Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

¡Felices Fiestas!

Son nuestros deseos que en esta tregua decembrina se cumplan los anhelos de paz que todos aspiramos y se prolonguen por siempre…
¡Felices Fiestas!... y que el año entrante esté lleno de logros, bienestar y prosperidad.

Los invitamos muy cordialmente a visitar y recorrer nuestras secciones donde encontrarán múltiples historias, informaciones y puntos de vista que tienen que ver con las religiones, con la existencia de Dios o de una Conciencia Universal, y con la forma de ser y de pensar libremente.

En la primera pestaña, Quién es Dios, está publicado nuestro libro con el mismo nombre. Le siguen las pestañas de Religiones, Otras Creencias, Conceptos, Otros Temas y Leyendas, donde se tratan distintos tópicos con argumentos de fondo y forma para ser debatidos por ustedes, nuestros lectores.

21 Diciembre: El Espíritu de la Navidad

El día del Espíritu de la Navidad se celebra en algunos países árticos de Europa desde antes de que se festejara el nacimiento de Jesús. Ellos celebraban en esta época el que volviera a renacer la naturaleza después que pasara el invierno. Generalmente se reconoce el 21 de diciembre como el día del Solsticio de Invierno, el cual corresponde al instante en que la posición del Sol en el cielo se encuentra a la mayor distancia del ecuado terrestre y es la fecha en que convencionalmente comienza el invierno en la mayoría de los países del Mundo. Basado en el Solsticio de Invierno, se ha celebrado por distintas culturas el renacimiento del año en lo que se refiere a la vida-muerte-renacimiento de las deidades o nuevos comienzos, como en la fiesta escocesa de Hogmanay, una tradición de Año Nuevo de limpieza. El 21 de diciembre se acepta como el día más oscuro del año por la posición del Sol, en especial las poblaciones en las cercanías de las regiones polares del hemisferio.
Solo mencionar la Navidad trasforma nuestra forma de ser, de pensar y actuar. Sin embargo, objetivamente y de manera general no se han producido cambios que lo ameriten porque la mayoría seguimos teniendo los mismos problemas individuales, idénticas dudas, semejantes trabajos e igual responsabilidad. No obstante en la Navidad todo es distinto, hay una tregua. La palabra Navidad nos trasmite un torrente de emociones y recuerdos vividos en nuestra niñez, que luego repetimos con nuestros hijos.

Año Nuevo

El Año Nuevo es la celebración del inicio del año siguiente en el calendario, en función del tipo de calendario utilizado. La más común es la del 1 de enero, del calendario gregoriano, que fue instaurado por el papa Gregorio XIII en 1582, y que se utiliza en la mayoría de los países del Orbe. Por causa de esta celebración, el 1 de enero es feriado en casi todo el mundo.
.

El gran negocio de la Iglesia: Las indulgencias

Imagínese que usted pudiera comprar un certificado de la Iglesia por adelantado para obtener el perdón de un pecado que usted quisiera cometer, y que todavía no lo ha perpetrado. O, que después de haberlo consumado, no pagara ninguna pena porque comprara una “indulgencia papal”. Esta fue la política de la iglesia por un largo tiempo y que la llevó a la Reforma y al cisma de la Iglesia con Martín Lutero. Para los luteranos el purgatorio fue un invento del Vaticano para cobrarle a su feligresía oro y plata para quitarle años de castigo, o sencillamente ir directamente al cielo ya con sus pecados perdonados gracias a la compra a la Iglesia de unas cuantas “indulgencias”.
.

Pacto con el Diablo

Un pacto con el diablo, trato con el diablo, o pacto fáustico, es un referente cultural muy extendido de la civilización occidental donde existe una presencia importante del demonio, manifestada sobre todo en la leyenda de Fausto y la figura de Mefistófeles, pero común a todo el folclore cristiano. En el catálogo tipológico Aarne Thompson pertenece a la categoría AT 756B "Contrato con el demonio."
Según las creencias cristianas tradicionales sobre la brujería, el pacto quedaría establecido entre una persona y Satanás o cualquier otro demonio (o demonios): La persona ofrecería su alma a cambio de favores diabólicos poderosos. Estos favores varían según el relato, pero suelen incluir la eterna juventud, el conocimiento, las riquezas, el amor o el poder. Se cree que algunas personas llevan a cabo este pacto sin pedir nada a cambio, como una forma de reconocer en el diablo a su señor. Siguiendo el discurso de las religiones monoteístas occidentales, este trato resultaría muy peligroso pues el precio de tales favores es la condenación eterna del alma. Se trataría, por tanto, de cuentos moralizantes donde el condenado siempre saldría perdiendo. Por otra parte, algunos de estos relatos presentan giros cómicos donde un campesino humilde termina engañando al diablo, casi siempre con base en la letra pequeña del pacto.
Entre los más crédulos, cualquier logro aparentemente sobrehumano se atribuía a un pacto con el demonio: Desde los numerosos Puentes del Diablo europeos a la técnica extraordinaria del violinista Niccolò Paganini...

Pages