Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

La mujer bíblicamente discriminada

En los primeros tiempos de acuerdo a distintas creencias y religiones estuvieron presentes Diosas como Hera, la esposa de Zeus y reina del Olimpo, o Afrodita, Diosa del Amor. Atenea, Diosa de la sabiduría, la estrategia y la guerra justa en Grecia, Baste, Nut, Isis, Gran diosa madre o Reina de los dioses, Sejmet en el Antiguo Egipto, fueron Diosas al igual que Artemisa, Gea, Pandora, Helena, Penelope, Selene, Medusa e Hipólita para los griegos, Venus, Diosa del Amor y del Romance, Vesta: Diosa del Fuego, Minerva, Diosa de la inteligencia, Diana, Diosa de la Virginidad, para los romanos, Freya, Gullveig, Nerthus, para los nórdicos, Lilit, en Mesopotamia, Coatlicue, Xochiquétzal, Chalchiuhtlicue, en México, Scatha, Scatha, Epona, entre los celtas, Guan Yin, en el Budismo, Yemayá, Oshun, Oya, en Africa, Ixchel, Ixtab, entre los mayas , Brigit en Irlanda, Ceridwen, de la civilización galesa, Samovila de la cultura vinca, Tiamat de los babilónicos, Deví, Sarasvati en la India, y Amaterasu en el Shintoísmo, para citar las más conocidas por la humanidad.
La extrema importancia de que multiples religiones hayan mantenido en sus creencias la existencias de distintas Diosas, junto a los Dioses masculinos, es que la mujer esta a la par del hombre como deidades. Lo cual no ocurre con las religiones abrahámicas que son los credos monoteístas que reconocen una tradición espiritual identificada con Abraham. El término es usado principalmente para referirse al judaísmo, cristianismo, catolicismo e islam. En estas religiones hay un solo Dios, presuntamente masculino y la mujer es dejada en un segundo plano.
Todo comienza con la creación, donde supuestamente Dios hizo al hombre, pero Eva sale de la costilla de Adán sugiriendo la dependencia de ella a él. A partir de allí las sociedades donde estas religiones son mayoritarias o determinantes, la mujer ha estado en minusvalía, discriminada y el algunos casos esclavizada...

La Misoginia en la Biblia

Bible.malmesbury.arp
Una biblia manuscrita en latín, en exhibición en la Abadía de Malmesbury, Wiltshire, Inglaterra. Esta Biblia fue transcrita en Bélgica en 1407 para leerse en un monasterio

A lo largo de la historia, en la mayoría de las culturas, las mujeres han sido sometidas a estructuras patriarcales que les han negado los derechos humanos más fundamentales. Las leyes antiguas y los sistemas tradicionales, como el judaísmo, el catolicismo, cristianismo y el islamismo, antecedentes de los sistemas modernos, han provocado la dependencia de la mujer, de forma análoga a la discriminación, a la esclavitud, y a la explotación de las féminas.

La biblia no es excepción porque en ella se encuentran numerosos ejemplos de la discriminación hacia la mujer, en los que se pueden señalar:

1 Timoteo 2:11, 12, "No permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio".
1 Corintios:14:34, "Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas".

Esto señala que el trabajo principal de la mujer es el trabajo doméstico. Al cumplir con su papel doméstico la mujer sirve al Señor.

Las Mujeres en la Biblia

Eva

Eva es, según el Mito de la Creación de las religiones Abrahámicas, la primera mujer sobre la Tierra y la mujer de Adán, el primer hombre. Su historia se encuentra en el libro de Génesis, desde el versículo 27 del capítulo 1 hasta el versículo 2 del capítulo 5.
La norma general en las sociedades es que el hombre engaña a la mujer para seducirla, es el hombre quien de forma mayoritaria abusa de la mujer, igual es el hombre quien viola a la mujer en proporción mayor que lo contrario. Es el hombre quien discrimina mayormente a la mujer a lo largo de miles de años de historia de la humanidad. Es el hombre quien ha esclavizado a la mujer por la fuerza. Sin embargo, es en la Biblia donde desde el principio se narra a la mujer como la perversa que seduce y engaña al hombre, dejando entrever que el hombre es el bueno y la mujer la malvada capaz de aliarse con el mismo demonio. En este episodio, representado por la serpiente.
Pareciera revelar que el génesis fue escrito por un hombre que proyectó en Eva sus propios comportamientos, como el ladrón juzgando por su condición.

