Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Mormón

El Libro de Mormón es uno de cuatro libros sagrados aceptados por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la Comunidad de Cristo y otras ramas del movimiento de los Santos de los Últimos Días (comúnmente llamado el mormonismo). El libro mismo dice ser una traducción de los escritos de hombres santos de la antigua América escrito en una forma similar a la Biblia. Toma su nombre de uno de los últimos de los profetas que, de acuerdo al libro, escribieron en él, Mormón, quien alrededor del 390 d.C. habría resumido en un compendio varios escritos y archivos dando alcance a 2500 años de historia. Según la tradición del movimiento de los Santos de los Últimos Días, El Libro de Mormón contiene los registros de dos grandes civilizaciones que poblaron el continente americano, una procedente de Jerusalén por el año 600 a. C. y la otra arribando muchos siglos antes cuando el episodio bíblico de la Torre de Babel. Estos registros habrían sido mantenidos por profetas que vivieron entre esos pueblos, hasta que Mormón, uno de esos profetas, hiciera una compilación de los anales en un único volumen, grabado en planchas de metal. En la narrativa de José Smith, fundador de dicho movimiento, Moroni, un personaje para entonces angelical, le visitó el 21 de septiembre de 1823, instruyéndole acerca del antiguo escrito y de los pasos a seguir para traducirlo.

Smith contó que, cuatro años más tarde, las planchas le fueron finalmente entregadas, traduciéndolas enseguida, asegurando tener auxilio divino para esa labor. La traducción del texto se realizó mediante el uso de un instrumento llamado Urim y Tumim que permitía a Smith interpretar los caracteres del egipcio reformado al inglés usado en la época. En dicha labor cooperaron Martin Harris y posteriormente Oliver Cowdery, ambos firmantes como testigos originales de las llamadas Planchas de Oro entregadas a Smith por el ángel Moroni.

José Smith publicó su obra por primera vez en 1830, con el título The Book of Mormon, en referencia al personaje del libro responsable de su compilación. Como resultado del trabajo misionero de los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y otras denominaciones afines, el libro se ha publicado en 78 idiomas, con porciones traducidas en otras 32 lenguas, imprimiendo más de 120 millones de copias, cubriendo el idioma nativo del 99% de sus miembros y el 87% de la población mundial total. En 1998 Iglesia SUD dejó de traducir secciones resumidas de El Libro de Mormón, anunciando que la traducción del libro a cada nuevo idioma será una edición completa

Publicaciones

El Libro de Mormón fue publicado por primera vez por Joseph Smith en marzo de 1830, en Palmira (Nueva York, EE.UU.), afirmando que él era sólamente el traductor.

Actualmente existen varias ediciones en español publicadas por las iglesias que creen en él. Está impreso con los títulos:

El Libro de Mormón: otro Testamento de Jesucristo por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City (Utah).

El Libro de Mormón por Herald House en Independence, Misuri (EE.UU.) Casa editora de la Comunidad de Cristo, la Iglesia de Cristo (Terreno del Templo) y la Iglesia Remanente de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Creencias

El tema del Libro de Mormón, dado en la portada, es mostrar al mundo que Jesús es el Cristo, el Eterno Dios, quien se manifiesta a todas las naciones.

El título del libro fue cambiado a El libro de Mormón: otro Testamento de Jesucristo para clarificar el tema cristiano del libro: «Todo el que abra el libro sabrá, por su título, qué es lo que contiene» (Boyd K. Packer).

Americké evangelium
Evangelio en América

Según la introducción del libro, la parte considerada más importante del libro es la visita de Jesucristo al continente americano tras su resurrección, registrada en el libro de 3er Nefi, en los capítulos 11 al 28. En este libro, considerado sagrado para sus devotos, «se expone la doctrina del evangelio, se describe el plan de salvación y se dice a los hombres lo que deben hacer para lograr la paz en esta vida y la salvación eterna en la vida venidera.».

