Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Profecía

Una profecía es, en la primera acepción del Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española, un don sobrenatural que consiste en conocer, por inspiración divina, las cosas distantes o futuras, y se sitúa a las profecías mayormente en el ámbito de la fe, sin ligarlas necesariamente a un razonamiento en la previsión del resultado predicho.
La mayoría de las acepciones del citado diccionario referidas a la palabra profecía señalan que se trataría de un "don sobrenatural", es decir, que sería "inspirada por Dios".

Baba Vanga

Вангелия12Vanga
Baba Vanga a los 12 años y poco antes de su muerte

Vangelia Pandeva Dimitrova más conocida como Baba Vanga, fue una vidente bulgara. Se le conoció después de su matrimonio como Vangelia Gushterova.
Vangelia nació en la ciudad de Strumica, que en aquella época estaba invadida por el Imperio otomano y actualmente forma parte de la República de Macedonia. Siendo adolescente sufrió un tornado que la arrastró dos kilómetros provocando complicaciones de salud que le causaron una ceguera permanente. A partir de este momento empezó a ver el futuro. Siempre decía que escuchaba una voz que le indicaba la información... Por primera vez "el ser" le hablo con el principio de la guerra mundial... Le indico que la misma había empezado y que tendrá que ayudar a la gente y avisar a las familias de los que nunca volverían. Vivió casi toda su vida en la zona Rupite en las montañas Kozhuh en Bulgaria.

El 10 de mayo de 1942 se casó con un militar de nombre Dimitar Gushterov, y cambió su nombre por el de Vangelia Gushterova. Sus consejos buscaban el rey Boris III, líderes comunistas y políticos de todo el mundo, era íntima amiga de la primera dama e hija del presidente comunista Todor Jivkov.
Según la serie, que la televisión nacional rusa hizo basándose en su vida, Hitler también buscó sus servicios.
Murió el 11 de agosto de 1996 en la ciudad Búlgara de Sofía.

Después de su muerte, y con la popularización de internet, se le atribuyeron (retrospectivamente) todas las profecías posibles. Según fuentes de Internet Profetizó que el fin del mundo sucedería en 5079.
Se asegura que Baba Vanga formó parte de un centro de inteligencia paranormal de la URSS.

A Baba Vanga se le atribuye que:

Predijo la fecha de la muerte de Stalin.
Predijo el terremoto de Bulgaria de 1985.
Predijo la desintegración de la Unión Soviética en 1992.
Predijo los ataques del 11 de septiembre de 2001:
"Horror, el horror! Los hermanos estadounidenses caerán después de ser atacados por los pájaros de acero. Los lobos aúllan en un arbusto, y la sangre inocente correrá a borbotones". (Predicha en 1989 por Baba Vanga)

Predijo la victoria política de Boris Yeltsin.
Predijo el desastre atómico de Chernóbil.
Predijo el hundimiento del submarino Kursk en 2000.
Predijo la victoria del ajedrecista búlgaro Veselin Topalov en el campeonato mundial de ajedrez.
También que trató de evitar que un cantante búlgaro de ópera viajara en avión, el cantante no obedeció a su consejo y murió.

- Las predicciones de Vanga que aún tienen que suceder incluyen cuál sería el último presidente de Estados Unidos.
- Europa se transformará en un califato islámico y la transformación será completa en el año 2043.
- El comunismo volverá a Europa y el resto del mundo en 2076.

Los seguidores de Vanga creen que estos eventos podrían ocurrir. Sin embargo, debido a la naturaleza subjetiva de algunas predicciones, muchos siguen siendo escépticos.

Profeta

En grados diversos y formas variables, las religiones de la antigüedad hicieron referencia a hombres inspirados que afirmaban hablar en nombre de su dios. Pero en las grandes religiones monoteístas, las manifestaciones extraordinarias nunca constituyen lo esencial en los profetas, que se distinguen claramente de otros exaltados o simuladores por tener simplemente carácter de mensajeros. Las profecías eran, pues, consideradas simples indicadores del designio de Dios. Hasta la fecha, más allá de las evidencias científicas que puedan o no resultar suficientes para unos u otros, muchos seguidores de estas grandes religiones históricas afirman que, en buena medida, las profecías de sus libros sagrados se han cumplido.