Franz-Von-Stuck-adam-and-Eve
Todo comienza presentando a la primera mujer como la villana

Eva fue creada en el huerto del Edén como ayuda idónea de Adán, a partir de una costilla de éste. Se interpreta como salida de una de sus ramas. Su nombre, en hebreo, significa "madre de los vivientes" o "dadora de vida". En el libro de Génesis, se relata que Dios mandó a Adán y su esposa fructificar y multiplicarse, llenar la Tierra y gobernarla (Génesis 1:28). Se relata que también les mandó comer de todos los árboles del huerto, excepto del árbol de la ciencia del bien y del mal, el cual estaba junto al árbol de la vida (Génesis 2:16–17). Pero, leemos, que Eva fue engañada por la serpiente y vio "que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría", por lo que ella comió del fruto prohibido y dio a su pareja, el cual comió también. Como consecuencia, de acuerdo con la Biblia, Dios como castigo le dijo a Eva: "Aumentaré tus dolores cuando tengas hijos, y con dolor los darás a luz. Pero tu deseo te llevará a tu marido, y él tendrá autoridad sobre ti" (Génesis 3:16), que Adán debería trabajar para comer (Génesis 3:19) y que ambos morirían.

Después Dios dijo: "El ser humano ha llegado a ser como uno de nosotros, pues tiene conocimiento del bien y del mal. No vaya a ser que extienda su mano y también tome del fruto del árbol de la vida, lo coma y viva para siempre" (Génesis 3:22). Por esa razón Adán y Eva fueron echados del jardín de Edén (Génesis 3:24).

En la Biblia encontramos que Eva fue madre (se mencionan Abel, Caín y Set, y en (Génesis 5:4) se dice que Adán fue padre de otros hijos e hijas.

Francesco Hayez 006
María Magdalena de Francesco Hayez, pintada muchas veces desnuda por la descripción de mujer proveniente de la prostitución filtrada por la Iglesia católica a través de los tiempos

María Magdalena

María Magdalena es mencionada, tanto en el Nuevo Testamento cristiano como en varios evangelios apócrifos, como una discípula de Jesús de Nazaret. Reviste una especial importancia para las corrientes gnósticas del cristianismo. Su nombre hace referencia a su lugar de procedencia: Magdala, localidad situada en la costa occidental de lago de Tiberíades y aldea cercana a Cafarnaúm.
La información sobre María Magdalena en los evangelios cristianos es escasa. Es citada en relación con cuatro hechos diferentes:

1. De acuerdo con el Evangelio de Lucas, María Magdalena alojó y proveyó materialmente a Jesús y sus discípulos durante su predicación en Galilea. Se añade que anteriormente había sido curada por Jesús: "Le acompañaban los doce y algunas mujeres que habían sido curadas de enfermedades y espíritus malignos: María, llamada Magdalena, de la cual habían salido siete demonios" (Lucas 8:1-3).

2. De acuerdo con los Evangelios de Marcos, Mateo y Juan, estuvo presente durante la crucifixión de Jesús.

3. Estuvo presente en la sepultura y vio donde Jesús era puesto, según Mateo 27:61 y Marcos 15:47. Se la menciona junto a María la madre de Jacobo el menor.

4. En compañía de otras mujeres, fue la primera testigo de la resurrección, según una tradición en la que concuerdan los cuatro evangelios. Después comunicó la noticia a Pedro y a los demás apóstoles.

5. Según un relato que sólo aparece en el Evangelio de Juan, fue testigo de una aparición de Jesús resucitado.

Los citados son los únicos pasajes de los evangelios canónicos en los que se nombra a María de Magdala. La tradición católica, sin embargo, ha identificado con María Magdalena a otros personajes citados en el Nuevo Testamento:

1. Como la mujer adúltera a la que Jesús salva de la lapidación, en un episodio que sólo relata el Evangelio de Juan.

2. La mujer que unge con perfumes los pies de Jesús y los enjuga con sus cabellos antes de su llegada a Jerusalén según los evangelios sinópticos, cuyo nombre no se menciona. La unción tuvo lugar durante el ministerio en Galilea.