Las iglesias que creen en el Libro de Mormón afirman que este también sirve como evidencia del llamamiento de Dios a su profeta, Joseph Smith, que habría traducido el libro de antiguas planchas de oro que le fueron entregadas por un ángel. Es un texto que, por lo demás, es considerado parte integral y canónica de la misma Biblia por los devotos mormones. Se enseña que los escritos en el Libro de Mormón demuestran que la Biblia es un libro inspirado por Dios.

En el libro mismo se invita a orar para saber si su contenido es verdadero, y se afirma que, por medio de su interpretación correcta y fiel aplicación, el lector recibirá la guía y dirección de la divinidad para su vida.

Matrimonio Mormón

La historia de la poligamia entre los mormones se inicia con Joseph Smith, que afirmaba haber sido instruido mediante una revelación el 17 de julio de 1831 en que algunos hombres mormones específicamente elegidos debían practicar el matrimonio plural. Esto se publicó después en el libro Doctrina y Convenios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. A pesar de la revelación de Smith, la edición de 1835 de la sección 101ª del libro mencionado, escrita después de que se comenzara a practicar la doctrina del matrimonio plural, condenó públicamente la poligamia. Estos escritos fueron utilizados por John Taylor en 1850 para sofocar los rumores de poligamia en Liverpool.

La poligamia fue ilegalizada en el estado de Illinois4 durante la era Nauvoo (1839–1844), después de que algunos de los más importantes líderes mormones, incluyendo a Smith5 6 , Brigham Young y Heber C. Kimball tomaran varias esposas. Los ancianos mormones que habían declarado públicamente que todos los hombre podían practicar el matrimonio plural fueron severamente disciplinados. El 7 de junio de 1844, el periódico Nauvoo Expositor criticó a Smith por su defensa de la poligamia. Tras la muerte de este último a manos de una turba el 27 de junio de 1844, la mayoría de mormones abandonó Nauvoo siguiendo a Brigham Young hasta Utah, donde siguieron practicando el matrimonio plural.

En 1852, Brigham Young, segundo presidente de la Iglesia, reconoció públicamente la práctica de la poligamia en un sermón al que siguieron otras homilías de los líderes mormones en las que ensalzaban las virtudes de dicha práctica:128. Se produjo una controversia cuando la poligamia se convirtió en una causa social y los escritores comenzaron a publicar artículos de condena. Uno de los puntos principales del ideario republicano en 1865 era "prohibir en los territorios esas reliquias gemelas del barbarismo: la poligamia y la esclavitud". En 1862, el 37° Congreso aprobó la Ley Morrill contra la bigamia, que declaraba ilegal la poligamia en todos los Territorios organizados incorporados por los Estados Unidos. Los mormones consideraban que el matrimonio plural estaba protegido por la Constitución, pero el Tribunal Supremo dictaminó que prevalecía el principio legal de que las leyes pueden interferir en las prácticas, aunque no en las opiniones y creencias religiosas.

El paulatino endurecimiento de la legislación en EE.UU. indujo a algunos mormones a emigrar a Canadá y México. En 1890, el entonces presidente de la Iglesia, Wilford Woodruff, publicó una declaración (el "Manifiesto de 1890") en la que anunciaba que la iglesia había dejado de practicar matrimonios plurales. En 1904, las vistas por el caso del senador Reed Smoot documentaron que los mormones seguían practicando la poligamia, lo que provocó que la Iglesia emitiera un segundo manifiesto en el que lo negaba de nuevo. Hacia 1910, la iglesia mormona excomulgaba a los miembros que realizaran matrimonios plurales. Aún así, muchos matrimonios polígamos anteriores siguieron cohabitando hasta la muerte de los cónyuges.

La aplicación del manifiesto de 1890 causó que varios grupos disidentes abandonaran la Iglesia para continuar practicando la poligamia.

