Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Sexo, Amor y Religión

La sexualidad y el amor tienen explicaciones, biológicas, psicológicas, genéticas, y de orden moral y religioso. En cuanto a algunas creencias judeocristianas, el texto del Génesis 3:7 muestra la conciencia de la desnudez como evidencia de la comisión de un supuesto pecado original. Algunas interpretaciones del texto bíblico sostienen que el pecado de Adán y Eva es una alegoría del acto sexual. Pero, según la misma Biblia, en Génesis 9:1, Dios dijo: "Creced y multiplicaos y poblad la tierra"... Y la vía para hacerlo es la relación sexual entre el hombre y la mujer. Así de simple, Dios estableció la sexualidad. También dijo al hombre: "Regocíjate o goza con tu esposa... y que sus senos te embriaguen a todo tiempo” (Proverbios 5:18, 19). Igualmente, invita a las mujeres a disfrutar de las relaciones sexuales, pues dice: El esposo debe satisfacer las necesidades sexuales de su esposa (Corintios 7:3). En el judaísmo bíblico el sexo no era un tabú y las relaciones sexuales entre cónyuges no eran pecado ni signo de falta de santidad. El pecado original no es el sexo sino el deseo de saber: Eva mordió el fruto del árbol del conocimiento. Por lo que es obvio que Dios estableció la sexualidad. Para los científicos, el amor, en sus primeras fases, se abastece fundamentalmente de química. En ese estado el cerebro produce sustancias que provocan euforia natural cuando estamos con nuestra pareja, y su ausencia desencadena un "síndrome de abstinencia" como otras drogas. Al igual que el resto de animales y seres vivos, los humanos llevamos en nuestros genes el instinto de "procreación" y de descendencia, que es en un principio lo que causa el efecto de enamoramiento.
.

El primer beso Salvador Viniegra y Lasso de la Vega (1891)
El primer beso, obra del pintor Salvador Viniegra, también conocida como Adan y Eva

Adán y Eva, sin duda le hicieron caso a Dios y tuvieron hijos. Adán y Eva, según las creencias judía, cristiana y musulmana fueron los primeros seres humanos (hombre y mujer) que poblaron la Tierra. Fueron hechos por Dios (Yahweh en el judaísmo y Alá en el islamismo) en el sexto día de la creación. Según la Biblia y el Corán, Adán fue creado primero, y Dios, al verlo solo, decidió que necesitaba una compañera que fue creada partiendo de una costilla del hombre. Los primeros hijos de la pareja fueron Caín, Abel, y posteriormente Set, además de otros hijos e hijas a los cuales no se les adjudica nombre alguno.

Siendo pareja única era obvio que se enamoraran entre ellos y disfrutaran su sexualidad. Así, la primera pareja vivió un estado emocional surgido por la alegría, en el cual ambos se sintieron poderosamente atraídos entre sí, y compartieron tantas cosas como les trajo consigo la vida.

Pleasuring herself

Orgasmo y religión

Originalmente, de acuerdo a los libros sagrados, la mujer debía disfrutar como el hombre la relación sexual. Recordemos: “El esposo debe satisfacer las necesidades sexuales de su esposa (Biblia, Corintios 7:3). Y de acuerdo al Islam "un hombre no debería dejar la cama proverbial hasta que la mujer esté satisfecha".

Lamentablemente en la Edad Media, los tabúes sexuales religiosos que se difundieron en la moral del Medioevo, que derivaron de las religiones mayoritarias en Europa, asumieron que lo corpóreo, material y genital era lo opuesto a lo bueno, celeste y espiritual dando lugar a su propia idea del sexo. El orgasmo, sobre todo el femenino, no era visto como algo "natural" sino como material, maligno, corpóreo y diabólico para algunos. Hasta épocas recientes algunas conductas que son vistas como "normales" en sociedades tolerantes de hoy, eran entonces prohibidas.