3. A María de Betania, hermana de Lázaro, a la que se atribuye en el Evangelio de Juan la iniciativa antes mencionada, y que aparece en otros conocidos pasajes del cuarto evangelio, como la resurrección de Lázaro. Se identifica también con la María del episodio de la disputa entre Marta y María.
La identidad de María Magdalena como María de Betania y "la mujer quien fue una pecadora" fue establecida en la homilía 33 que el papa Gregorio I dio en el año 591, en el cual dijo: "Ella, la cual Lucas llama la mujer pecadora, la cual Juan llama María [de Betania], nosotros creemos que es María, de quien siete demonios fueron expulsados, según Marcos".

Mientras que el cristianismo oriental honra especialmente a María Magdalena por su cercanía a Jesús, considerándola "igual a los apóstoles", en Occidente se desarrolló, basándose en su identificación con otras mujeres de los evangelios a idea de que antes de conocer a Jesús, había sido muy pecadora y de ahí viene el suponer, aunque la Iglesia Católica no lo afirme, que se haya dedicado a la prostitución.
En la tradición católica, María Magdalena pasó a ser un personaje secundario, a pesar de su indudable importancia en la tradición evangélica. El relegamiento que sufrió María Magdalena ha sido relacionado por algunos autores con la situación subordinada de la mujer en la Iglesia.

Algunos autores recientes mantienen la hipótesis según la cual María Magdalena habría sido la esposa, o la compañera sentimental, de Jesús de Nazaret, además de la depositaria de una tradición cristiana de signo feminista que habría sido cuidadosamente ocultada por la Iglesia Católica.
Estas ideas fueron desarrolladas primero en algunos libros, como El enigma sagrado (The Holy Blood and the Holy Grail, 1982), de Michael Baigent, Richard Leigh, Henry Lincoln; y La revelación de los templarios (The Templar Revelation, 1997), de Lynn Picknett y Clive Princey. En estos libros se menciona además hijos y una una hipotética dinastía fruto de la unión entre Jesús de Nazaret y María Magdalena. Posteriormente estas ideas han sido aprovechadas por varios autores como Peter Berling (Los hijos del Grial, ) y Dan Brown (El código Da Vinci, 2003), entre otros.

IVANOV YAV HRISTA MARI1

A pesar de que María Magdalena está siempre al lado de Jesús de Nazareth y su madre, y los apóstoles, y de ser la primera en ver a Jesús resucitado, dentro de la Iglesia católica la visión predominante para muchos católicos continúa siendo la de considerar a María Magdalena como una prostituta arrepentida.
Es de hacer notar que a los otros discípulos de Jesus hombres no se les trata como ex-pecadores. solamente a la discípula María Magdalena

Abigaíl

Otro ejemplo de mujer bíblica usada por los hombres es Abigail. Su nombre significa el padre salta de júbilo, Mujer de gozo o fuente de alegría. Abigaíl es una calebita, mujer de Nabal con quien vivía en la ciudad de Maón, junto al desierto de Farán, cerca de Hebrón. Durante la guerra civíl entre David y Saúl, las fuerzas de David acuden donde Nabal a pedirle un aporte a su causa. Nabal imprudentemente se niega, sin que necesariamente exista una razón política. David se encoleriza por el rechazo de Nabal y acude con una fuerza a vengar el agravio, sin embargo no alcanza a llegar, ya que la propia Abigail, junto a sirvientes acude con provisiones al encuentro con David. Si bien, Nabal aparece como un malvado, ella le salva la vida antes de pasar a ser la tercera de las mujeres del rey David, con quien tuvo un hijo.

Antonio Molinari David y Abigail
David y Abigail en pintura de Antonio Molinari (1655–1704)

Ana, madre de Samuel y Penina

Una y otra vez figuran mujeres discriminadas y maltratadas por los hombres en la Biblia. Ana o Channah o Ḥannah, es la esposa de Elcaná que se menciona en los libros de Samuel. Según la Biblia hebrea fue la madre de Samuel.
Ana es una de las dos esposas de Elcaná. La otra, Penina, había dado hijos a Elcaná, pero Ana no. Sin embargo, Elcaná la prefería. Todos los años Elcaná ofrecía un sacrificio en el santuario de Silo y a Penina y sus hijos les daba una porción, pero a Ana el doble. Penina entonces provocaba a Ana humillándola por su esterilidad. Cierta vez, Ana se sintió profundamente amargada tras esa provocación y cuando entró al templo comenzó a orar intensamente llorando. No decía palabras sino que se comunicaba con Dios desde el corazón. Entonces prometió que si tenía un hijo varón, sería un nazareo y desde niño serviría a Dios. Dios escuchó a Ana y cuando ella y su marido regresaron a la residencia de la familia en las montañas de Efraím, Ana quedó encinta y tuvo un hijo, Samuel. Después de Samuel, Ana tuvo cinco hijos más (tres varones y dos mujeres).

