Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Ufología

La ufología (calco del inglés ufology, palabra formada a partir de las siglas UFO, Unidentified Flying Object, en español "OVNI" por ‘Objeto Volador No Identificado’), también conocido en español como ovnilogía, es el estudio del fenómeno ovni a partir del análisis del material relativo al mismo: Fotografías, vídeos, presuntos testimonios sobre avistamientos, informes de radar, y otros, con el objeto de proponer hipótesis sobre su procedencia. La ufología es un movimiento de investigación de fenómenos aeroespaciales anómalos, que pueden estar asociados a fenómenos meteorológicos, tecnología aeroespacial humana o posible tecnología espacial de origen extraterrestre.

La Ufología se encuentra relacionada con temas tales como los presuntos reportes de abducción, las visitas de dormitorio y los fenómenos de tiempo perdido, así como los círculos en los cultivos o Crop Circles (ya que una hipótesis atribuye su creación a tecnología extraterrestre), mutilaciones de ganado ocurridas en diferentes países, el proyecto Majestic, y otros hechos.

Si bien en algunos casos puede no haber de momento una explicación científica coherente, en muchos otros se ha demostrado que se trataba de hechos falsos o tergiversados, preparados para engañar a la sociedad y tener repercusión pública.

La ufología, como la medicina o la biología, reporta casos positivos y negativos. Pero, cuando se trata del estudio OVNI, un caso negativo es aquel del que se ha podido determinar su procedencias y un caso positivo, por lo tanto dentro de su ámbito de estudio, el que no se ha podido acreditar su origen.

Nuremberg1561
El artista Hans Glaser, describe un evento acaecido en Núremberg en el momento de la salida del Sol, el 14 de abril de 1561 donde el cielo se lleno de Ovnis

Objeto volador no identificado

El término objeto volador no identificado, más conocido como ovni,2 se refiere a la observación de un objeto volante, real o aparente, que no puede ser identificado por el observador y cuyo origen sigue siendo desconocido después de una investigación. En inglés UFO, Unidentified Flying Object.}
El acrónimo fue creado para reemplazar al de «platillo volante» y ha llegado a trascender más allá de las simples observaciones aéreas. Aunque autores como Erik von Daniken (1999) o Jacques Fabrice Vallée (1976) han apuntado que los antiguos carros de los dioses o las apariciones y raptos en bosques y pantanos podían ser el equivalente a los relatos ovni actuales.

Su interés para los gobiernos, si es que alguna vez lo tuvo, ha ido decreciendo al encontrarse explicación a la mayoría de los casos y no apreciarse nada especialmente raro ni misterioso en los no aclarados. Sin embargo, la tendencia parece opuesta en la literatura especializada en estos temas, que ha ido creciendo en número de cabeceras y tirada, para pasar a recoger también supuestos contactos telepáticos, pretendidos secuestros y declaraciones sobre experimentos genéticos perpetrados por los tripulantes de dichos objetos. Todas estas afirmaciones extraordinarias tienen en común la ausencia de pruebas extraordinarias que las demuestren. Pese a la total ausencia de las mismas, la hipótesis extraterrestre sigue siendo tema de debate.

Walton(reconstitution)

Abducción en ufología

En el campo de la «ufología» y en el de la "ciencia ficción" se llama abducción al acto en el cual uno o más seres extraterrestres toman a un ser vivo terrestre contra su voluntad, lo secuestran y lo llevan a algún sitio determinado, generalmente a su propia nave espacial.
Desde los años cincuenta, los relatos de abducciones suelen incluir la descripción de una sala semejante a un laboratorio en la cual los extraterrestres realizan algún tipo de experimento o investigación sobre el individuo secuestrado.

El relato (subjetivo) del secuestro suele incluir la idea de que el mismo estaría precedido por la pérdida de la voluntad y de la conciencia en el instante anterior al momento del transporte.

Quienes refieren haber sido víctimas de una abducción aseguran que durante el rapto habrían padecido un lapso importante de «tiempo perdido», es decir, la sensación de haber pasado un tiempo prolongado, pero sin poder recordar casi nada de ese lapso transcurrido. El interior de la nave a la cual serían conducidos los abducidos por lo general es descrito como una sala redonda, con cúpula, iluminada por una luz difusa que parece salir de las paredes y del suelo. Tras ser retornados de la abducción, algunos comentan tener alguna anomalía en su organismo, tales como la presencia de objetos metálicos dentro del cuerpo.

