Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

¿Quién es Hermes Trismegisto y qué el Hermetismo?

Hermes Trismegisto es el nombre griego de un personaje histórico que se asoció a un sincretismo del dios egipcio Dyehuty (Tot en griego) y el dios heleno Hermes. Hermes Trismegisto significa en griego 'Hermes, el tres veces grande'. Hermes Trismegisto es mencionado primordialmente en la literatura ocultista como el sabio egipcio, paralelo al dios Tot, también egipcio, que creó la alquimia y desarrolló un sistema de creencias metafísicas que hoy es conocido como hermetismo. Para algunos pensadores medievales, Hermes Trismegisto fue un profeta que anunció el advenimiento del cristianismo. Se le han atribuido estudios de alquimia como la Tabla de esmeralda —que fue traducida del latín al inglés por Isaac Newton— y de filosofía, como el Corpus hermeticum. Según las creencias egipcias, los dioses habían gobernado en el Antiguo Egipto antes que los faraones, civilizándoles con sus enseñanzas.​ En ellas, el dios egipcio Tot era el dios de la sabiduría y el patrón de los magos. También era el guardián y escribiente de los registros que contenían el conocimiento de los dioses. Clemente de Alejandría estimaba que los egipcios poseían cuarenta y dos escritos sagrados, que contenían todas las enseñanzas que poseían los sacerdotes egipcios. Más tarde, varias de las características de Tot se asociarían al Hermes de la mitología helenística, incluyendo la autoría de los "cuarenta y dos textos". Este sincretismo en el primer o segundo siglo de la era cristiana, se le comenzó a llamar a esta fusión «"Hermes Trismegisto", probablemente por cristianos que tenían noticia de los textos egipcios. No obstante, en algún momento la ambigua noción de divinidad se transformó en la de un personaje histórico de los tiempos iniciales de la civilización occidental, al cual además se le atribuyeron otros escritos filosóficos. A la identificación entre Tot y Hermes en la figura de Hermes Trismegisto ha de añadirse otra posterior, de carácter esotérico, por la cual Hermes Trismegisto es también Abraham, el patriarca hebreo, que habría comenzado dos tradiciones: una solar, pública, recogida en el Antiguo Testamento y otra privada, trasmitida de maestro a discípulo, accesible en el Corpus hermeticum.
.

¡Felices Fiestas!

Son nuestros deseos que en esta tregua decembrina se cumplan los anhelos de paz que todos aspiramos y se prolonguen por siempre…

¡Felices Fiestas!... y que el año entrante esté lleno de logros, bienestar y prosperidad.

Los invitamos muy cordialmente a visitar y recorrer nuestras secciones donde encontrarán múltiples historias, informaciones y puntos de vista que tienen que ver con las religiones, con la existencia de Dios o de una Conciencia Universal, y con la forma de ser y de pensar libremente.

En la primera pestaña, ¿Quién es Dios?, está publicado nuestro libro con el mismo nombre. Le siguen las pestañas de Religiones, Otras Creencias, Conceptos, Otros Temas y Leyendas, donde se tratan distintos tópicos con argumentos de fondo y forma para ser debatidos por ustedes, nuestros lectores.

La Tregua de Navidad

Qué difícil es buscar la paz cuando desde lo más alto de la pirámide social todo el tiempo se habla de guerra, de conflagración, de enemigos, de magnicidios, de revanchas, de “me la deben” y de consignas amenazadoras. La tregua no es otra cosa que la cesación de hostilidades por un tiempo determinado. Claro que la deseamos por siempre, pero al menos comencemos por un par de semanas. Es un intermedio, un descanso a la confrontación que padece la humanidad.

¿La Conciencia sobrevive la muerte humana?

Recientes investigaciones científicas parecen demostrar que la conciencia de los seres humanos transciende la muerte. Es decir, no muere. Cuando la persona fallece, la conciencia se desprende del cuerpo y continua su existencia. Los avances en el campo de la neurociencia han logrado establecer que la conciencia de cada persona sobrevive después de expirar el cuerpo humano que lo habitaba. A través de la mecánica cuántica los científicos han comenzado a descifrar y describir lo que ocurre en el cerebro cuando se extingue y adonde va nuestra conciencia.
En los últimos años, los científicos Stuart Hameroff y Roger Penrose han encontrado una relación entre las partículas subatómicas y la conciencia de los seres humanos y plantean que existe una conexión entre los seres vivos y el Universo.
.

Capítulo 10: La vida y la vida después…

Hemos visto que existe una Conciencia Universal de Dios, eterna e infinita, y que nuestra conciencia forma parte de ella, por lo que tendría que ser igualmente perenne e imperecedera. Así que cuando nuestra conciencia se separa del cuerpo humano no deja de existir. Nuestra conciencia seguirá viviendo en otros espacios y tiempos. De hecho, la muerte no existe porque la desaparición del cuerpo es solo un paso para continuar la vida. Algunas religiones hablan del alma, otras de reencarnaciones, pero nosotros nos referimos a que nuestra conciencia continúa existiendo y – de una u otra forma- seguiremos conservando conciencia de nosotros mismos.

Pages