Los profetas Malaquías, Daniel y Ezequiel, del taller de Martín Bernat (Museo de Zaragoza)
Los profetas Malaquías, Daniel y Ezequiel, del taller de Martín Bernat en el Museo de Zaragoza

El término profeta proviene del lenguaje religioso y se refiere a una persona que sirve como intermediario entre la humanidad y la divinidad. Estrictamente hablando, un profeta es alguien que sostiene haber tenido una experiencia personal con Dios, recibiendo de él la misión de comunicar sus revelaciones y, como consecuencia de ello, habla en su nombre a los seres humanos. El profeta posee cualidades de intercesor por el pueblo ante Dios y a su vez es mensajero de su palabra. Su carisma de interpretar la historia desde la perspectiva de Dios recibe el nombre de don de profecía.

Eventualmente, se utiliza el término para designar a alguien que predice acontecimientos futuros, generalmente cuando lo hace interpretando señales o basado en una revelación sobrenatural; pero ello puede dar lugar al malentendido, por lo que suele en tal caso emplearse vidente, de modo de diferenciarlo de los profetas, quienes comunican la palabra de Dios.

Profecía de la Virgen de Fátima

La Virgen de Fátima es una advocación con que se venera en el catolicismo a María, madre de Jesús. La misma se originó en una serie de apariciones que tres niños pastores, Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto quienes afirmaron haber tenido en Fátima, en Portugal, entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917, las que confirieron fama mundial a esta advocación.
Adicionalmente, se atribuyó a los acontecimientos y mensajes de Fátima componentes proféticos, en particular con respecto a una posible guerra mundial, a la conversión de la Rusia soviética, y al intento de asesinato de Juan Pablo II.

La posición oficial de la Iglesia católica sobre todo lo sucedido, en cuanto a doctrina, se expresa en su catecismo: "A lo largo de los siglos ha habido revelaciones llamadas "privadas", algunas de las cuales han sido reconocidas por la autoridad de la Iglesia. Estas, sin embargo, no pertenecen al depósito de la fe. Su función no es la de "mejorar" o "completar" la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una cierta época de la historia. Guiado por el Magisterio de la Iglesia, el sentir de los fieles (sensus fidelium) sabe discernir y acoger lo que en estas revelaciones constituye una llamada auténtica de Cristo o de sus santos a la Iglesia.
La fe cristiana no puede aceptar "revelaciones" que pretenden superar o corregir la Revelación de la que Cristo es la plenitud. Es el caso de ciertas religiones no cristianas y también de ciertas sectas recientes que se fundan en semejantes "revelaciones". (Catecismo de la Iglesia Católica, Numeral 67)

Children of Fátima
Escultura de los tres niños de Fátima

El "secreto de Fátima" propiamente, la Iglesia católica lo interpretó como una visión profética de la reconversión de Rusia al cristianismo. En efecto, en el mismo año de las "apariciones de Fátima" tuvo lugar la Revolución de Octubre o Revolución bolchevique, segunda fase de la Revolución rusa de 1917, que conduciría al nacimiento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1922 con un sistema político de partido único dominado por el Partido Comunista hasta 1990. También se considera que, con la desintegración de la URSS en 1990, la profecía se cumplió. Asimismo se interpreta que el tercer mensaje del "secreto de Fátima" incluyó una profecía sobre el intento de asesinato de Juan Pablo II, que ocurrió el 13 de mayo de 1981, en el 64° aniversario de la primera aparición de Fátima. Así lo expresó el Vaticano: "Tras los dramáticos y crueles acontecimientos del siglo XX, uno de los más cruciales en la historia del hombre, culminado con el cruento atentado al "dulce Cristo en la Tierra", se abre así un velo sobre una realidad, que hace historia y la interpreta en profundidad, según una dimensión espiritual a la que la mentalidad actual, frecuentemente impregnada de racionalismo, es refractaria... Fátima es sin duda la más profética de las apariciones modernas. La primera y la segunda parte del "secreto"... Se refieren sobre todo a la aterradora visión del infierno, la devoción al Corazón Inmaculado de María, la segunda guerra mundial y la previsión de los daños ingentes que Rusia, en su defección de la fe cristiana y en la adhesión al totalitarismo comunista, provocaría a la humanidad.