Otros puntos en común serían:

- Pesadillas reiterativas,
- Cicatrices o marcas en el cuerpo de origen desconocido,
- Sinagesia (sensación anormal de los sentidos)
- Fobias repentinas a objetos, olores o ruidos.

La mayoría de los relatos son muy semejantes entre sí, y a su vez son semejantes representaciones en las películas de ciencia ficción acerca del tema. Por su parte, el folklorista Thomas E. Bullard realizó un estudio sobre 309 casos de este tipo, mostrando que siguen cierto orden y en el que destacan varios episodios clave: Captura, examen, excursión o viaje a otros mundos, teofanía (manifestación de una deidad), regreso y consecuencias.

Una característica común a quienes alegan haber sido abducidos es la amnesia, llamada «tiempo perdido» en el argot que popularizó el escritor neoyorquino Budd Hopkins, autor del libro Missing time (‘tiempo perdido’), de 1981.

Esta amnesia casi siempre impide a los protagonistas recordar el meollo del incidente. Por ejemplo, una persona vive una situación extraña de una supuesta abducción o visita extraterrestre a una determinada hora. Más tarde, al mirar su reloj, ve que han pasado varias horas pero no recuerda bien qué ocurrió en ese lapso.
Bajo hipnosis es muy posible que el "abducido" recuerde el principio del episodio: Por ejemplo, una luz muy fuerte que le cierra el paso mientras viaja de noche en su automóvil; una estrella que cae del cielo y se posa en un prado cercano, donde se resuelve en un "platillo volante", un súbito paro de todos los sistemas eléctricos del automóvil, un tiempo perdido, unas horas en las que el sujeto no sabe dónde ha estado.
Es oportuno señalar que la hipnosis es un estado en el que el individuo es altamente sugestionable y está demostrado que no es fiable en absoluto a la hora de relatar recuerdos veraces.

Hasta el momento científicamente la explicación más plausible de las supuestas abducciones sucedidas durante el sueño es que los relatos surgen como explicación a episodios psicóticos o de parálisis del sueño o en sueños lúcidos no controlados.
En general las alucinaciones que se tienen durante la parálisis del sueño, serían sueños con algunas de las características de los sueños lúcidos, que se perciben reales mientras sucede el fenómeno; pero que sin embargo al despertar las personas que creen haber sido víctimas, recuerdan el hecho como real, llegando incluso a reconocerlo como un acontecimiento vivido realmente durante el resto de sus vidas.

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:UFObirth2.jpg
Esta es la pintura titulada "La Virgen y San Giovannino" una obra del comienzo del siglo 16 de Domenico Ghirlandaio. En ella se representa a María Madre de Jesús, mientras que en el fondo se puede ver una imagen clara de lo que parece ser un OVNI volando por encima, en tanto que un hombre atrás del lado derecho, bloquea el sol con la mano y mira el extraño objeto volador en el cielo

Ovnis en la Edad Antigua, Media y Moderna

La visión de platillos volantes, como se ha explicado, dio comienzo cuando la ingeniería había logrado ya un nivel suficiente como para desarrollar motores de reacción, misiles con alcances estratosféricos e ingenios nucleares. Lo que, para escritores como Luis Alfonso Gámez, sugiere un origen humano producto de aquella época. La idea de estar ante un mito de la era espacial.

A esta relación causa-efecto se han opuesto novelistas como Erik von Daniken (1999), Juan José Benítez (1994) o Jacques Fabrice Vallée (1976), quienes sostienen que, desde el pasado más remoto, el ser humano trató de adaptar lo que veía a su intelecto, relacionando los distintos avistamientos con objetos conocidos, cercanos a él. El primero de los escritores citados, planteó que muchas de estas referencias antiguas serían registros de observaciones reales de supuestas naves alienígenas, las cuales habrían recibido distintas denominaciones en documentos antiguos: «vehículo de los dioses», «vimana», «carro pushpaka» y «marut» (todas ellas en el Ramayana hinduista, del siglo III a. C.); y también «bórax resplandeciente», «carro de fuego», «disco solar», «escudo que vuela», «escudo yacente», «esfera transparente», «espada voladora», «flecha ígnea», «luz cósmica», «nube con ángeles», «nube de fuego», «perla luminosa», «serpiente de las nubes».