A partir del Siglo XV es documentado que los médicos europeos se valieron de la ayuda manual para que las mujeres con enfermedades catalogadas como "histeria" (por ejemplo, nerviosidad y dolores de cabeza) pudieran conseguir el orgasmo. En el Siglo XIX estas prácticas disminuyeron dado que se empezaron a comercializar aparatos como los primeros vibradores. En el mismo siglo, la literatura medicinal mencionaba varias veces al orgasmo femenino y lo describía - erróneamente - como necesario para una concepción exitosa. En Francia ya era común la expresión la petite mort, la pequeña muerte, para referirse al orgasmo femenino.

Es en el siglo XX que los cambios en las concepciones morales, la disminución de la influencia de la Iglesia y mejores métodos científicos hicieron posible investigar el fenómeno de manera más profunda y ayudaron a que dejara de ser un tabú.

Según Masters y Johnson (1966) los procesos fisiológicos que intervienen en el orgasmo femenino son análogos a los observables en el orgasmo masculino, pero la capacidad de experimentar orgasmos múltiples en un lapso limitado es superior en la mujer promedio que en el varón promedio.

En la actualidad, en buena parte del Mundo, es un hecho natural que tanto la mujer como el hombre disfruten en su totalidad su sexualidad y cada vez es más visible que las religiones que hicieron sinónimo a la sana sexualidad del ser humano con lo diabólico, practicaban en secreto lo más perverso, maligno y oscuro del sexo como son la agresión sexual, el abuso y acoso sexual, y la violación.

Enamoramiento

El amor es considerado como un sentimiento diferente y superior a las puras necesidades fisiológicas, como el deseo sexual o la lujuria, y generalmente implica una mezcla de deseo emocional y sexual, otorgándole, sin embargo, más énfasis a las emociones que al placer físico, a diferencia del amor platónico, que se centra en lo espiritual.

Desde el punto de vista bioquímico el enamoramiento se trata de un proceso que se inicia en la corteza cerebral, pasa al sistema endocrino y se transforma en respuestas fisiológicas y cambios químicos ocasionados en el hipotálamo mediante la segregación de dopamina.

El enamoramiento se basa en los gestos y la comunicación emocional, motriz, sexual, intelectual e instintiva. Los gestos se basan físicamente también y se llevan a cabo al moverse, mirarse, acariciarse y hablarse.

El enamoramiento puede ser de dos tipos:

Externo: Donde te enamoras de lo que tus ojos ven.

Interno: Te enamoras de cómo es el individuo (sus sentimientos)

Características del enamoramiento:

Intenso deseo de intimidad y unión física con el individuo (tocarlo, abrazarlo, besarlo y de tener relaciones sexuales).

Intenso deseo de reciprocidad: que el individuo también se enamore del sujeto.

Intenso temor al rechazo: lo cual causa angustia y zozobra.

Pensamientos frecuentes e incontrolados del individuo que interfieren en la actividad normal del sujeto puro, sea por alegría intensa al compartir o tristeza ante la ausencia de la pareja.

Pérdida de concentración

Fuerte activación fisiológica, con nerviosismo y aceleración cardíaca, ante la presencia (real o imaginaria) de la persona amada.

Hipersensibilidad ante los deseos y necesidades del otro

Atención centrada en la pareja, incluso más que en sí mismo.

Idealización del ser amado, percibiendo solo características positivas, a juicio del sujeto y atenuando o justificando las características negativas.

El proceso de enamoramiento suele comenzar con una atracción física inicial hacia otra persona. A continuación, se potencia con una atracción personal y se dispara definitivamente cuando se presenta un conocimiento o sospecha de que existe reciprocidad en la atracción y esa persona se siente también atraída física y personalmente a la primera.

