Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Leyendas

Rilaj Maam: El Protector del Pueblo

En la mitología maya, "Rijlaj Mam" o "Rilaj Maam" es un nawal (espíritu o energía) de los maya-tz'utujiles de Santiago Atitlán, pueblo ubicado en la orilla del lago de Atitlán, en el departamento de Sololá del altiplano guatemalteco. Este personaje es venerado como "guardián protector" del pueblo tz'utujil dada su condición de pueblo colonizado. La tradición popular refiere que este personaje es un árbol de tz'atel (T'zité) o palo de Pito Erythrina corallodendron, árbol común en las regiones de Mesoamérica, quien en los tiempos mitológicos se propuso asimismo como "guardián protector" del pueblo. De esta manera los escultores nawales antiguos, tallaron su tronco y fabricaron el cuerpo y la máscara del Rilaj Mam, y con la madera de sus raíces tallaron el cuerpo y la máscara de María Kastalyan, Ya Peska Ch’ouriek, la versión femenina del Rilaj Maam.
.

El misterio de la Lanza Sagrada

La lanza Sagrada (también conocida como lanza del Destino, lanza de Longino o lanza de Cristo) es el nombre que se dio a la lanza con la que un soldado romano, llamado Longino según un texto bíblico apócrifo, atravesó el cuerpo de Jesús cuando estaba en la cruz.
La lanza es mencionada sólo en el Evangelio de Juan (19,33-34) y no aparece en ninguno de los evangelios sinópticos. En el mencionado evangelio se indica que los romanos planearon romper las piernas de Jesús, una práctica conocida como crurifragium, que era un método doloroso de acelerar la muerte durante la crucifixión de los condenados a este tipo de castigo. Momentos antes de que los soldados romanos lo hicieran, vieron que Jesús ya había muerto y por eso pensaron que no había razón alguna para romperle las piernas. Para cerciorarse de que estaba muerto, un soldado le clavó su lanza en un costado.
.

La Luna como una Deidad

La Luna tiene un importante lugar en numerosas mitologías y leyendas populares. La Luna representa el poder femenino, es la Diosa Madre y Reina del Cielo en algunas mitologías. En otras es un dios masculino. Desde los orígenes de la humanidad han existido inquietudes por el culto y el estudio de la Luna. Existen indicios que confirman la existencia de pueblos de Polinesia, Melanesia, tribus del Amazonas o africanas que han tenido a nuestro satélite por un ser vivo que compartía con ellos sus alegrías y tristezas.

María Lionza la creencia de un pueblo

María Lionza, María de la Onza, Yara, Guaichía es una deidad femenina mística autóctona del folklore venezolano y de acuerdo con la antropóloga venezolana Daisy Barreto, las referencias más antiguas al culto se encuentran en testimonios orales que datan de principios de siglo, en los cuales campesinos de la región de Yaracuy y algunas áreas adyacentes discuten la existencia de una devoción de corte campesino y afrovenezolano a la reina María Lionza en las sierras de la montaña Sorte en Chivacoa. En ese tiempo, el culto se circunscribía a esa pequeña región y estaba basado en la devoción a los antepasados, en su mayor parte caciques indígenas y héroes de la independencia venezolana (Ferrandiz, 1999).

¿Por qué las religiones crearon el Purgatorio?

El Purgatorio es un concepto religioso muy polémico con especial presencia en la teología católica y la copta y se define como un estado transitorio de purificación y expiación. Es este sitio, según lo explican las iglesias que inventaron el purgatorio, después de la muerte, las personas fallecidas sin pecado mortal pero que han cometido pecados leves no perdonados, o graves ya perdonados en vida, pero sin satisfacción penitencial de parte del creyente, tienen que purificarse de esas manchas a causa de la pena temporal contraída para poder acceder a la visión beatífica de Dios.
Debido a que todo aquel que entra en el Purgatorio terminará entrando al Cielo tarde o temprano, el Purgatorio no es una forma de Infierno. Las plegarias a Dios por los muertos, la celebración de eucaristías y las "indulgencias" pueden acortar la estadía de una o varias almas que estén en dicho estado. Imagínese que usted pudiera comprar un certificado de la Iglesia por adelantado para obtener el perdón de un pecado que usted quisiera cometer, y que todavía no lo ha perpetrado. O, que después de haberlo consumado, no pagara ninguna pena porque comprara una “indulgencia papal”. Esta fue la política de la iglesia católica por un largo tiempo y que la llevó a la Reforma y al cisma de la Iglesia con Martín Lutero. Para los luteranos el purgatorio fue un invento del Vaticano para cobrarle a su feligresía oro y plata para quitarle años de castigo, o sencillamente ir directamente al cielo ya con sus pecados perdonados gracias a la compra a la Iglesia de unas cuantas "indulgencias".