Hoy la poligamia aún persiste en Utah y otros estados vecinos, así como en las colonias disidentes. Las iglesias polígamas de origen mormón se denominan frecuentemente fundamentalistas mormones, aunque ya no formen parte de la Iglesia mormona. Estos fundamentalistas suelen tomar una supuesta revelación de 1886 a John Taylor como base para seguir practicando el matrimonio plural. El diario Salt Lake Tribune afirmó en 2005 que había al menos 37 000 fundamentalistas, y menos de la mitad vivían en hogares polígamos.

El 13 de diciembre de 2013, el juez federal Clark Waddoups dictaminó en el caso Brown contra Buhman que los artículos de las leyes de Utah contra la poligamia que prohíben la cohabitación múltiple eran inconstitucionales, pero también permitió que se mantuviera la prohibición de emitir licencias para celebrar matrimonios polígamos. La ilegalización de las parejas de hecho múltiples ha sido la herramienta principal para perseguir la poligamia en Utah desde que se aprobó la ley Edmunds de 1882, ya que los fiscales no tienen que probar que ha habido boda, sino solamente que la pareja ha cohabitado.

Divisiones del Libro de Mormón

El Libro de Mormón está formado por las siguientes divisiones o libros, el autor de cada uno siendo descendiente de Lehi, o en su defecto, designado por el profeta de la época en cuestión:

• Primer Libro de Nefi; escrito por Nefi, hijo de Lehi, 600 a. C.

• Segundo Libro de Nefi; escrito por Nefi, hijo de Lehi, entre el 588 y el 570 a. C.

• Libro de Jacob; escrito por Jacob, hermano de Nefi, hijo de Lehi, entre el 544 y el 421 a. C.

• Libro de Enós; escrito por Enós, nieto de Lehi, hijo de Jacob, aproximadamente en el 420 a. C.

• Libro de Jarom; escrito por Jarom, hijo de Enós, entre el 399 y el 361 a. C.

• Libro de Omni; escrito por Omni, hijo de Jarom, et al., entre el 323 y el 130 a. C.

• Palabras de Mormón; escrito por Mormón, editor del Libro de Mormón, Otro Testamento de Jesucristo, aproximadamente 385 d. C.

• Libro de Mosíah; escrito por Mosíah, hijo del rey Benjamín, quien recibió las planchas de Amalekí, bisnieto de Omni, entre el 130 y el 124 a. C.

• Libro de Alma, escrito por Alma, hijo de Alma, quien recibió las planchas del Rey Mosíah. Aproximadamente 91 - 88 a. C.

• Libro de Helamán; escrito por Helamán, nieto de Alma, hijo, aproximadamente en el 50 a. C.

• Tercer Libro de Nefi, escrito por Nefi, hijo de Helamán, aproximadamente entre el 1 y el 4 d. C.

• Cuarto Libro de Nefi, relatado por Mormón de los anales de Ammarón, aproximadamente entre el 35 y el 321 d. C.

• Libro de Mormón, escrito por Mormón, quien recibió las planchas de Ammarón, aproximadamente entre el 321 y el 326 d. C.

• Libro de Éter; editado por Moroni de los escritos de Éter.

• Libro de Moroni; escrito por Moroni, hijo de Mormón, aproximadamente entre el 401 y el 421 d. C.

Los pueblos del Libro de Mormón

En el libro se narra la historia de dos grandes pueblos, denominados nefitas y lamanitas, quienes vivieron entre el 600 a.C. y el 421 d.C. También se relata la historia de un pueblo más antiguo, del tiempo de la Torre de Babel, llamado jaredita. Se afirma que estos pueblos surcaron los mares y desembarcaron con la ayuda de Dios en lo que se supone ser el actual continente americano, en el sur de Mesoamerica (México y territorios de Guatemala) según muchos eruditos mormones actuales, aunque se han propuesto otras localizaciones, si bien la Iglesia SUD nunca dio una posición oficial al respecto.