Pasión 2483

Ciencias de la Conducta

La expresión "hay química entre nosotros..." por parte de enamorados es real. Los investigadores apuntan a que el amor, por lo menos en sus primeras fases, se abastece fundamentalmente de química. Una sustancia en nuestro cerebro denominada feniletilamina obliga la secreción de la dopamina o la norepinefrina, que producen un estado de euforia natural cuando estamos con nuestra pareja, y su ausencia desencadena un "síndrome de abstinencia" como otras drogas.
Al igual que el resto de animales y seres vivos, los humanos llevamos en nuestros genes el instinto de "procreación" y de descendencia, que es en un principio lo que causa el efecto de enamoramiento.

Atracción sexual

La atracción sexual hace referencia a la capacidad para atraer el interés sexual de potenciales parejas reproductivas. En el ser humano se entiende como la habilidad para generar interés erótico en otras personas. Estudios recientes han descubierto que en el sistema límbico, incluyendo el hipocampo y la amígdala, es donde se localiza tan poderoso proceso fisio-psicológico. En este sentido, la atracción puede ser potenciada por elementos tales como la vestimenta, los olores, forma de moverse. Según los resultados actuales, existen componentes genéticos, psicológicos y culturales, entre otros, tanto en los estímulos que generan atracción física y sexual como en las respuestas manifiestas de atracción.

Atracción física sexual se refiere al proceso de generación de actitudes positivas hacia una persona, favorecida porque tal persona posee o muestra determinadas características físicas y sexuales deseables. Es una atracción basada fundamentalmente en el interés que su aspecto físico genera en la otra persona y en el deseo sexual que suele ser natural durante el enamoramiento y las primeras fases del proceso amoroso.

La atracción física y sexual por una persona va a generar unas expectativas sobre la posible ocurrencia de eventos que producen placer y gratificación. En este momento se unen la excitación producida por los deseos sexuales y la producida por las expectativas sociales aprendidas y se enfocan hacia una misma persona, apareciendo el estado que llamamos de enamoramiento.

La atracción sexual en humanos nace del instinto biológico, los sentimientos, emociones y pensamientos que involucran un significado importante en la atracción. Depende mucho de la percepción de los sentidos, la idea propia de lo que una persona considere sexualmente atractivo y los comportamientos del individuo.

Un primer encuentro exitoso entre ambos sexos dependerá en gran medida de la percepción de cada sentido. Si se demuestra la compatibilidad entre ambos individuos se logrará llegar al acto sexual, determinante para la conservación de la especie. Gran parte de la atracción sexual humana es dirigida por el atractivo físico.

Amor

A diferencia del enamoramiento, que puede ser unilateral, el amor aparece tras una fase de enamoramiento recíproco debido principalmente al desarrollo activo de un extraordinario grado de intimidad, mediante apoyo emocional y material, complementariedad de necesidades, comprensión mutua, comunicación íntima… y un progresivo compromiso mutuo.

Comportamiento sexual humano

La actividad sexual en los humanos es una forma natural de intimidad física. Puede ejercerse con el propósito de la reproducción biológica, trascendencia espiritual, para expresar afecto o por placer y entretenimiento (conocido en este contexto como "gratificación sexual"). El deseo por el sexo es una de las motivaciones básicas del comportamiento humano.

Religión y sexualidad

Los puntos de vista entre religiones y creyentes individuales discrepan ampliamente, desde el concepto que demoniza al sexo y la carne, como uno de los enemigos del alma, a la creencia (propia de varias religiones orientales y religiones africanas) de que el sexo es la más alta expresión de lo divino. Estos conceptos teológicos tienen su expresión en las muy diferentes formas de ejercer la sexualidad, el matrimonio y de otras relaciones interpersonales.

Algunas religiones distinguen entre las actividades sexuales que se practican para la reproducción biológica y otras actividades practicadas para el placer sexual, que se califican de inmorales.

Cristianismo y sexualidad

El Cristianismo afirma que, reducida a la genitalidad, la sexualidad degrada a la persona; que debe abarcar a toda la persona y no sólo a una parte de la misma. Que la sexualidad es una realidad positiva creada por Dios como expresión de amor y unión entre un hombre y una mujer. Que se encarna dentro del acuerdo matrimonial.

