Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

¿Por qué sentirse culpable sin serlo?

La culpa es una experiencia personal que se genera al romper reglas culturales, religiosas, familiares, de un grupo de pertenencia, o por la idea de cometer alguna falta a las normas establecidas. No obstante, se puede vivir sin sentirse permanentemente culpable, siempre que comprendamos que solamente podemos ser responsables cuando hacemos un perjuicio real a terceros, o a uno mismo. Cuando el daño es imaginario, no se es culpable. Un acto real es cuando se comete un delito penado por las leyes del país donde se vive, y porque estas leyes han sido aprobadas por la mayoría de esa nación. De esta forma, si una persona roba o daña a un tercero, será juzgado, y si es hallado culpable por un tribunal, pagará la pena establecida. Para ser culpable, debe haber sido procesado y condenado por un sistema judicial. Sin este requisito nadie será culpable desde el punto de vista legal. El problema es que se le ha impuesto a la humanidad una culpabilidad mórbida que corresponde más al campo de moral, o religioso...

¿Quién es Dios para cada quién?

Recientemente asistimos a un “bautizo”, o más bien a la bendición de una bebé en un Templo Budista, y nos impresionaron las palabras del Monje, cuando señaló que para esa dulce niña, sus padres eran sus Dioses. “Fueron ellos quienes la crearon en un acto de amor, la hicieron a su imagen y semejanza, y la alimentarán y protegerán hasta que ella esté en capacidad –de también- convertirse en una Diosa, apta a su vez, de crear vida igual que sus progenitores ”, afirmó el religioso...

Maldición o la fuerza de la palabra

Una maldición es la expresión de un deseo maligno dirigido contra una o varias personas que, en virtud del poder mágico del lenguaje, logra que ese deseo se cumpla. Gramaticalmente, se trata de oraciones con modalidad desiderativa (lo mismo que las bendiciones) con el verbo en subjuntivo. Ejemplos de maldiciones: mal cáncer te coma; que te parta un rayo, que entre abogados te vea.... En el contexto de la confrontación política de Venezuela en el segundo trimestre de 2017, un gobernador opositor de la etnia Baniva, maldijo públicamente al presidente Nicolás Maduro y a su equipo gubernamental. Ataviado con indumentarias tribales y con voz pausada, convocó "a mis ancestros y a mis chamanes" y lanzó la maldición del Dabucurí
.

La Santa Faz es una "foto" de Jesús

Santa Faz, Santo Rostro o Volto Santo son denominaciones que distintas tradiciones piadosas dan a varias reliquias cristianas identificadas con el Paño de la Verónica o con el Mandylion de Edesa (frente a la que surgió como "rival romano") u otras imágenes denominadas acheiropoietos ("hechas sin manos humanas") o Vera Icon ("verdaderas imágenes"). Las tradiciones en las que se basan están confusamente mezcladas, así como sus desplazamientos y lugares donde se custodiaron, de modo que no es posible establecer la veracidad de las que en la actualidad pretenden ser las originales; aunque el concepto de originalidad o la aplicación de críticas racionales son ajenos a los criterios de la época medieval en que surgieron.

Su multiplicidad se ha interpretado como la consecuencia de que el paño con el que Verónica limpió el rostro de Cristo (en la Via Dolorosa de Jerusalén, camino del Calvario) estaba doblada varias veces, y cada una conservó una impresión milagrosa de lo que sería una Vera icon (verdadera imagen) de éste. Se lo describe por primera vez en 1137. En la Basílica de San Pedro de Roma se mantiene la tradición de que el paño, lienzo o velo de la Verónica (o Verónica a secas) se encuentra custodiado en uno de los pilares que sostienen la cúpula, sobre una estatua colosal de la Santa, de Francesco Mochi,1632.

El enigmático Jesús de Nazaret

No existen evidencias arqueológicas que permitan verificar la existencia de Jesús de Nazaret. La explicación principal sería que Jesús, en vida no habría alcanzado relevancia suficiente como para dejar constancia en fuentes arqueológicas. En su momento no fue un importante líder político, sino un sencillo predicador itinerante.

A falta de pruebas de su existencia sí hay gran número de personajes, lugares y acontecimientos descritos en las fuentes.La inmensa mayoría de los eruditos que escriben sobre el tema aceptan que Jesús existió, aunque los estudiosos difieren acerca de sus creencias y enseñanzas, así como la exactitud de los relatos de su vida. Los únicos eventos sujetos a "asentimiento casi universal" son que Jesús fue bautizado por Juan el Bautista y que fue crucificado por orden del prefecto romano Poncio Pilato.

Por otro lado, Jesús, como muchos destacados dirigentes religiosos y filósofos de la Antigüedad, no escribió nada, o al menos no hay constancia alguna de que así haya sido. Todas las fuentes para la investigación histórica de Jesús de Nazaret son, por lo tanto, textos escritos por otros autores.
.

Pages