Ana presenta a su hijo Samuel al sacerdote Elí, Gerbrand van den Eeckhout (1621–1674)
Ana presenta a su hijo Samuel al sacerdote Elí, Gerbrand van den Eeckhout (1621–1674)

Tamar

Otro episodio bíblico que demuestra los infortunios de las mujeres en la Biblia es el de Tamar. El Génesis relata el episodio de Judá, el hijo de Jacob, con su nuera Tamar. Judá se casó con una mujer llamada Súa, quien le dio tres hijos en este orden: Er, Onán y Selá. Er desposó a Tamar, pero murió sin tener heredero. Onán se casó después de su muerte con la viuda Tamar según la Ley del levirato. Más sabiendo que, debido a esa ley sus hijos no serían suyos, evitó consumar su relación. La conducta de Onán motivó su muerte. Judá pidió a Tamar que se quedara en la casa de su padre, hasta la mayoría de edad del tercer hijo, Selá, que la desposaría.
Tamar, pasando el tiempo y pensando que Judá nunca le daría a su último hijo por esposo, se disfrazó de prostituta y tuvo relaciones carnales con su suegro, que había quedado viudo. Tamar quedó embarazada. Aún sin que Judá la reconociera, logró que le entregara su sello y su bastón como prenda hasta que le pagara un cabrito prometido por prestarse a la relación. A los tres meses, dijeron a Judá que Tamar estaba embarazada, por lo que ordenó que la ajusticiasen como castigo por su adulterio. No obstante, Tamar probó gracias al sello y el bastón de su suegro que era él quien la había embarazado. Judá la perdonó, ya que se sentía culpable por no haberle dado a su hijo Selá. Tamar alumbró dos gemelos: Farés y Zara.

Rembrandt's school Tamar
La velada Tamar engaña a Judá para quedar embarazada. Representación barroca de un pintor anónimo holandés del S. XVII. Residenz Galerie, Salzburgo

Otra situación es la de Tamar, la hija de David. un personaje bíblico que aparece en el Libro de los Reyes. Esta Tamar es hija de David y Maacá y hermana de Absalón, media hermana de Amnón por parte de padre. Éste cae enamorado de ella e intenta seducirla, cosa que no logra sino violándola. Absalón, su hermano, la vengará matándole.

Ester

Aert de Gelder - Esther y Mardoqueo escribiendo la primera carta del Purim
Ester y Mardoqueo escriben las cartas a los judíos. Óleo por Aert de Gelder

Ester era una hermosa doncella judía que, huérfana e hija adoptiva de su primo Mardoqueo, Según el Libro de Ester esta joven de origen hebreo se llamaba Hadassah. Cuando entró a formar parte del harén del rey, por recomendación de Mardoqueo, decidió usar el nombre de Ester.
El significado del nombre Ester deriva del nombre bíblico de origen asirio-babilónico que significa estrella, astro. Un Targum de la tradición hebraica dice que ella era la más bella "estrella de la noche".

Jezabel

Jezabel - Léon Auguste Perrey
Jezabel siendo comida por los perros después de su asesinato

Jezabel es una reina del antiguo Israel. Pero esto no la salva de que en la Biblia se le presente como una mujer manipuladora y hasta perversa. Su historia se cuenta en los Libros de los Reyes. Ella se casa con el rey Acab del Reino del Norte durante la época en que la nación de Israel estaba dividida en los reinos del norte (Israel) y sur (Judá). Dice la Biblia: "Esta reina alejaba a Acab de la deidad de los israelitas Yahvé, y los llevaba a adorar al dios de los sidonios Baal... Jezebel permite que funcionen templos dedicados a los Baales en Israel, y la religión pagana recibe respaldo legal. Además, la reina usa su control sobre Acab para llevar a los hebreos a la idolatría, la corrupción y la 'inmoralidad sexual', sometiéndolos a una tiranía. El plan de Jezabel fue que al estar recién casada con el rey de Israel se sometió a la fe israelita en Yahve, Dios, temporalmente. Sin embargo después se impuso a los ancianos de Israel y al mismo rey, la astuta mujer sedujo a su marido para ir modificando el modo de vida de Israel, adoptando el sistema de vida permitido por el dios El (y Baal) y obligó que se le rindiera culto en todo Israel, cosa abominable a los ojos de Yahvé".