Según las doctrinas y magisterios cristianos más extendidos, tanto entre católicos como protestantes, la sodomía es un pecado.

Para la Iglesia Católica El placer sensual y las prácticas eróticas están en función del sacramento religioso de la institución matrimonial hombre-mujer y solo pueden ejercerse dentro de tal vínculo.

Para Santo Tomás desviarse de la "postura normal" (Posición del misionero) era un pecado contra natura, para el Concilio Vaticano II, el acto sexual entre los esposos debe ser honesto y digno, y las relaciones sexuales conyugales deben ser "normales".

La Iglesia Católica considera que el sexo es aceptable siempre y cuando se de dentro del matrimonio y exclusivamente con fines reproductivos. Rechaza el sexo con fines exclusivamente placenteros y lujuriosos. Considera que el sexo dentro de los límites del matrimonio que tiene por objetivo la reproducción es noble y honorable, un signo de comunidad espiritual entre los esposos y no un vínculo físico o biológico.

El Catecismo de la Iglesia Católica indica como una de las ofensas contra la castidad la fornicación, que califica de acción intrínseca y gravemente desordenada porque el uso de la facultad sexual, por la razón que sea, fuera del matrimonio es esencialmente contrario a su propósito. La fornicación significa "tener relaciones sexuales con una prostituta", que deriva de: Fornix, zona abovedada —donde habitualmente se apostaban las prostitutas romanas—, burdel. Es un término usado en referencia a la relación sexual fuera del ámbito matrimonial, es decir, aquella relación sexual que se dé entre dos personas que no están unidas por este vínculo conyugal.

El sexo que apunta al placer fuera del matrimonio y del objetivo de la procreación es considerado pecado y lujuria, incluyendo la homosexualidad, masturbación, fornicación, prostitución, incesto, pornografía o violación.

Klimt - Liegender Halbakt

La masturbación, tanto femenina como masculina, es la estimulación de los órganos genitales con el objeto de obtener placer sexual, pudiendo llegar o no al orgasmo. La masturbación puede realizarse por uno mismo en solitario o como estimulación realizada sobre los genitales de otra persona con los mismos fines placenteros, como ocurre en la masturbación mutua.

Islam y sexualidad

La doctrina islámica exige que el hombre se rija en todos sus actos según los mandatos y las prohibiciones de Dios y debe clasificar sus actos según los parámetros islámicos, es decir, lo lícito y lo ilícito. Lo lícito es lo que Dios ha permitido y lo ilícito es lo que Dios ha prohibido. La legislación de lo licito y lo ilícito se obtiene de los textos legales tomados del Sagrado Corán y la Sunna.

El Islam concibe la sexualidad como un don divino y su práctica es equiparable a la limosna, la oración o cualquier acto piadoso. El acto sexual es agradable a los ojos de Dios, puesto que la sexualidad es algo que Él puso en las criaturas. Por eso, se debe buscar el placer en sí, tenga o no como finalidad la procreación. El objetivo final es alcanzar la armonía sexual, ya que si se logra se consigue también la armonía espiritual, lo que redunda en el bien de la comunidad. Ello supone rechazo a toda forma de ascetismo, ya que se puede entender como un desprecio hacia el cuerpo, y despreciar el cuerpo supone despreciar el espíritu.

Aceptada de forma tan tajante la sexualidad y su práctica, el islam no contempla el celibato como práctica religiosa, y considera que el estado natural del ser humano es el matrimonio.

Aunque el Corán permite a los musulmanes casarse con mujeres de otras religiones como la Judía o cristiana, a una mujer musulmana solo se le permite casarse con un varón musulmán. El contrato matrimonial entre una mujer musulmana y un varón no musulmán se considera ilegal y nulo, por tanto un adulterio desde el punto de vista legal.

En particular, el adulterio acarrea un severo castigo. Las relaciones prematrimoniales son consideradas pecado.

