facciones. El libro revela detalles acerca de las finanzas personales del Papa, incluyendo ciertas historias de sobornos realizados para tener una audiencia con él. En el libro se dan detalles de las conclusiones del comité papal que investigó las acciones de la orden religiosa Legión de Cristo ―que fue afectada por el escándalo de pedofilia que involucró a su fundador, el sacerdote mexicano Marcial Maciel Degollado (1920-2008)―, en la que le advierten que "si bien la situación financiera de la orden no es grave, sí es seria y está en apuros"

Testigos de Jehová y abuso sexual infantil

Algunos miembros de la confesión religiosa de los testigos de Jehová han sido relacionados con casos de abuso sexual infantil. Históricamente los ancianos de las congregaciones dieron un trato de "asunto religioso" a este delito, por lo que se acumularon durante décadas muchos casos no investigados. En el caso de Australia, la comisión que revisaba los casos, de dicho país, definió esta congregación como "secta insular con reglas diseñadas para detener los informes sobre abusos sexuales", el informe describió: "varios fracasos institucionales para proteger a los niños o censurar a los presuntos abusadores, incluyendo la doctrina liberadora de los ancianos de la iglesia que encubre su responsabilidad de reportar el abuso, pese a que no existía obligación legal para hacerlo.

William Bowen fue testigo de Jehová en Draffenville (estado de Kentucky) hasta el 22 de julio de 2002. Tuvo una extensa participación activa dentro de la organización Watch Tower por 20 años. Fue precursor, sirvió en Betel (en la sede central de la Watchtower) ejerció como siervo ministerial, anciano, trabajó en diferentes posiciones administrativas y directivas y dio discursos en las asambleas tanto de circuito como de distrito. Afirma que fue expulsado (excomulgado) de la Organización, tan solo por criticar públicamente la supuesta forma en que la congregación maneja los casos de abusos sexuales contra niños. Bowen afirma que la Organización protege a los pedófilos al no informar los abusos a la policía, influyendo en las víctimas para que no vayan a las autoridades y así no se discutan los asuntos con nadie de la congregación. La sociedad Watchtower ha negado ese hecho y reclama que sigue las leyes. Bowen envió una carta a la prensa relatando lo siguiente: "Les escribo referente a un problema que trasciende las creencias religiosas y expone una realidad que afecta a miles de niños todos los días. He servido como un ministro cristiano por más de veinte años. Sin embargo, ya no puedo continuar sirviendo a los miembros de mi congregación, siendo que no puedo estar de acuerdo con una política de una organización que me exige como anciano que estoy obligado ha aplicarla. Esta política, en mi opinión, le ha hecho daño a miles, y está dejando a muchos sin protección, y le proporciona refugio a los que son inequívocamente una partida de criminales. Estoy refiriéndome a la política de la Watchtower de mantener la información sobre los pedófilos confidencial. Estos pedófilos están siendo protegidos por un 'código de silencio' dónde incluso los miembros de la familia inmediata no pueden informarlos, y, en muchos casos, los pedófilos acusados permanecen en posiciones de responsabilidad dentro de la congregación mientras sus víctimas sufren en silencio o se enfrentan a sanciones. Yo creo que esta política no es ética, es inmoral y en muchos estados es ilegal". William Bowen

Bowen inició un grupo de apoyo en Internet, llamado Silent Lambs (‘corderos silenciosos’). Una organización sin ánimo de lucro que ofrece consejería, ayuda legal y ayuda financiera para aquellos que han sido víctimas de abuso sexual y denuncian activamente la pederastia dentro de la organización de los testigos de Jehová.

Bárbara Anderson es otra de las personas que denuncia activamente la forma en la que se regulan los casos de abuso sexual a menores dentro de la Organización Watch Tower. Fue miembro de los testigos de Jehová, desde el año 1954 hasta el año 1997, y trabajó en la central mundial de los Testigos de Jehová, en Brooklyn (Nueva York) desde el año 1982 hasta el 1992. Durante sus tres últimos años de estancia allí, afirma que trabajo en la investigación oficial del desarrollo histórico de este movimiento religioso, en el libro Los testigos de Jehová, proclamadores del Reino de Dios, editado en 1993. También afirma que participó en la investigación y escribió artículos en la revista ¡Despertad!. Habría realizado un extenso trabajo de investigación sobre cuestiones relacionadas con el abuso sexual de niños en esta religión, participando en numerosos programas de televisión y radio, como una voz crítica sobre la supuesta mala política de los testigos de Jehová y los abusos sexuales a menores: "En materia de situaciones complejas relacionadas con el abuso sexual a menores, la regla de los dos testigos, citada el 1 de enero de 1997 en la revista Atalaya es una política con lagunas, al igual que las hay en su libro de asesoramiento sobre lo que hacer en casos judiciales de este tipo «Presten atención a sí mismos y a todo el rebaño». [...] Los ancianos no son magistrados. La carta enviada el 14 de marzo de 1997 a todos los cuerpos de ancianos, y las instrucciones de la Escuela del Ministerio del Reino, no solucionan los problemas. Estas directivas fueron supuestamente escritas con la intención de proteger a la congregación, sin embargo, terminó en la protección del pedófilo. Sólo espero que no se hiciera intencionadamente para este propósito". Bárbara Anderson

Casos reconocidos en los medios de comunicación

17 de abril de 2009: Francis Gandhi, anciano de congregación en la ciudad de Kailahum (en Sierra Leona, África) es acusado de violación de una niña de 11 años.