Juan José Benítez (1994) propuso en su libro Los astronautas de Yavé que una serie de extraterrestres entrenaron a Moisés en el monte Sinaí en distintas técnicas, se ocuparon de ofrecerle asesoramiento, cuidaron y alimentaron a los padres de la Virgen María, se aparecieron a San José, los Reyes Magos o fueron los encargados de realizar la Anunciación. Como en el caso de Daniken, el autor español no aporta ninguna prueba documental o arqueológica de dichos supuestos.

Círculos en los cultivos

Los círculos en los cultivos, círculos en las cosechas, círculos en el pasto o agroglifos son dibujos que aparecen en campos de cultivo.

El registro más antiguo de un círculo en un cultivo se encuentra en Inglaterra, en un folleto publicado el 22 de agosto de 1678, con el nombre de "The Mowing-Devil" (‘el diablo segador’), que muestra a un demonio cortando un gran círculo en el cultivo. El agricultor que dio testimonio para el artículo publicado aseguró haber visto al mismo diablo segando el trigo, antes de pagar cierto salario que su segador exigía por su trabajo.

509kornsirkel2

Impreso del "Diablo segador" del año 1678

Desde la primera aparición de los círculos en los cultivos se ha especulado con varias opciones sobre la autoría de los mismos. Una es la de procedencia extraterrestre, que intentarían contactar a través de estas figuras. Otra opción ―más plausible, dada la escala de estos diseños― es la creación humana, que realizaría los círculos por las noches sin ser vistos.

Procedencia paranormal

Muchas personas creen que estas formaciones son generadas por "entidades" ya sean de origen extraterrestre, divino o por medio de interacción con los pensamientos humanos. Según los seguidores de esta hipótesis, las pruebas de esta procedencia serían el mal funcionamiento de algunos aparatos eléctricos, brújulas, descargas de baterías, en el sitio, y el complejo saber físico, astronómico y matemático que implican las figuras y la tecnología desconocida con la que están realizadas.

Procedencia humana

Esta hipótesis baraja que los círculos son simplemente creados por el hombre durante la noche con diversos fines como burla, manera de ganar dinero, diversión o creatividad.

Es la hipótesis que comparten escépticos y la mayoría de autodeclarados "hacedores de círculos" y agricultores afectados.

En 1991, Doug Bower y Dave Chorley se adjudicaron la autoría de los primeros círculos aparecidos durante mediados de los años setenta, mostrando detalladamente a la prensa cómo los realizaron.

Los estudiosos, sin embargo, han tratado de refutar la autoadjudicación de autoría por parte de Bower y Chorley. El argumento principal se refiere a que es imposible que dos hombres pudieran realizar los círculos, a veces de más de una hectárea de extensión y distribuidos por todo el mundo, en una sola noche. Así mismo, es poco probable que dos jubilados británicos dispusiesen de los conocimientos matemáticos y técnicos suficientes para plasmar algunas de las estructuras complejas.

El fenómeno comenzó en el año 1976, cuando aparecieron los primeros círculos en Winchester (Reino Unido), y los medios hicieron eco de la noticia.

Estos primeros círculos eran simples, de apenas 9 o 10 metros de diámetro, pero con el paso de los años se volvieron más complejos y numerosos. Ya en los años ochenta el fenómeno se trasladó a otros países como Alemania, Nueva Zelanda y otros.

CropCircleW
Círculos en Suiza

Características

1. Los creyentes en el origen no convencional (ufológico, paranormal u otro) de los dibujos señalan que:
Las plantas no están quebradas ni dobladas sino deformadas por una radiación de características similares a las microondas. Que las plantas supervivientes en el seno del círculo presentan un crecimiento anormal. Que las plantas presentan alteraciones electromagnéticas y que las plantas quebradas emiten radiación residual.

2. Los creyentes en el origen paranormal de los círculos de cultivo han presentado fotografías que muestran "bolas de luz", nocturnas que serían seres inteligentes que se dedican a aplastar los campos de cereales. Los escépticos sostienen que es más posible que las luces sean simplemente un fraude.