La ley islámica define "Zina" como relaciones sexuales ilegales, es decir un acto sexual entre un hombre y una mujer que no se encuentran vinculados entre si por el matrimonio. Comprende el sexo extramarital y el sexo prematrimonial.

El zina se encuentra tratado dentro de la jurisprudencia sexual islámica de Fiqh, la cual es una extensión del código de conducta Sharia contenido en el Corán.

La mayoría de las formas de contacto sexual están permitidas. El sexo se considera una actividad placentera, incluso espiritual, y un deber. Se proclama que las relaciones sexuales entre una pareja están recompensadas por Dios. Se sugiere que un hombre no debería dejar la cama hasta que la mujer esté satisfecha, una expresión que muchos interpretan como referida al orgasmo.

Los contactos sexuales prohibidos incluyen el contacto genital con una mujer que esté menstruando. En tal caso, se permite explícitamente otro tipo de contacto sexual, como el beso. El sexo anal, sea dentro o fuera del matrimonio, está prohibido por la mayor parte de los expertos coránicos. Otras formas de contacto sexual, como el sexo oral no están prohibidos, y por tanto la mayoría de ellos las consideran permisibles. El coitos interruptus es permitido como método anticonceptivo. Las mujeres tienen obligación de mantener relaciones sexuales con el marido cuando éste se los exige.

Hay puntos de vista opuestos sobre el tema de la masturbación. Mientras algunos expertos coránicos lo consideran prohibido por la doctrina islámica, otros creen que los que se masturban, no serán castigados si son incapaces de casarse.

La homosexualidad está prohibida en el islam. Los actos de sodomía son castigados con la muerte. La sodomía es un crimen capital en Irán, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Sudán y Mauritania. Sin embargo, a pesar de la condena legal, la tolerancia efectiva de las autoridades y las sociedades islámicas hacia la homosexualidad ha sido muy variable a lo largo de los siglos y de los lugares.

Si el aborto se produce después de que el feto recibe su espíritu, es decir, 40 días después de la fecundación, está prohibido y es ilícito pero si el aborto se produce antes que se le insufle su espíritu al feto, algunos jurisconsultos islámicos lo declaran permitido porque el embrión aún no se convirtió en feto. El aborto después de los 42 días de embarazo es permitido solamente en caso de riesgo de vida para la madre.

Hinduismo y sexualidad

Al contrario que otras religiones, en el hinduismo la visión de la moral sexual difiere ampliamente. Los propios textos sagrados hindúes son muy vagos sobre el asunto. Hay templos que muestran abiertamente actividad sexual y la imaginería sexual no es sacrilegio (por ejemplo el lingam, símbolo fálico de Shivá), pero la auto-contención sexual se considera esencial para el bienestar y los deberes de un hindú.

Reflexológia

Tantra

La versión Tantra del hinduismo es la que en sus aspectos sexuales ha sido vista con atención más morbosa en su divulgación en occidente, en lo que se denomina neotantra. El tantra o tantrismo es una de las variadas tradiciones esotéricas orientales que enseñan a utilizar el deseo sexual con el propósito de desarrollar el espiritu.

En el hinduismo existen dos tantras: El sendero de la mano derecha (dakshina marga) y el de la mano izquierda (vama marga). Este último incluye técnicas de meditación y ritualización a través del acto sexual, mediante las cuales se integran las energías femeninas y masculinas. Los seguidores del sendero de la mano derecha afirman que su método es más "elevado".

La vida religiosa de los hindúes comienza con el brahmacharia o estadio del estudiante, en la que son dirigidos a avanzar educativa y espiritualmente mediante el celibato, en su preparación para una vida posterior de dharma (deberes religiosos) y karma (acciones terrenales correctas); solo una vez que alcanzan el grijasta (estado del padre de familia) pueden buscar el kāma (placer físico) y el artha (logros mundanos y prosperidad material) a través de sus vocaciones.