La Fuente de la Juventud ¿Existe?

La fuente de la juventud, símbolo de la inmortalidad, es una legendaria fuente que supuestamente cura y devuelve la juventud a quien quiera que beba de sus aguas o se bañe en ellas. La primera referencia conocida del mito de una fuente de la juventud está en el tercer libro de las historias de Heródoto (siglo IV a. C.). Allí comenta la entrevista entre el rey de Etiopía y los embajadores del rey persa Cambises:
"Tomando de aquí ocasión los Ictiófagos de preguntarle también cuál era la comida y cuán larga la vida de los etíopes, respondióles el rey, que acerca de la vida, muchos entre ellos había que llegaban a los 120 años, no faltando algunos que alcanzaban a más; en cuanto al alimento, la carne cocida era su comida y la leche fresca su bebida ordinaria. Viendo entonces el rey cuánto admiraban los exploradores una vida de tan largos años, los condujo él mismo a ver una fuente muy singular, cuya agua pondrá al que se bañe en ella más empapado y reluciente que si se untara con el aceite más exquisito, y hará despedir de su húmedo cuerpo un olor de viola finísimo y delicado. Acerca de esta rara fuente referían después los enviados ser de agua tan ligera que nada sufría que sobrenadase en ella, ni madera de especie alguna, ni otra cosa más leve que la madera, pues lo mismo era echar algo en ella, fuese lo que fuese, que irse a fondo al momento. Y en verdad, si tal es el agua cual dicen, ¿no se pudiera conjeturar que el uso que de ella hacen para todos los etíopes, hará que gocen los Macrobios de tan larga vida?"

Espantos para todos los sustos

¿Ha escuchado hablar de la Sayona, la Llorona, El Silbón, la Tulivieja, la Patasola? ¿Le suena conocida la expresión "¡De espanto y brinco!"?

Pues bien, se entiende como espanto a la imagen de una persona muerta que, según algunos, se aparece a los vivos asociada a una leyenda; también son personajes de narraciones de hechos naturales, sobrenaturales o mezclados, que se transmite de generación en generación de forma oral o escrita. Generalmente, el relato se sitúa de forma imprecisa entre el mito y el suceso verídico, lo que le confiere cierta singularidad.

Se ubica en un tiempo y lugar que resultan familiares a los miembros de una comunidad, lo que aporta al relato cierta verosimilitud. En las leyendas presentan elementos sobrenaturales como milagros, o presencia de criaturas ultratumba. Estos hechos son descritos como reales, pues forman parte de la visión del mundo propia de la comunidad en la que se origina la leyenda.

¿Existieron los Genios?

Un genio, del árabe Yinn, es un ser fantástico de la mitología semítica, fundamentalmente árabe. No debe confundirse esta palabra con otra idéntica que procede del latín genius. En ocasiones, en vez de genio se usa el término árabe, usualmente transcrito Jinn o Djinn, de acuerdo con la transcripción francesa o inglesa. Por lo general, estos seres son invisibles, aunque por momentos pueden adoptar diferentes formas (antropomorfas, plantas, o animales) y tienen la capacidad de influir espiritual y mentalmente en el ser humano (posesión psíquica), pero no necesariamente utilizan estos poderes.
En la mitología mesopotámica, están asociados al ámbito divino, aunque no pueden considerarse dioses, sino principalmente, guardianes o seres tutelares de lugares donde los hombres no debían tener acceso. Se piensa que su representación tendría un valor apotropaico. En las tradiciones más antiguas, los genios eran los espíritus de pueblos desaparecidos, que actuaban de noche y se escondían al despuntar el día. Otras tradiciones dicen que son seres de fuego. En todos los casos se trata de seres con características de duendes y otros seres mitológicos elementales de la naturaleza, que pueden, según su talante, atacar o ayudar al ser humano.
.