3. Aunque inicialmente se empezaron como dos o tres formas geométricas básicas, los círculos han ido incrementando su complejidad, hasta el punto en el que han llegado a dar respuesta de mensajes en código binario, un dibujo del calendario maya, e incluso uno con la imagen de un alienígena sosteniendo otro mensaje en código binario.
Desde los años noventa se crean estructuras complejas como la proporción del número de la razón áurea, la representación matemática del conjunto de Mandelbrot (1991), o la compleja curva de Koch.
Además las estructuras alcanzan hasta una hectárea de extensión, lo que haría necesaria la utilización de instrumental topográfico.
Los agricultores dicen manifestarse molestos por la creación de estas formaciones en sus cultivos, ya que representarían pérdidas al no poder aprovechar el trigo aplastado, sin embargo, muchos de ellos han optado por cobrar la entrada a sus fincas a quien desee ver el círculo.

Crucifixion of Christ - Visoki Dečani Monastery
"La Crucifixión" pintada en 1350. Se observan dos Ovnis con figuras dentro en la parte superior izquierda y derecha del cuadro. La obra se localiza sobre el altar del Monasterio de Decani, en Kosovo

Investigaciones

En 1969 la USAF había reunido unos 40.000 informes (Wilding-White, 1977, p. 10) que daban como resultado:

- El 27% de los expedientes ovni resultaron ser estrellas, planetas y otros objetos astronómicos.

- Otro 27% de los expedientes se debieron a globos y aviones.

- Un 23% fue producido por meteoritos, satélites artificiales y otros objetos cercanos a la Tierra.

- Hubo un 23% que quedó sin explicación, pero se hicieron suposiciones sobre la mayoría de dichos casos y se afirmó que podían haberse resuelto si los observadores hubiesen dado más datos.

Con el tiempo, varias fuerzas aéreas y organismos independientes han realizado investigaciones similares, como la presentada por Ballester Olmos (2000). Las conclusiones han sido análogas, llegando también a unos porcentajes parecidos, y una pequeña cantidad de la que no se logró determinar su procedencia.

Poco después de concluir el Proyecto Libro Azul, también en 1969, se publicaron las conclusiones. Dicho trabajo se denominó Informe Condon, por ser encargado al físico Edward Condon. Sus conclusiones fueron:

- Los informes ovni no presentan ningún desafío para la ciencia contemporánea por no encontrarse en ellos ningún fenómeno desconocido de la Naturaleza.

- Estas observaciones y testimonios no constituyen ninguna prueba de presencias extraterrestres.

- Los ovnis no suponen un peligro para la seguridad (en este caso) de los Estados Unidos.

- No se recomendaban más investigaciones en el campo de la física, mecánica o aeronáutica; pero los ovnis, mantenía el informe, si podían ser un objeto de estudio interesante para ciencias sociales como la psicología o la sociología.

Pese a los argumentos en contra, la ufología ha formulado varias conjeturas o hipótesis sobre la procedencia del pequeño índice de casos sin resolver:

- Hipótesis intraterrestre: Es la que afirma que la Tierra es casi hueca y en su interior habita una civilización mucho más avanzada que la humana.

- Hipótesis interdimensional: Postula que los ovnis provendrían de otras dimensiones dentro de otros planos de nuestro Universo, o en dimensiones no pertenecientes a nuestro universo, es decir del multiverso. Sus tripulantes serían seres pertenecientes a esas dimensiones.

- Hipótesis intertemporal: Defiende que el origen de los ovnis estaría en tiempos pasados o futuros y que, por tanto, sus tripulantes serían seres (humanos o no humanos) pertenecientes a estos lugares y otros tiempos. Indicándose que estos seres poseerían los medios para poder viajar en el espacio-tiempo.

- Hipótesis de los proyectos secretos: Es la que defiende que una gran parte de las observaciones no explicadas corresponden a nuevos prototipos aeronáuticos con tecnología furtiva, motores con mínimas emisiones de luz y calor, toberas orientables, hipervelocidad y otros adelantos que no los hacen fácilmente identificables, ni siquiera por pilotos y radaristas civiles.

Historia

La ufología surgió poco después de la gran oleada de observaciones que trajo el final de la Segunda Guerra Mundial. El 24 de junio de 1947, Kenneth Arnold informó sobre nueve inusuales objetos volantes en formación sobre las Mount Rainer, en Washington. Trató de informar al FBI, pero al encontrar la oficina cerrada se dirigió al periódico local. El periodista Bill Bequette durante la entrevista confundió la forma de los objetos, parecidos a un bumeran, con la descripción del movimiento que parecían hacer, es decir, como platillos rebotando sobre el agua.

La confusión sufrida por Bequette dio lugar al conocido nombre de platillo volante, pero dicha denominación no era del agrado de muchos científicos, entre ellos el astrónomo Josef Allen Hynek.

