Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Los evangelios de Gibrán Khalil Gibrán

En sus escritos el pensador y poeta Gibrán Khalil Gibrán nos trajo sus "buenas nuevas", del latín evangelĭum, de las cuales habla en sus libros: El Profeta, El Jardín del Profeta, El Vagabundo, y El Loco. Gibrán nació en una familia cristiana maronita, y se educó en escuelas maronitas. Fue influido no sólo por su propia religión sino también por el Islam, y especialmente por el Misticismo Sufí. Su conocimiento de la sangrienta historia del Líbano, con sus destructivas luchas fraccionales, fortaleció su creencia en la unidad fundamental de las religiones, que sus padres le inculcaron acogiendo a personas de distintas religiones en su hogar. Josephine Preston Peabody, dramaturga y poetisa, quien intercambió un sinnúmero de cartas con Gibrán Khalil, lo denominó un “profeta”...
.

Santos de las Catacumbas: De misterio a atracción turística

Los santos de las Catacumbas son cadáveres de la Antigua Roma que fueron exhumados, recibieron nombres ficticios y entre los siglos XVI y XIX fueron enviados al extranjero como reliquias. Eran decorados profusamente con oro y piedras preciosas.

Durante la llamada "tormenta de las estatuas" del siglo XVI y la iconoclasia del siglo XVII, las iglesias católicas de Europa se vieron privadas sistemáticamente de sus símbolos religiosos, iconografía y reliquias. Como respuesta, el Vaticano ordenó que miles de esqueletos fueran exhumados de las catacumbas romanas para ser trasladados a ciudades de Alemania, Austria y Suiza.

Algunas familias ricas de Baviera coleccionaban estos santos como si fueran barajitas. En el siglo XIX ya se habían descubierto muchas de estas falsas reliquias; a algunas les retiraron sus elementos decorativos y fueron destruidas, mientras que otras fueron almacenadas.

Hoy las catacumbas, sin los cadáveres, son una de las atracciones turística de Roma.
.

Los Santos

Los santos son hombres o mujeres destacados en las diversas tradiciones religiosas por sus atribuidas relaciones especiales con las divinidades o por una particular elevación ética. La influencia de un santo supera el ámbito de su religión cuando la aceptación de su moralidad adquiere componentes universales como por ejemplo, es el caso de la Madre Teresa de Calcuta o Mahatma Gandhi, y, en general, al menos hasta cierto punto, de todos los fundadores de las grandes religiones.

La Santa Muerte

Santa Muerte, Santísima Muerte, o Niña Blanca es una figura popular mexicana que personifica la muerte y es objeto de culto. Recibe peticiones de amor, afectos, suerte, dinero y protección, así como también peticiones malintencionadas y de daño a terceros por parte de sus fieles. Por eso, diversas iglesias como la católica, bautista, presbiteriana, metodista, entre otras, rechazan y condenan su veneración, considerándola diabólica.

Vivir sin Religión

Vivir sin religión o la irreligión es el hecho de no practicar o seguir un credo organizado. Este término engloba nociones muy diversas: El ateísmo, el agnosticismo, el deísmo, el escepticismo religioso, el librepensamiento, el laicismo e incluso el teísmo filosófico. En particular, ser irreligioso no implica necesariamente una falta de creencia en uno o más dioses. En los estudios demoscópicos la irreligión se expresa como "sin religión" o "sin afiliación religiosa".

Pages