19 de diciembre de 2006: Marcel Simonin (66), «anciano» testigo de Jehová, fue declarado culpable de agresión sexual y destituido como anciano, aunque no se sabe si fue expulsado.

12 de noviembre de 2006: Enrique Bahena Robles, también anciano, es detenido por el delito de violación de un niño. Los artículos no indican si continúa siendo testigo de Jehová o si ha sido expulsado.

19 de julio de 2006: Zuri McGhee, testigo de Jehová, es acusado de múltiples cargos de abuso sexual a un niño.

26 de junio de 2006: Jesús Cano es despedido de Betel y expulsado por tratar de atraer a niños.

17 de noviembre de 2005: Oscar Omar Osorto, testigo de Jehová y anciano de congregación, fue expulsado y condenado a 25 años por cargos de violación de menores.

Junio de 2012: Jonathan Kendrick (41) abusó sexualmente de Candace Conti (9) durante dos años desde 1995. Conti fue indemnizada con 28 millones de dólares. Se trata de la mayor indemnización pagada a una sola víctima de abusos sexuales religiosos en Estados Unidos. La demanda logró demostrar que Watchtower Bible and Tract Society instauró una política en 1989 bajo la cual los abusos sexuales se debían ocultar.

En 2014, la organización religiosa debió pagar en San Diego 13.5 millones de dólares por compensación de un joven que fue violado desde 1986, cuando tenía 7 años, por un ministro de los Testigos de Jehová.

En julio de 2015, la Royal Commision de Australia (creada originalmente con el objetivo de dar respuesta institucional a los casos de abusos sexuales infantiles que se produjeron dentro de la Iglesia Católica) calculó en 1006 casos de menores agredidos. El fiscal Angus Stewart definió a los Testigos de Jehová "como una secta insular con reglas diseñadas para detener los informes sobre abusos sexuales".

Sathya Sai Baba

Sathya Sai Baba 1996

Sathya Sai Baba, que nació con el nombre Sathya Narayana Raju Ratnakara, fue un líder espiritual o gurú del sur de la India, con seguidores en todo el mundo. Los seguidores de Sai Baba creen que él tenía poderes sin límite, que trascendían la experiencia mundana y científica, pero que por humildad se niega a mostrarlos. Además, consideran que con sus enseñanzas logran ser mejores personas, tolerantes de cualquier credo y manifestación divina, ya que su principal enseñanza es poder ver a Dios en todas las cosas y en todos los seres. Pese a que Sai Baba se consideraba un avatar, sus enseñanzas ―según afirman sus seguidores― no incluían la creación de una nueva secta.

En un tríptico de la Organización Sri Sathya Sai puede leerse: "Yo he venido a encender la lámpara del amor en sus corazones, para hacer que cada día ilumine con renovado brillo. Yo no he venido en nombre de ninguna religión. Yo no he venido en ninguna misión de publicidad para ninguna secta, credo o causa; ni he venido a reclutar seguidores para ninguna doctrina. Yo no tengo planes de atraer discípulos ni devotos a mi causa o a ninguna causa. Yo he venido a hablarles de esta fe unitaria, de este principio espiritual, de este camino de amor, de esta virtud de amor, de este deber de amor, de esta obligación de amar". Sai Baba

En 1963, durante un discurso, Baba hizo declaraciones en donde declaró ser una reencarnación combinada del dios Shivá y de la diosa Shakti. También declaró que Sai Baba de Shirdi había sido una encarnación de Shivá y que su reencarnación futura, el Prema Sai Baba, sería una reencarnación de la diosa Shakti. Repitió esta afirmación públicamente en 1976. La biografía de Baba dice que el Prema Sai Baba nacerá en el estado de Mysore.
En 1960, Sai Baba dijo que estaría en esta forma humana mortal durante otros 59 años (hasta 2019). Según un libro de 1984, Sai Baba dijo: «En este cuerpo yo no me pondré viejo o débil como en mi antiguo cuerpo». Sin embargo, en 2003 Michael Goldstein (oficial de la Sathya Sai Organisation) informó que Baba había sufrido un accidente que le dañó la cadera.
Desde 2005 Sathia Narayana Rayu estuvo confinado a una silla de ruedas para poder movilizarse. Se informó que su salud quebrantada lo forzó a hacer menos apariciones públicas. Falleció por causas naturales el 24 de abril de 2011.

