Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Nuestra Señora de... ¿Dónde?

En el catolicismo, las apariciones marianas son las presuntas manifestaciones de la Virgen María, también llamadas mariofanías, ante una o más personas, en un lugar y tiempo histórico determinado. Algunas han sido reconocidas por la Iglesia católica. Algunas de estas apariciones han dado origen a lugares de culto o peregrinación conocidos como santuarios marianos, algunos de ellos muy famosos, como el Santuario de Guadalupe, en México, el Santuario de Fátima, en Portugal, y el Santuario de Lourdes, en Francia, y el Santuario de la Virgen de la Coromoto en Venezuela. Otras apariciones han inspirado la creación de órdenes religiosas tales como la Orden de las Carmelitas, la Orden de los Mercedarios, o la Orden Dominicana, entre otras. Sin embargo, incontables personas no creen en estas apariciones, como tampoco creen en la virginidad de la Virgen, o piensan que las distintas formas en que se presenta la madre de Jesús de Nazareth fueron inventos de la entonces Iglesia Católica para convencer a las comunidades autóctonas con el objeto de evangelizarlos, o como señalan algunos radicales "someterlos" al imperio de la Iglesia católica.

Nacimientos, Pesebres o Belenes Navideños

La construcción de belenes, nacimientos, misterios, pesebres, portales o pasitos en los diferentes países y regiones de habla hispana, es la representación plástica del nacimiento de Jesucristo, que se suele exponer durante las fiestas de Navidad. Se hace en hogares, iglesias, comercios y otros lugares públicos como las ferias navideñas. La construcción y exhibición de belenes forma parte de la Navidad en muchas partes del mundo, especialmente en la tradición católica. En los hogares, montar un belén es una actividad especialmente divertida y entretenida para los niños.

Las expresiones del amor y las religiones

El amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (artístico, científico, filosófico, religioso). De manera habitual, y fundamentalmente en Occidente, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de actitudes, emociones y experiencias. En el contexto filosófico, el amor es una virtud que representa todo el afecto, la bondad y la compasión del ser humano. También puede describirse como acciones dirigidas hacia otros y basadas en la compasión, o bien como acciones dirigidas hacia otros (o hacia uno mismo) y basadas en el afecto.
En español, la palabra amor (del latín, amor, ōris) abarca una gran cantidad de sentimientos diferentes, desde el deseo pasional y de intimidad del amor romántico, pasando por la proximidad emocional asexual del amor familiar y el amor platónico, hasta la profunda devoción o unidad del amor religioso. En este último terreno, trasciende del sentimiento y pasa a considerarse la manifestación de un estado del alma o de la mente, identificada en algunas religiones con Dios mismo o con la fuerza que mantiene unido el universo.
Las emociones asociadas al amor pueden ser extremadamente poderosas, llegando con frecuencia a ser irresistibles. El amor en sus diversas formas actúa como importante facilitador de las relaciones interpersonales y, debido a su importancia psicológica central, es uno de los temas más frecuentes en las artes creativas (cine, literatura, música).
.

El Santo Prepucio

El Santo Prepucio es una de las muchas presuntas reliquias asociadas con Jesús. En varios momentos de la historia, diferentes iglesias de Europa han asegurado tenerlo en su poder, en ocasiones simultáneamente. Durante años se le han atribuido varios milagros.
Según el rito judío a los ocho días de nacido, el niño Jesús habría sido circuncidado, aunque de entre los evangelios canónicos sólo Lucas (2, 21), lo refiere. Los evangelios apócrifos son mucho más pródigos en información en este sentido. Así, el Pseudo Mateo, un evangelio apócrifo de la Natividad e infancia de Jesús de Nazaret, que se considera que es una reelaboración en latín del Protoevangelio de Santiago y suele datarse hacia el siglo VII, especifica el sacrificio realizado como pago de la ceremonia, y en el Evangelio árabe de la infancia -un evangelio apócrifo muy tardío- se narra cómo tras la circuncisión del niño Jesús, la matrona de María guardó el prepucio en una jarra de alabastro llena de nardos, un conservante, y se la dio a su hijo, perfumista de profesión pidiéndole que guardase bien la jarra y no la vendiese aunque le ofrecieran trescientos denarios. El Evangelio armenio de la infancia ofrece otra versión, según la cual el niño sangró durante la operación, pero sin que se produjese corte alguno.
.

¿Existieron los Genios?

Un genio, del árabe Yinn, es un ser fantástico de la mitología semítica, fundamentalmente árabe. No debe confundirse esta palabra con otra idéntica que procede del latín genius. En ocasiones, en vez de genio se usa el término árabe, usualmente transcrito Jinn o Djinn, de acuerdo con la transcripción francesa o inglesa. Por lo general, estos seres son invisibles, aunque por momentos pueden adoptar diferentes formas (antropomorfas, plantas, o animales) y tienen la capacidad de influir espiritual y mentalmente en el ser humano (posesión psíquica), pero no necesariamente utilizan estos poderes.
En la mitología mesopotámica, están asociados al ámbito divino, aunque no pueden considerarse dioses, sino principalmente, guardianes o seres tutelares de lugares donde los hombres no debían tener acceso. Se piensa que su representación tendría un valor apotropaico. En las tradiciones más antiguas, los genios eran los espíritus de pueblos desaparecidos, que actuaban de noche y se escondían al despuntar el día. Otras tradiciones dicen que son seres de fuego. En todos los casos se trata de seres con características de duendes y otros seres mitológicos elementales de la naturaleza, que pueden, según su talante, atacar o ayudar al ser humano.
.

Pages