Micha
Miqueas, profeta del pueblo de Israel.

Las profecías en Israel y en el cristianismo primitivo

En la tierra de Israel, los profetas se diferenciaban de los existentes en otros pueblos, por tener los siguientes rasgos:

Eran considerados como hombres llamados por Dios, y varios de ellos narraron con claridad su vocación, e inclusive su reticencia inicial a seguir el llamado. Por lo tanto, se los estimaba como hombres que tenían una experiencia de Dios: hablaban a partir de lo que vivieron ellos.
Eran hombres de palabra. No se dedicaban a adivinar. Interpretaban la historia desde la perspectiva de Dios, y así señalaban las exigencias de Dios, tanto al pueblo como a los gobernantes y sacerdotes, para llevarlos por la senda del arrepentimiento y del amor.
Eran profundamente religiosos: sus palabras eran en todo coherentes con sus obras.
Eran intercesores por el pueblo delante de Dios. Por eso, una de las tres partes de la Biblia hebrea es llamada nebi'im ( profetas).

Luca Giordano - Dream of Solomon - WGA09004
Sueño de Salomón.

Siendo estos el carácter y la función de los profetas, no es de extrañar que la Biblia ponga a Moisés a la cabeza del linaje de los profetas, pues conoció al Señor Dios cara a cara (Deuteronomio 34, 10). Son ejemplos memorables de profetismo los profetas Elías y Eliseo, y los profetas canónicos Isaías, Jeremías, Ezequiel, Amós, Oseas, Miqueas, Sofonías, Nahúm, Habacuc, Ageo, Zacarías, Malaquías, Abdías, Joel, entre otros. La comunidad cristiana primitiva reconoció que en ella se manifestaba nuevamente la inspiración profética, como señala explícitamente Pablo de Tarso: El que profetiza habla a los hombres para edificarlos, exhortarlos y reconfortarlos... El que profetiza edifica a la comunidad (I Corintios 14, 3-4).

Church of the Visitation IMG 0644
Oración del Magnificat en la Iglesia de la Visitación (Ain Karim, Israel), escrita en hebreo..

La supervivencia de las profecías en el tiempo: La profecía de María

La característica común de las profecías que sobreviven al paso del tiempo es que han sido determinadas como tales después de que ocurrieron los hechos. Por ejemplo, el Nuevo Testamento incluye una perícopa en la que Jesús de Nazaret señalaba que el Templo de Jerusalén sería destruido (Mateo 24, 1-2) lo que, efectivamente, sucedió en el año 70 d.C. a manos de las legiones romanas comandadas por Tito.

Un ejemplo que los cristianos consideran extraordinario es la llamada profecía de María, madre de Jesús. Ain-Karim, una pequeña ciudad situada siete kilómetros al oeste de Jerusalén, en la montaña de Judea, fue escenario de este vaticinio en los albores mismos de la era cristiana. Allí vivía Isabel con su esposo Zacarías, cuando María fue a visitarla. Luego del saludo inicial, María realiza un cántico de alabanza a Dios, el Magnificat. En el momento culminante del Magnificat, María profetiza: "Todas las generaciones me llamarán bienaventurada".

A lo largo de la historia, los hombres han mencionado y comentado numerosas profecías, muchas de ellas oscuras y difíciles de desentrañar. El cumplimiento de la profecía de María, madre de Jesús, resulta evidente y constante para los cristianos después de tantos siglos, como también clara y concreta su formulación.