Sathya Sai Baba High School
Sathya Sai Baba High School en India

Acusaciones de abuso sexual infantil

Sai Baba ha estado rodeado de denuncias de abuso sexual, engaño, asesinatos y delitos financieros. Un documental de la BBC nota que tales controversias han persistido durante al menos 30 años. De acuerdo con la BBC, "la escala del abuso ha causado alarma en todo el mundo. Los gobiernos de todas partes del mundo están profundamente preocupados y están comenzando a tomar acciones, advirtiendo a sus ciudadanos acerca de Sai Baba". El sitio web de la embajada estadounidense en Delhi ―refiriéndose directamente a Sai Baba― advertía a los ciudadanos estadounidenses que piensan visitar el Estado de Andhra Pradesh en contra de un "líder religioso local" que ha sido denunciado por dedicarse a "conducta sexual inapropiada" con jóvenes devotos varones. La embajada declara que "la mayoría de las denuncias indican que las víctimas de esas incitaciones han sido devotos varones, incluidos un cierto número de ciudadanos estadounidenses".

El artículo "Intocable" en el sitio The Salon.com, publicado el 25 de julio de 2001, informó que después de que Conny Larsson, un actor sueco de cine denunció los abusos sexuales que Sai Baba había cometido contra él, se cerraron en Suecia la Organización Sai junto con la escuela privada afiliada a ese grupo. La revista Illustrated Weekly of India declaró que ―a pesar de las acusaciones de abuso sexual y las dudas sobre la divinidad del indio― nadie está poniendo en tela de juicio las obras filantrópicas de la organización Sai Baba.

En 1976 un ex-devoto estadounidense, Tal Brooke, escribió el libro Avatar of the night: the hidden side of Sai Baba (‘La encarnación de la noche: el lado oscuro de Sai Baba’). En él se refiere a las actividades sexuales secretas del gurú.

En el año 2004, la BBC ―en su serie "The World Uncovered"― difundió al Reino Unido y al mundo un documental titulado The Secret Swami. Un tema central del documental fueron las denuncias de abuso sexual de Alaya Rahm contra Sai Baba. El documental lo entrevistó a él junto con Mark Roche, quien dedicó 25 años de su vida (desde 1969) al movimiento y también denunció los abusos sexuales del gurú. Un vocero de la BBC declaró ante la revista Asian Voice que el documental ha hecho un gran esfuerzo por ser justo y equilibrado, y que la historia trataba acerca de una crisis, y finalmente de una traición a la confianza.

El 30 de enero de 2002, la empresa nacional de radio y televisión Radio Dinamarca, presentó otro documental, Seduced by Sai Baba (‘seducido por Sai Baba’), presentó entrevistas de acusaciones de abuso sexual.

Reflexión: El abuso sexual infantil es un crimen abominable rechazado por toda la humanidad. Es un delito castigado en todos los países del Mundo de forma severa. El abusador o agresor sexual, pederasta o pedofílico es un delincuente repudiado por las sociedades de distinta cultura.
Su accionar criminal es condenado y penado. Pero, cuando este agresor sexual de niños es la persona en quien se deposita la confianza de una familia por estar investido de la autoridad religiosa en la cual se cree, su trasgresión es atroz, su traición no tiene perdón. Su fechoría es agravada y su maldad infinita. Traiciona a su Dios, a su Iglesia, a su credo, a su familia y su perversidad no tiene límites. Por ello es absolutamente incomprensible que la organización religiosa a la cual pertenece lo proteja, guarde silencio y no solo no cumpla con las leyes de la sociedad sino que trate de encubrir al responsable del estupro y se haga cómplice de la violación que se ha cometido. Esa comunidad religiosa al hacerlo se convierte en más culpable, forajida, transgresora, e inmoral que el propio inculpado.
.



Le invitamos cordialmente a leer nuestro libro: ¿Quién es Dios?
¡Gracias! por visitarnos, Vladimir y María Mercedes Gessen @DivanGessen @UnDiosUniversal

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Abuso_religioso
https://es.wikipedia.org/wiki/Abuso_sexual_infantil
https://es.wikipedia.org/wiki/Casos_de_abuso_sexual_infantil_cometidos_p...
https://es.wikipedia.org/wiki/Legi%C3%B3n_de_Cristo
https://es.wikipedia.org/wiki/Marcial_Maciel
https://es.wikipedia.org/wiki/Testigos_de_Jehov%C3%A1_y_abuso_sexual_inf...
https://es.wikipedia.org/wiki/Esc%C3%A1ndalo_de_Vatileaks
https://es.wikipedia.org/wiki/Su_Santidad:_los_papeles_secretos_de_Bened...
https://es.wikipedia.org/wiki/Sathya_Sai_Baba

Fotos: https://commons.wikimedia.org/wiki/Main_Page
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b9/Fr._Marcial_Maciel_L...



Comentarios