Su cultura original era la hebrea antigua, con reminiscencias egipcias. Nefi, quien comienza el relato, menciona escribir en el «idioma de los egipcios», mientras que Moroni, un siglo después de Nefi, dice que sus escritos y los de su padre Mormón habían sido hechos en «egipcio reformado». Son las dos únicas instancias dentro del libro en que se especifica el idioma en que los autores escriben sus relatos.

Nefitas y lamanitas

Según el libro, los nefitas eran los descendientes de Nefi, hijo de Lehi. Lehi, sacó a su familia de Jerusalén en el tiempo de Sedequías, rey de Judá, tiempo en el que Babilonia y Egipto competían por el poder y control de esa parte del mundo, y el pequeño pueblo de los judíos estaba situado en el medio de ambas potencias. Por instrucciones de Dios fueron llevados a través del desierto a un lugar no especificado de la costa del Mar Rojo, cerca del golfo de Aqaba, una distancia de aproximadamente 300 kilómetros de Jerusalén. Allí Nefi recibió instrucción de Dios para la construcción de un barco, con el cual trasladó a su familia al continente americano, haciendo uso de una brújula llamada entre ellos Liahona. Se establecieron en el continente, lugar al que llamaban con frecuencia, «tierra prometida».

Después de la muerte de Lehi, la familia se dividió, por una parte los nefitas quienes siguieron le liderazgo de Nefi y tenían una relación de obediencia a los mandamientos de Dios, y los lamanitas, gente escindida de los nefitas quienes no siguieron las enseñanzas divinas transformándose en guerreros, en enemigos de los nefitas.

En los comienzos del movimiento Santos de los Últimos Días se interpretó a este relato como la explicación del origen de los habitantes de América, más adelante esta idea fue abandonada y actualmente se considera que no hay en el libro referencias de que la entera población amerindia fuese descendiente de los nefitas o lamanitas. El libro mismo habla de la destrucción de la mayor parte de los nefitas por otros habitantes de las Américas.

Figura de José Smith que sostiene un ejemplar del Libro de Mormón en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Otros pueblos

Por otra parte, los jareditas, a causa de la iniquidad del pueblo, fueron destruidos mucho tiempo antes de la llegada de Lehi y su familia, pero su historia fue conocida por el descubrimiento de un juego de 24 planchas (registros) de metal por parte del pueblo de Limhi en la época del rey nefita Mosíah.

En el libro también se hace referencia a una colonia de judíos llamados mulekitas, liderados por Mulek (hijo de Sedequías, rey de Judá), quienes llegaron asimismo al continente americano, colonia que fue descubierta por Mosíah, pero no hablaban el mismo idioma ni tenían anales. El libro habla brevemente de otras personas que llegarían a este continente especial bajo la inspiración de Dios, pero no describe su historia.

Sin embargo, el relato más importante del Libro de Mormón es la visita de Jesucristo resucitado a los nefitas, en el cual se relatan las enseñanzas y mandamientos de Jesucristo a los descendientes de los nefitas y los lamanitas, quienes tendrían la oportunidad de recibir el Libro de Mormón en la época moderna.

Finalmente, 421 años después de Cristo, los nefitas fueron destruidos por los lamanitas.

Moroni, hijo de Mormón, se encargó de preservar los anales escritos por los profetas nefitas, además de compendiar los anales de los jareditas y anexarlos al compendio de los anales nefitas hecho por su padre, para luego escribir su propio testimonio y esconder los registros, con el fin de que fueran preservados hasta que se restaurara de nuevo la iglesia sobre la tierra al terminar la gran apostasia.

Peculiaridades

El 21 de marzo de 2007, Swann Auction Galleries reveló que tenía en su poder una rara edición original del Libro de Mormón de unos 177 años, descubierto con la firma de Orson Pratt, un apóstol contemporáneo con Joseph Smith. Al entrar en subasta, se vendió por $180.000.

El 14 de septiembre de 2007, Mark Witmer (de Hessney Auction Co., en Geneva Nueva York) reveló que tenía en su poder una rara edición original del Libro de Mormón de unos 177 años, descubierto en una caja de libros cerca de Palmira (N. Y.). El libro entró en subasta el 19 de septiembre de 2007 y un comprador desconocido lo compró por 105 600 dólares estadounidenses.