Artes adivinatorias y leyendas urbanas

El término profeta se aplica in sensu stricto en el ámbito de la fe y se refiere, como se señaló anteriormente, al que transmite la palabra de Dios. En un sentido más laxo, se puede considerar una profecía a un juicio o conjetura que se forma de algo por las señales que se observan en ello (quinta acepción del Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española). Se trataría de una afirmación clarividente sobre el futuro, en general; a veces consideradas como un viaje no físico a través del tiempo. Este otro tipo de llamadas profecías pueden tener como marco la parasicología o las artes adivinatorias, como es el caso de las Centurias de Nostradamus. Se trata de supuestas indicaciones de hechos futuros que según los escépticos están escritas con un lenguaje ambivalente y, por tanto, podrían referirse a casi cualquier evento que se pueda hacer coincidir con el hecho profetizado. Quizá debido a la oscuridad de sus cuartetas proféticas, estas han perdurado por siglos y han sido a menudo interpretadas de forma distinta por diferentes estudiosos a lo largo de los años. Muchos libros han sido escritos basándose en estas varias interpretaciones, a pesar de que las diversas lecturas de su material han variado de una publicación a otra.

Ejemplos de ello son algunas presuntas referencias a Napoleón Bonaparte: Un emperador nacerá cerca de Italia que al Imperio será vendido bien caro dirán con qué gentes se une será considerado menos príncipe que carnicero. En otra, puede leerse: De simple soldado llegará a imperio de la ropa corta llegará a la larga valiente en armas, lo peor con la Iglesia vejará a los sacerdotes como el agua empapa la esponja. También las presuntas referencias a Adolf Hitler: De lo más profundo del Occidente de Europa de gentes pobres un niño nacerá con su lengua seducirá a la muchedumbre su fama crecerá más en el reino de Oriente. Es la supuesta profecía que vaticina su nacimiento. Durante la Segunda Guerra Mundial alcanzó difusión la teoría de que la palabra Hister mencionada en otra cuarteta II, sea una aproximación fonética al nombre del dictador, a pesar de que también se trate del nombre latinizado del río Danubio.

En todos los casos, existirían diferencias en el nivel de claridad y precisión respecto de una profecía bíblica en el sentido estricto de la palabra, como fue la de María. Lo mismo sucede con ciertas profecías tradicionales en las grandes religiones monoteístas, cuando son interpretadas fuera de contexto, como la profecía de los papas de san Malaquías, o las profecías apocalípticas, que tienen como tema principal el fin del mundo o Armagedón.

Algunas supuestas profecías son consideradas por algunos grupos solo como leyendas urbanas, como por ejemplo la leyenda correspondiente a los eventos del 11 de septiembre de 2001 que se hizo popular y circuló masivamente en la Internet luego de producido el ataque a las Torres Gemelas; mientras otros no están de acuerdo, y consideran que existirían antecedentes, tales como una cuarteta de las profecías de Nostradamus.

John William Waterhouse - Consulting the Oracle - Christie's
Consulta al Oráculo.

Oráculo

Un oráculo (μαντειον) es una respuesta que da una deidad por medio de sacerdotes, o de la Pitia o Pitonisa griega y romana, o la Sibila, o incluso a través de interpretaciones de señales físicas (tintineo de campanillas, por ejemplo), o de interpretaciones de símbolos sobre piedras, como las Runas, o de interpretaciones de símbolos sobre cartas, como el Tarot, o de sacrificios de animales. Por extensión, se llama oráculo al propio lugar en que se hace la consulta y se recibe la respuesta (el oráculo). Existen varios de estos lugares, que fueron muy importantes en la Antigüedad, la mayoría pertenecientes al mundo griego. Los romanos asimilaron y heredaron los oráculos griegos, creando además los suyos propios como aquel de la Sibila de Cumas. La palabra deriva del latín "oraculum" y puede significar tanto la respuesta de una divinidad a una pregunta, como la propia divinidad o el santuario en el cual la pregunta fue respondida. Los pueblos antiguos tenían en sus oráculos el sistema de predicción del futuro. Antes de cualquier gran evento, reyes y líderes consultaban las previsiones de los oráculos. En la antigua cultura griega, éstos eran elementos fundamentales y uno de los más famosos estaba ubicado en la ciudad de Delfos. Los sacerdotes y sacerdotisas respondían las preguntas en el templo de forma enigmática y repleta de simbolismos.

oráculo/https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Themis_Aigeus_Antikensammlung_Berlin_F2538.jpg
Egeo, mítico rey de Atenas, consultando a la Pitia, el Oráculo délfico, que está sentada en un trípode.