Así, como dice la Biblia, Jezabel y Acab hicieron pecar a Israel por la idolatría, provocando indignación a Dios.

Tras la muerte de Acab, Jezabel continúa mandando a través de su hijo Ahaziah. Cuando Ahaziah muere en una batalla, ella continúa ejerciendo el control a través de su otro hijo, Jehoram.

Luego, como se refiere en 2 Reyes, 9:1-10, Yahve sitúa a uno de sus siervos, el ungido Jehú, como rey en lugar de Jehoram, ordenándole: "Golpea la casa de Acab...". Respondiendo a esta demanda, Jehú asesina al rey Jehoram cuando intenta escapar.
Jehú se enfrenta posteriormente a Jezabel en Jezrael y anima a sus eunucos a asesinar a la reina madre tirándola por una ventana. Lo hacen y la dejan en la calle para que sea comida por los perros. De Jezabel solo quedan el cráneo, los pies y las manos.

Bruja de Endor

Saúl, el primer rey de Israel, fue a la guerra contra los filisteos y al verlos se llenó de temor. Consultó a Dios, pero no le respondió de ninguna manera, ya que había desobedecido el mandato de exterminar el pueblo de Amalec por parte de Dios, y Dios decidió apartarse de él por esta causa. Por ello -en su desesperación- pidió a sus siervos buscar a una mujer que tuviera el don de la adivinación, a pesar de que él mismo había expulsado a médiums y adivinos de su tierra; y encontraron a la bruja de Endor (I Samuel 28,5-25), adivina y capaz de contactar con los muertos.
También la mujer se destaca en la biblia como necromante, una rama de la magia, considerada generalmente negra.

Séfora

Sandro Botticelli 035
Dos de "Las hijas de Jetró". Detalle de La juventud de Moisés, fresco de Sandro Botticelli en la Capilla Sixtina, Roma, 1481-82.

Séfora mencionada en el libro bíblico de Éxodo, fue una de las esposas de Moisés, y una de las siete hijas de Jetro, sacerdote de Madián.
Después que Moisés huyó de Egipto se estableció en la tierra de Madián. Allí defendió a las siete hijas de Jetró (también conocido como Reuel u Hobab), sacerdote de Madián, contra unos pastores que las habían echado de allí. Cuando Jetró había oído hablar de la valentía de Moisés, invitó a Moisés a comer y por lo tanto le dio refugio y a su hija Séfora por mujer (como si fuera un premio, un objeto). Y ella le dio a luz un hijo y él le puso por nombre Gersón, porque dijo: "Forastero soy en tierra ajena".
En Números se hace referencia a una esposa kushita de Moisés. Para unos autores, dado que la bigamia o poligamia era práctica común, sería una segunda mujer de Moisés de origen etíope o africano, lo que provocó malestar en su hermano Aarón.

Dalila

Samson und Dalilah Holland 17 Jh
Samson y Dalila.

Dalila es la mujer seductora por excelencia de la Biblia, después de Eva y que usada por los hombres para destruir a Sansón.
Los filisteos, enemigos de Israel, se dirigieron a Dalila para descubrir el secreto de la fuerza de Sansón. Tres veces preguntó Dalila a Sansón el secreto de su fuerza y tres veces él le dio una respuesta falsa. A la cuarta le dio la auténtica razón (que no se cortaba el pelo en cumplimiento de un voto a Dios) y Dalila le traicionó con sus enemigos.