Tras la observación de Arnold, muchos otros ciudadanos declararon haber visto también objetos sobrevolando el cielo de los Estados Unidos. Ante la posibilidad de que ingenios extranjeros, especialmente soviéticos, estuviesen violando el espacio aéreo estadounidense la administración de Harry S. Truman puso en marcha el Proyecto Singo en 1947, para conocer qué había de cierto en el creciente número de observaciones (Wilding-White, 1977, p. 11). Dos años después los militares rebautizaron dicho proyecto con el nombre de Proyecto Fastidio, Project Grudge en inglés por el sentimiento que tenían las fuerzas aéreas estadounidenses hacia él (Sagan, 1997, p. 100). Al final del mandato de Truman, 1952, las investigaciones serían encuadradas en el Proyecto Libro Azul. Los gobiernos de Dwight D. Eisenhower, John Fitzgerald Kennedy y Lyndon B. Johnson, quien cerraría el proyecto.

Uno de los directores de dichos estudios, Josef Allen Hynek, dio una definición más genérica para las observaciones, llamándolas Objeto Volador No Identificado, del inglés "Unidentified Flying Object" o "UFO", de donde proviene la palabra "Ufology" y de esta el término español, como se ha dicho. Pese a que la USAF y la mayor parte de los científicos involucrados en el tema concluyeron que tras los ovnis no se oculta ningún fenómeno desconocido de la naturaleza ni son prueba de la presencia extraterrestres, un pequeño grupo de investigadores como el propio Josef Allen Hynek, no estuvieron de acuerdo con estas conclusiones y siguieron investigando por su cuenta.

TriangleBelgium1990
Un Ufo triangular es fotografiado durante la gran oleada OVNI belga de 1990 en Valonia, Bélgica, Europa

El informe tipo de la ufología

La ufología estudia los objetos volantes no identificados, por lo tanto es condición previa la existencia de un "identificador", una persona en la mayoría de los casos. Para tener cierta certeza de estar frente a un ovni se precisa de un informe o relato que no aclare la procedencia de lo visto. Wilding-White (1977, p. 20) indicaba que dicho informe o relato debería contener al menos seis apartados básicos:

1. Localización de la observación con lugar, fecha y hora de la misma.

2. Datos de la observación donde se indique la longitud y tiempo que duró.

3. Ubicación del OVNI con información sobre su ángulo en el cielo, su orientación respecto a los cuatro puntos cardinales y un dibujo con la forma del objeto.

4. Descripción del OVNI aportando la forma, el sonido, el color, el movimiento, el número de objetos y el brillo comparado con otro cuerpo conocido como el Sol, la Luna, Venus (planeta) o similar.

5. Datos del observador para identificarlo e incluso volver a contactar con él por medio de su nombre, dirección, teléfono...

6. Condiciones atmosféricas existentes en el momento de la observación, sobre todo el grado de nubosidad, la temperatura, el viento y las precipitaciones, además de cualquier otra considerada interesante.

Dicho informe puede ser complementado con la grabación sonora con el o los testigos, para después transcribirla y repasarlas las veces que sea necesario.

Si el aparato ha dejado alguna huella, lo que Josef Allen Hynek catalogó como un "encuentro en la segunda fase", se pueden adjuntar fotografías, mediciones, análisis geológicos, biológicos, radioactivos...

Como en tantas otras disciplinas donde la información juega un papel esencial, un punto de gran importancia es la verificación de los datos recogidos utilizando varias fuentes, además de la principal. Esto es debido a muchos factores, entre ellos a las distorsiones que provoca la percepción y la memoria humana.

Ufología vs ciencia

Se ha propuesto cambiar el nombre de ufología por el de ufolatría. Para los defensores de dicho cambio la ufología no es una ciencia ni una disciplina, sino una forma de fe religiosa. Dicha petición se asienta en varios puntos, entre ellos un deseo confeso de que las observaciones sean visitas extraterrestres.