Oráculo de Delfos

El oráculo de Delfos, en el Santuario de Delfos, fue un lugar de consulta a los dioses, en el templo sagrado dedicado principalmente al dios Apolo. Situado en Grecia, en la actual villa de Delfos, al pie del monte Parnaso, consagrado al propio dios y a las musas, en medio de las montañas de la Fócida, a 700 m sobre el nivel del mar y a 9,5 km de distancia del golfo de Corinto.

Funcionamiento del oráculo en época Clásica
Borgia Apartment 019
El profeta Oseas y la Sibila de Delfos Fresco Apartamentos Borgia, Salón de las Sibilas.

Pitia o Pitonisa

No sabe que la elección de este personaje se hacía sin ninguna distinción de clases. A la candidata sólo se le pedía que su vida y sus costumbres fueran irreprochables. El nombramiento era vitalicio y se comprometía a vivir para siempre en el santuario. Durante los siglos de apogeo del oráculo fue necesario nombrar hasta tres pitonisas para poder atender con holgura las innumerables consultas que se hacían por entonces. Sin embargo, en los tiempos de decadencia sólo hubo una, suficiente para los pocos y espaciados oráculos que se requerían.

Los consultantes tenían una entrevista con ella unos días antes del oráculo. Este hecho está perfectamente documentado en las noticias que dan los autores de la Antigüedad. El oráculo se celebraba un día al mes, el día 7 que se consideraba como la fecha del nacimiento de Apolo. Los consultantes eran de todo tipo, desde grandes reyes hasta gente pobre. En primer lugar se ofrecía un sacrificio en el altar que había delante del templo. A continuación se pagaban las tasas correspondientes y por último el consultante se presentaba ante la Pitia y hacía sus consultas oralmente, según se cree.
Se conoce muy poco sobre el rito que se seguía en el oráculo. Se sabe que la Pitia se sentaba en un trípode que estaba en un espacio llamado aditon, al fondo del templo de Apolo Pitio. Αδυτων significa "fondo del santuario" y τo αδυτoν significa "lugar sagrado de acceso prohibido". En el oráculo de Dódona se hacían las consultas grabadas en laminillas de plomo de las que se han encontrado bastantes ejemplares en las excavaciones. La Pitia daba respuestas (el verdadero oráculo) que un sacerdote recogía y escribía en forma de verso. Después se le entregaba al consultante. En un primer momento, las sentencias de la pitonisa se hacían en verso, pero a mucha gente le parecía extraño que, siendo Apolo el dios de la música, tuvieran las predicciones tan mala calidad rítmica y melódica. Así que pronto la pitonisa comenzó a predecir en prosa.

Uno de los enigmas con el que se enfrentan los estudiosos del tema es el gran número de aciertos que tuvo el oráculo de Delfos. La fe en él era total, incluso si se equivocaba, porque en ese caso se decía que el fallo era la interpretación de lo dicho y no el oráculo en sí.


Le invitamos cordialmente a leer nuestro libro: ¿Quién es Dios?
¡Gracias! por visitarnos, Vladimir y María Mercedes Gessen @DivanGessen

Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Profec%C3%ADa
https://es.wikipedia.org/wiki/Or%C3%A1culo
https://es.wikipedia.org/wiki/Or%C3%A1culo_de_Delfos#Pitia_o_Pitonisa
https://es.wikipedia.org/wiki/Profeta
https://es.wikipedia.org/wiki/Baba_Vanga
https://en.wikipedia.org/wiki/Baba_Vanga
https://www.youtube.com

Fotos: https://commons.wikimedia.org/wiki/Main_Page
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:%D0%94%D0%B0%D0%BD%D0%B8%D0%B8%D...



Comentarios