Superhéroes o Dioses de la Mitología Contemporánea

¿Quizás se ha preguntado por qué le cautivan y fascinan tanto los Superhéroes? Probablemente la respuesta tenga que ver con el Gen de Dios que, según el autor de esta hipótesis, dispone a las personas para tener experiencias que él define como místicas o espirituales. De una forma u otra, genéticamente los seres humanos se ven impulsados a buscar a Dios. Por ello, cuando vemos a un superhéroe pueden sentirse atraídos por él, porque se parecen a Dios, o son dioses, como es el caso de los superhéroes Hércules o Thor, de los comics de Marvel, que se inspiran en verdaderos dioses de la religión y mitología griega, en el caso de Hércules, y en las religiones germanas y mitologías nórdicas, con Thor, el Dios del Trueno. Los superhéroes no son otra cosa que dioses de la mitología contemporánea…
.

Adoración a los árboles

Para muchos pueblos, los árboles han sido objeto de adoración y han creado mitos en torno a ellos. En algunos casos han jugado un rol importante en mitologías y religiones. Por ello, en distintas épocas encontramos árboles sagrados como el Árbol del Conocimiento en la tradición judia, "los árboles del paraíso" en el Antiguo Testamento y el tradicional Árbol de Navidad con el que los cristianos asocian a la Navidad. Los seres humanos, observando el crecimiento y muerte de los árboles, la elasticidad de sus ramas, la sensitividad y el anual decaimiento y revitalización de su follaje, los ven como poderosos símbolos de crecimiento, decaimiento y resurrección. La representación simbólica inter-cultural más antigua de la construcción del universo es el árbol del mundo.
.

Catrina, el Lado Femenino de la Muerte

Iniciando como una protesta metafórica, originalmente llamada "La Calavera Garbancera". La Catrina es una figura creada por José Guadalupe Posada y bautizada por el muralista Diego Rivera. Quienes por medio de esta, quisieron expresar la miseria, los errores políticos y la hipocresía de una sociedad. Retratándola como una calavera femenina, vestida con ropa de gala, bebiendo pulque (bebida alcohólica de origen prehispánico que se consume todavía en los estados del centro de México), montadas a caballo, en fiestas de la alta sociedad o de un barrio. El culto a la muerte en México tiene antecedentes en la antigua Religión Azteca, donde existían los dioses Mictlantecuhtli y Mictecacihuatl, el dios y diosa de la muerte, la oscuridad, y el Mictlán o "la región de los muertos. En la tradición, se le entregaba a los dueños del inframundo ofrendas. Este detalle es muy importante ya que con el tiempo estas ofrendas seguirían presentes en los altares de la Muerte, y hoy en día, después de siglos, estas antiguas creencias han resucitado y surgieron la Santa Muerte y por extensión desde el mundo secular, la Catrina.
.

La Catrina

Iniciando como una protesta metafórica, originalmente llamada "La Calavera Garbancera". La Catrina es una figura creada por José Guadalupe Posada y bautizada por el muralista Diego Rivera. Quienes por medio de esta quisieron expresar la miseria, los errores políticos y la hipocresía de una sociedad. Retratandola como una calavera femenina vestida con ropa de gala, bebiendo pulque (bebida alcohólica de origen prehispánico que se consume todavía en los estados del centro de México), montadas a caballo, en fiestas de la alta sociedad o de un barrio. Hoy en día, la catrina, siendo una invención popular, se ha vuelto un artefacto popular y ha salido de los límites del lienzo o el grabado para ser parte de la cultura viva mexicana, de sus usos y costumbres. Parte de “lo mexicano” y de su posición frente a la muerte. La observa, se la acerca, la hace parte de su entorno, de su arte y es una artesanía que simboliza el mestizaje. Se ha vuelto artesanía que resalta la riqueza formal y espiritual del país.

Pages

Comentarios


Subscribe to Leyendas