En 2004, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días consiguió con éxito registrar el término Book of Mormon en inglés en EE.UU. Para octubre de 2007 no se habían registrado oponentes al registro, ni se han verificado demandas por razón del nuevo derecho reservado. A pesar de la nueva marca registrada, la página web BookOfMormon.com pertenece aún al Utah Lighthouse Ministry, una organización crítica del Libro de Mormón.

Autenticidad histórica

La comunidad científica, arqueológica e histórica se ha mostrado escéptica sobre lo que dice el Libro de Mormón. Los críticos se han centrado en cuatro áreas principales:

• La falta de correlación entre las localizaciones descritas en el Libro de Mormón y los yacimientos arqueológicos americanos.

• Las referencias a animales, plantas, metales y técnicas en el Libro de Mormón de la que los científicos no han podido encontrar evidencias del post-Pleitoceno, América precolombina, frecuentemente referidos como anacronismos. Los elementos que se suelen nombrar son: ganado, caballos, burros, bueyes, ovejas, cerdos, cabras, elefantes, trigo, acero, latón, cadenas, hierro, cimitarras y carros.

• La falta de conexión lingüística entre los nativos americanos y la lenguas de Oriente Medio.

• La falta de evidencia de ADN que unan a los nativos americanos con el antiguo Oriente Próximo.

La mayoría de los adherentes del Movimiento de los Santos de los Últimos Día consideran el Libro de Mormón como un registro históricamente exacto. Dentro del Movimiento de los Santos de los Últimos Días hay muchos grupos apologéticos que buscan reconciliar las discrepancias de formas diversas.

Entre los grupos apologéticos se encuntra la Foundation for Ancient Research and Mormon Studies (FARMS) y la Foundation for Apologetic Information & Research (FAIR), que intentan probar que el Libro de Mormón es historia literal, teniendo en cuenta los argumentos críticos de su autenticidad histórica, o reconciliando las evidencias históricas y científicas con el texto. Uno de los argumentos recientes más comunes es el Modelo de Limitación Geográfica, que conjetura que el pueblo del Libro de Mormón cubrió tan solo una limitada región geográfica en Mesoamérica, Sudamérica o la zona de los Grandes Lagos.

Acusaciones de plagio

Tan pronto como Joseph Smith publicó el libro, en marzo de 1830, empezaron a surgir los primeros cuestionamientos sobre la credibilidad del texto, cuando numerosos lectores notaron que varias partes del libro contenían citas textuales de la Biblia. Algunas de ellas se explicaban en el texto como parte del material profético que Lehi había llevado de Jerusalén (por ejemplo las citas de Isaías, aunque la crítica bíblica las considera, hoy en día, posteriores a este profeta) pero otras presentan notorias semejanzas con pasajes de libros escritos después de la partida de los nefitas.

Entre ellos se puede mencionar el baile de la hija de Jared (Éter 8: 11- 12) que se asemeja al de Salomé cuando pide la cabeza de Juan el Bautista (Mateo 14:6-8) y la conversión de Alma (Mosíah 27:11 - 20) muy semejante a la conversión de San Pablo (Hechos 9).

Se han detectado cerca de 27.000 palabras y frases que están tomadas al pie de la letra de la Biblia, concretamente de la versión conocida como Biblia del Rey Jacobo (1611), la más difundida en los países de habla inglesa.

SLC TempleSquare
El Templo en Salt Lake, Utah de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Lingüística

Smith asegura que las planchas de oro que encontró enterradas en la colina Cumorah estaban escritas en un idioma llamado egipcio reformado, y que logró traducirlas al inglés gracias a un instrumento llamado Urím y Tumím. El consenso académico entre los egiptólogos es que tal afirmación resulta cuestionable, por cuanto numerosos lingüistas, filólogos, historiadores y egiptólogos han estudiado con profundidad la civilización egipcia y jamás se ha hallado rastro del "egipcio reformado".