En cualquier caso la ufología es catalogada por varios autores como Carl Sagan (1997) como una pseudociencia por los siguientes motivos:

El primer problema que se apunta para que la ufología sea algo más que un coleccionismo de relatos radica en carecer de objeto de estudio. Todas las ciencias se marcan un objeto de estudio determinado. Incluso ciencias de contenido muy amplio, como la biología, se centran en un campo del universo concreto, para el caso biológico serían los seres vivos, desde bacterias hasta cordados. La ufología, por su parte, se basa en lo que no se ha determinado, lo que no se ha podido conocer o identificar, es decir, estudiar todo lo que no es. Se podría concluir, como hace Luis Ruiz Noguez, que lo realmente analizado es el pequeño número de casos resistentes a explicaciones físicas, aeroespaciales, meteorológicas, astronómicas, psicológicas, etc. Con todo, autodenominados ufólogos, como Vicente-Juan Ballester Olmos (2000, p. 32) sostiene que los casos positivos no muestran un patrón, o varios, por el que puedan obtenerse conclusiones, ni un grupo de características comunes. Cada positivo es único, por lo tanto sería necesaria una ciencia o disciplina para cada uno de ellos al no haber nada genérico que analizar.

Una segunda razón esgrimida por sus detractores es que la ufología deja en otros la carga de la prueba. En ciencias como la mencionada biología, quien afirma haber realizado un descubrimiento debe ser quien aporte pruebas que convenzan a la comunidad tras una revisión por pares. Un ejemplo puede ser el descubrimiento de una celacanto vivo, animal que se consideraba extinto hace millones de años. En este caso se pudo analizar lo que quedaba del ejemplar e incluso capturar otros con posterioridad. Otras veces, como cuando se descubrió el okapi, se aportaron datos que permitieron confirmar el descubrimiento, como el lugar o la fecha de la observación. Otros profesionales pudieron ir y corroborar la existencia de una especie no catalogada (Menéndez, 2000, p. 88). En ufología uno de los documentos que suele presentarse como prueba son fotografías, pero imposibles de volver a tomar por otra persona con otra cámara, porque los objetos fotografiados ya no están allí, la verificación es imposible. Además, ninguna foto de las presentadas ha supuesto un aporte de conocimiento de alguna clase. Unas por estar demasiado lejos, otras por ser demasiado borrosas, otros por descubrirse causadas por objetos conocidos y otras por ser bulos. Durante varias décadas existía cierta lógica sobre la inexistencia de fotos detalladas. Hasta comienzos del siglo XXI las cámaras eran voluminosas y no muchas personas tenían una y menos aún la llevaban consigo a todas partes (Sagan, 1997). En los años 70 se comentaba que nunca había sido posible grabado ni fotografiado un accidente aéreo ni automovilístico en el momento de producirse. Sin embargo, con la proliferación de las televisiones locales y después la tecnología digital, millones o miles de millones de personas llevan a todas partes consigo cámaras de cierta calidad, en los teléfonos móviles y, sin embargo, no aparece una prueba incuestionable de visitas extraterrestres, uno de los defensores de esta argumento es Steven Spielberg, en los años 70 creyente en la posibilidad de visitas extraterrestres y escéptico posteriormente.

La ufología esgrime argumentos más persuasivos que demostrativos. Académicos como Ricardo Campo muestra la falacia del residuo como el principal de dichos argumentos persuasivos. Según esta falacia, siempre queda un porcentaje de casos sin explicación, dichos casos inexplicados son la prueba de que aún existe algo misterioso e incluso por encima de la capacidad del ser humano. Dicho argumento ha sido respondido indicando que no hay nada de anormal en la existencia de un pequeño porcentaje de casos no resueltos. En cualquier disciplina con suficiente número de investigaciones siempre quedan algunas que no han podido ser aclaradas por distintos motivos. Existen crímenes sin explicación y accidentes de los que no se conocen sus causas, lo que no es una demostración de la existencia de hombres-lobo o cualquier otro ser demoníaco.

Unido al punto anterior, científicos como Javier Armentia han indicando que la ufología no ha reportado conocimiento alguno. En el supuesto de que la causa última fueran visitas extraterrestres, la ufología no ha revelado al existencia de ningún exoplaneta, ni ha dado pistas para detectar ninguna señal inteligente, ni ha realizado aportes en metalurgia, aeronáutica, microelectrónica, propulsión... (Sangan, 1997). En los años 70 la empresa Avro Aircraft investigó si la forma de platillo podía ofrecer mejores prestaciones aéreas que otras configuraciones. Estados Unidos retomó la investigación y siguió financiando los prototipos,9 pero estos nunca se acercaron a las capacidades esperadas, además de ser sumamente inestables. Unas de las razones de los escasos aportes de la ufología la da Luis Alfonso Gámez al indicar que la literatura ufológica siempre ha ido por detrás de la ficción científica. Así los mensajes para preservar el Planeta fueron divulgados antes en películas como "Ultimatum a la Tierra" que por los contactados, lo mismo que las abducciones, que habían aparecido en los tebeos décadas antes que los Hill dejaran haber sido subidos a un platillo volante.