Raquel

Heart of the Bible 1911 - Tomb of Rachel
Tumba de Raquel

Esta historia de Raquel nos demuestra como la mujer bíblica era usada como un instrumento u objeto de negociación entre los hombres y presentada como engañadoras o llenas de perversidad.
Raquel fue esposa de su primo Jacob. Además fue la madre del patriarca José y de Benjamín. La hija menor de Labán, hermana pequeña de Lea que también fue esposa de Jacob, aparece mencionada por primera vez en el Génesis de la Biblia hebrea.
Su primo Jacob la encontró en un pozo y quiso casarse con ella. El padre de ésta, su tío Labán, le dijo a su sobrino que dejaría que su hija pequeña se casara con él a cambio de siete años de servicio como pastor. Jacob aceptó y, según Rashí, su primo y ella sospecharon, previos a la boda, que Labán les engañaría para que se casara con Lea, la hermana mayor de Raquel y, por tanto, prima mayor del novio. Por ello, Raquel y Jacob idearon una serie de señas con las que la novia velada se identificaría ante el novio. Todo cambió cuando Raquel, viendo que su hermana sería deshonrada en público, le contó a ésta las señas acordadas con Jacob.
Cuando éste descubrió el engaño con la luz del día, el matrimonio ya había sido consumado y Jacob tuvo que aceptar el engaño de su tío, ofreciéndose a trabajar siete años más para conseguir casarse con Raquel (Génesis 29). Así pues, durante los finalmente 14 años que Jacob trabajó para su tío, se dice que éste envió a las dos sirvientas Bilha y Zilpa (algunos apuntan a que realmente eran las hijas pequeñas de Labán), a las que finalmente también desposó Jacob.

Raab y Ruth

Rahab and the Emissaries of Joshua
Raab con los emisarios de Josué

No faltan las prostitutas en la Biblia y las mujeres bíblicas que tienen que hacer "favores" a hombres para sobrevivir.
Rahab o Raab fue una prostituta de Jericó que ayudó a los espías israelitas de Josué. Aparece en textos bíblicos del Libro de Josué, el Evangelio según San Mateo, la Epístola a los hebreos y la Epístola de Santiago, así como en el Paraíso de La Divina Comedia del poeta Dante Alighieri.
Dante cita en La Divina Comedia a Raab en el canto IX del Paraíso, afirmando que gracias a su ayuda en la conquista de la ciudad, logró la salvación eterna.

Por su parte, vemos otro ejemplo en Ruth: El libro de Ruth comienza cuando el matrimonio formado por Elimelec y Noemí y los dos hijos de ambos, Malón y Quilión, abandonan su ciudad natal, Belén de Judá. La familia se instala en Moab, donde fallece Elimelec. A la muerte de su padre, Malón y Quilión toman por esposas, respectivamente, a Rut y a Orpá, dos muchachas moabitas. Sin embargo, también los dos jóvenes mueren poco tiempo después, y dejan a Rut y Orpá viudas y sin hijos. Al enterarse de que Yahveh ha vuelto a manifestar su favor a Israel, Noemí decide volver a su tierra. Orpá vuelve a casa con su familia, pero Rut decide acompañar a su suegra. (Rut 1:1-7; 4:9, 10.)
Las dos viudas, sumidas en la miseria, regresan juntas a Canaán. Para alimentarse, Rut sale al campo a rebuscar en lo que deshechan los segadores y va a parar al campo de Booz, un pariente muy rico de Noemí. Éste se compadece de Rut y ordena a sus segadores que le dejen espigas suficientes para que pueda alimentarse. Más tarde, a instancias de su suegra, Rut se acuesta "a los pies de Booz", para ganarse su favor; Booz, complacido, decide tomarla por esposa y le restituye todas las propiedades de Elimelec a Noemí. La pareja acaba teniendo un hijo, Obed, que será padre de Jesé, padre del rey David; el libro termina precisamente con una genealogía que acaba en él.
En la Edad Media se vio a Ruth como prefiguración de la Iglesia y a Booz como prefiguración de Cristo, y la unión de ambos como prefiguración de la unión entre Cristo y la Iglesia.

La mujer en las epístolas de Pablo de Tarso

Istanbul - S. Salvatore in Chora - Nartece - San Paolo - Foto G. Dall'Orto 26-5-2006
Mosaico bizantino que representa a San Pablo con un códice (libro) bajo su brazo izquierdo, que simboliza el corpus de sus epístolas. San Salvador en Chora, en Estambul.