Los defensores del mormonismo señalan que sus críticos se equivocan al considerar al "egipcio reformado" como una lengua enteramente egipcia, fija, invariable y de uso extendido. Destacan que en el Libro de Mormón esta lengua es exclusiva de una pequeña comunidad y se describe compuesta del "idioma de los egipcios" y la "ciencia de los judíos" lo cual podría indicar que la lengua sea la egipcia pero transliterada con caracteres hebreos, (o viceversa) tal como sucede con el yidish, que es una lengua básicamente de origen alemán pero escrita con caracteres hebreos, o como sucede con un reciente descubrimiento en el que se ejemplifica el uso de otros alfabetos (el griego en este caso) para escribir una sentencia en lengua hebrea; aun tenemos otro ejemplo en el Silabario de Biblos que utiliza caracteres egipcios adaptados a la lengua de la región.

En segundo lugar aclaran que el apelativo "egipcio reformado" se usa como un adjetivo y nunca como un nombre propio, tal como aperece descrito en el Libro de Mormón, por tanto, es natural que sea muy poco probable que se halle una lengua que expresamente se llame "egipcio reformado" y, desde luego, susceptible de ser encontrado en un diccionario moderno. Este término debería entenderse como una lengua que se ha modificado o transliterado para adaptarse a las necesidades de la comunidad que la utiliza.

Cabe destacar, sin embargo, que los arqueólogos independientes niegan la existencia de inscripciones hebreas o egipcias en la América precolombina que, por otro lado, no tienen una relación directa en strictu sensu con el "egipcio reformado", pues como se infiere a partir de una lectura cuidadosa del Libro de Mormón, es una "lengua" que sufrió modificaciones a lo largo de casi un milenio, ademas del hecho de que según afirma el mismo libro, sus hablantes (Nefitas) fueron exterminados alrededor del año 400 d.C. y su lengua, por extensión, fue extinta.

Por otra parte, los Urim y Tumim bíblicos, artefactos mediante los cuales Smith dijo haber traducido las planchas de oro, parecen haber sido piedras que se echaban a suerte, y no un dispositivo para la videncia, como alegó el profeta.

El erudito francés Jean-François Champollion logró, tras arduos esfuerzos, descifrar los jeroglíficos de la famosa piedra de Rosetta en 1822. Casi seis décadas más tarde, en 1880, el erudito alemán Ludwig Stern publicó su gramática copta, y en 1902 lo hizo el egiptólogo alemán Adolf Erman. Fue gracias a los trabajos de Champollion, Stern y Erman que se logró conocer en profundidad la evolución del idioma egipcio, desde el tiempo de los faraones hasta nuestros días.

Es muy poco probable que Smith haya conocido, o siquiera oído hablar de las investigaciones de Champollion, de hecho su primer contacto documentado con auténticos jeroglíficos egipcios data de 1835. En ese año adquirió un lote de papiros, de una exhibición itinerante, y tradujo algunos de ellos alegando que se trataba de un texto escrito por el patriarca bíblico Abraham "por su propia mano sobre papiro" y que constituye el Libro de Abraham. También comenzó a componer una Gramática Egipcia que nunca fue publicada. Investigaciones posteriores revelaron que Smith malinterpretó los jeroglíficos de los que resultó posteriormente el Libro de Abraham, dado que los papiros en cuestión eran ejemplares del período ptolemaico pertenecientes al Libro de los Muertos.


Le invitamos cordialmente a leer nuestro libro: ¿Quién es Dios?
¡Gracias! por visitarnos, Vladimir y María Mercedes Gessen @DivanGessen

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Libro_de_Morm%C3%B3n
https://www.youtube.com

Fotos: https://commons.wikimedia.org/wiki/Main_Page
https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3A1841_Book_of_Mormon_open_to_ti...
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Joseph_smith_figure_north_visito...



Comentarios