Por último, otra de los objeciones a la ufología radica en que no persigue obtener nuevos conocimientos, sino el lucro personal de los más conocidos ufólogos, por medio de creación de movimientos exotéricos, pronunciación de conferencias e ingresos por publicaciones de todo tipo. Pese a ello, autores escépticos como Luis Alfonso Gámez hacen una salvedad y reconocen que se pueden encontrar ufólogos serios y que buscan ampliar el conocimiento, pero generalmente "la seriedad de un ufólogo es inversamente proporcional a su volumen de ventas" apunta el autor español. Fernando L. Frías ha constatado que no se trata sólo de divulgar historias sin verificar, se trata incluso de inventar historias como una práctica regular e incluso cotidiana.

Ovnis en la noche / https://www.youtube.com/watch?v=NggbqTVEc7w

La ufología como práctica en declive

La ufología ha ido ampliando sus campos de interés con el tiempo. Inicialmente recopilaba informes de de casos ocurridos en las tres fases descritas por Hynek durante sus trabajos en el Proyecto Libro Azul: observación, análisis de huellas o indicios y visión tripulantes. Pero en 1961 el matrimonio compuesto por Betty y Barney Hill afirmó haber entrado en una nave extraterrestres y ser explorados por sus ocupantes. Tras esto las llamadas abducciones comenzaron a proliferar (Ballester Olmos, 2000, p. 33) con distintos relatos sobre las exploraciones corporales practicadas por los ovninautas. Más adelante algunos afirmaron haber sido implantados con dispositivos, posteriormente la ufología también recogió casos de cultivos aplastados en formas geométricas e incluso algunas testigos afirman haber mantenido relaciones sexuales con extraterrestres llegando a quedar embarazadas (Sagan, 1997).

Así mismo, casos de los que también se ocupa la ufología son las llamadas visitas de dormitorio, donde los testigos afirman que son secuestrados en su dormitorio y llevados hasta la nave extraterrestres para ser examinados allí de diferentes formas. Los testigos declaran no poder moverse e ir levitando hasta el ingenio.

Según académicos como Eduarlo Angulo o Luis Alfonso Gámez, toda esta deriva es síntoma de un decaimiento de la ufología, en lo que atención y número de publicaciones se refiere. Además, añade Angulo, a tenor de lo aparecido en películas de ficción científica, la ufología tiene muy poco futuro y quizá sus nuevos temas sean sobre microbiología extraterrestre, uno de los pocos campos donde se han rodado nuevos títulos. Por su parte, Gámez mantiene que dicha deriva ha hecho que la ufología esté destruyéndose así mismo, porque "ya no le queda más por inventar".

Masolino da Panicale [Public domain or Public domain], via Wikimedia Commons
Esta es la parte superior de la pintura que se titula "El Milagro de la Nieve" del cuadro de Jesús y María que fue realizada por Masolino Da Panicale (1383-1440). Se encuentra en la iglesia de Santa María Maggiore, Florencia, Italia

Le invitamos cordialmente a leer nuestro libro: ¿Quién es Dios?
¡Gracias! por visitarnos, Vladimir y María Mercedes Gessen @DivanGessen

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Ufolog%C3%ADa
https://es.wikipedia.org/wiki/Abducci%C3%B3n_(ufolog%C3%ADa)#Tiempo_perdido
https://es.wikipedia.org/wiki/Teofan%C3%ADa
https://es.wikipedia.org/wiki/Parestesia
https://es.wikipedia.org/wiki/Objeto_volador_no_identificado
https://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%ADrculos_en_los_cultivos
https://es.wikipedia.org/wiki/Conjunto_de_Mandelbrot
https://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%BAmero_%C3%A1ureo
https://es.wikipedia.org/wiki/Copo_de_nieve_de_Koch
https://es.wikipedia.org/wiki/Fen%C3%B3meno_celeste_en_N%C3%BAremberg_de...
https://www.youtube.com

Fotos: https://commons.wikimedia.org/wiki/Main_Page
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Lift_Off_(5757968535).jpg
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:UFObirth2.jpg
https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3AMasolino_007.jpg



Comentarios