El tema de la mujer en las epístolas de Pablo de Tarso constituye una materia de importancia en el debate contemporáneo acerca del papel de la mujer en el cristianismo y en la Iglesia, porque las epístolas paulinas auténticas, escritas apenas 25 años después de la muerte de Jesús de Nazaret, y probablemente antes incluso de la redacción de los evangelios en su versión definitiva conocida hoy, forman parte de la documentación más antigua del Nuevo Testamento por lo que resultan una fuente ineludible en cualquier análisis sobre los inicios del cristianismo.

A partir de la investigación de los textos estrictamente paulinos y comparando con referencias que reflejan la posición que ocupaba la mujer en la sociedad judía y romana del siglo I, surge que el apóstol san Pablo valoró el papel cualificado que desempeñaron muchas mujeres por él conocidas en el marco de las primeras comunidades cristianas. El pensamiento del Apóstol mostró además en qué sentido superó la distinción de los sexos, que para él quedó abolida de la misma forma que las divisiones de orden racial o social: Ya no hay varón ni mujer, todos sois uno en Cristo Jesús (Epístola a los gálatas 3,28).

En la sociedad judía

Existe abundante literatura que permite afirmar que, en las culturas de Oriente en general y en la judía en particular, la mujer del siglo I no participaba en la vida pública. Debía pasar inadvertida en público y las reglas de la buena educación prohibían encontrarse a solas con una mujer, mirar a una mujer casada e incluso saludarla. La mujer no tenía acceso al estudio de la Escritura, se la recluía en un patio especial para ellas en el templo el llamado atrio de las mujeres, y en la sinagoga debía limitarse a escuchar. Su condición se refleja en la siguiente descripción:

"La mujer judía de los tiempos de Jesús: Sin derechos, en eterna minoría de edad, repudiada por su marido, confinada en la casa y con muy escasas posibilidades de mantener contactos sociales, alejada del templo en determinados días a causa de las leyes de pureza ritual, y relegada en todo momento a un recinto especialmente señalado para ella en el templo y fuera del atrio de la casa de Israel, sin derecho a la enseñanza de la ley, y por tanto incapaz de merecer; la mujer judía, pobre, pecadora y pequeña, se encontraba en una situación que la constituía en un paradigma de marginación."

Teología feminista

La teología feminista es un movimiento que se encuentra dentro de algunas religiones incluyendo el budismo, cristianismo, judaismo, o el islamismo, que reconsidera las tradiciones, prácticas, escritos y teologías de esas religiones dentro de una perspectiva del feminismo. La teología feminista pretende resaltar el papel de la mujer en la historia, reinterpretando la propuesta religiosa dominante patriarcal, abogando por una interpretación teológica que hace hincapié en este papel de la mujer en la religión en la perspectiva feminista y de examinar la imagen de la mujer en los textos sagrados. Algunas de las metas de los sectores más radicales de la teología feminista son el de aumentar el papel de las mujeres entre los clérigos y autoridades religiosas.

En la India


Le invitamos cordialmente a leer nuestro libro: ¿Quién es Dios?
¡Gracias! por visitarnos, Vladimir y María Mercedes Gessen @DivanGessen

Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Religiones_abrah%C3%A1micas
https://es.wikipedia.org/wiki/Mujer
https://es.wikipedia.org/wiki/Eva
https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Magdalena
https://es.wikipedia.org/wiki/Abiga%C3%ADl_(personaje_b%C3%ADblico)
https://es.wikipedia.org/wiki/Ana_(madre_de_Samuel)
https://es.wikipedia.org/wiki/Tamar_(G%C3%A9nesis)
https://es.wikipedia.org/wiki/Tamar_(hija_de_David)
https://es.wikipedia.org/wiki/Ester_(Biblia)
https://es.wikipedia.org/wiki/Jezabel_(Biblia)
https://es.wikipedia.org/wiki/Bruja_de_Endor
https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%A9fora
https://es.wikipedia.org/wiki/Dalila
https://es.wikipedia.org/wiki/Raquel
https://es.wikipedia.org/wiki/Rut_(nombre)
https://es.wikipedia.org/wiki/Raab
https://es.wikipedia.org/wiki/La_mujer_en_las_ep%C3%ADstolas_de_Pablo_de...
https://es.wikipedia.org/wiki/Teolog%C3%ADa_feminista

Fotos:
https://commons.wikimedia.org/wiki/Main_Page
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Jan_Brueghel_de_Oude_en_Peter_Pa...
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Gerbrand_van_den_Eeckhout_-_Anna...
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Deborah.jpg



Comentarios