No obstante, en general la sociedad hindú ha sido influida por otras religiones desde la Edad Media, primero por la minoría dirigente islámica y desde el siglo XVIII por los colonizadores británicos (cristianos), que reflejaban sus actitudes mucho más restrictivas en cuestiones sexuales. Por otra parte, muchos hindúes actuales (especialmente en las grandes ciudades de la India o entre los emigrantes y las segundas generaciones asentadas en países desarrollados) han aceptado costumbres sexuales occidentales que en la práctica son más "liberales" que las hindúes tradicionales.

La mayor parte de los hindúes que han adoptado la cultura occidental se adhieren a los estándares sexuales de la moralidad cristiana victoriana, que percibe como inmoral y vergonzoso el sexo extramatrimonial y prematrimonial. En la doctrina religiosa, la prohibición contra el sexo fuera del matrimonio está grandemente relacionado con los estadios hindúes de vida prescritos, que hay que seguir si se quiere alcanzar el moksha (concepto similar al nirvana budista, o ‘liberación del alma’).

Influenciado por el islamismo y la civilización británica, la ley india considera ilegal toda relación sexual distinta a la monogamia heterosexual. Adicionalmente, dado que no hay restricciones sobre ninguna actividad sexual en particular, se considera un asunto estrictamente privado. La mayor parte de los hindúes son extremadamente opuestos a exponer abiertamente cuestiones relativas a la sexualidad, mientras que las demostraciones públicas de afecto son consideradas de mal gusto.

India-5664 - Flickr - archer10 (Dennis)

Kama Sutra

Es un antiguo texto hindú que trata sobre el comportamiento sexual humano. El Kama Sutra de Vātsyāyana, que se toma popularmente por un manual de posturas sexuales, ofrece una mirada hacia las costumbres sexuales, la moral sexual y las reglas sociales que prevalecían en la época de su composición (periodo Gupta, entre el siglo I y el siglo VI. Shringara-ras (‘atracción sexual: sabor’), es una de las nueve rasas (‘sabores’ o emociones).

El Kama sutra se compone de 36 capítulos que versan sobre 7 temas diferentes, cada uno de los cuales fue escrito por un experto en el campo. Los temas son:

"Introducción" (4 capítulos): Sobre el sexo en general, su lugar en la vida de un hombre, y una clasificación de las mujeres.

"Sobre el acto sexual": Una discusión en profundidad sobre los besos, varios tipos de juegos sexuales preliminares al acto sexual, orgasmos, una lista de posiciones sexuales, sexo oral, tabúes y tríos.

"Sobre la elección de una esposa" (5 capítulos): El cortejo y el matrimonio.

"Sobre la esposa" (2 capítulos): La conducta adecuada de una esposa.

"Sobre las esposas de otros" (6 capítulos): Principalmente sobre la seducción.

"Sobre las cortesanas" (6 capítulos).

"Sobre atraer a otras personas" (2 capítulos).

Budismo y sexualidad

El budismo observa dos enfoques para la ética y moral sexual dependiendo de si se dirige a laicos o a monjes. Los monjes y monjas están siempre sujetos al código del Vinaya, y están sujetos a más de 250 reglas de disciplina, entre la cuales existe la prohibición de toda actividad sexual así como de derramar semen en el caso de hombres.

Los laicos en cambio deben observar una guía de cinco preceptos éticos entre los cuales se incluye evitar una conducta sexual incorrecta. Esta prohibición se refiere a adulterio, pedofilia, violación y otras parafilias y conductas sexuales que conlleven el sufrimiento para otras personas o para uno mismo.

La segunda de las Cuatro Nobles Verdades budistas proclama que la última causa de todo sufrimiento es el apego y el deseo (tanha), y la tercera que el camino para eliminar completamente el sufrimiento incluye la eliminiación de todo apego y deseo.

El sexo es caracterizado tanto por el apego (kama-upadana) como por el deseo (kama-tanha). Al ser su naturaleza impermanente, el placer sexual se inscribe dentro del resto de placeres mundanos, cuyo encuentro o desaparición siempre acarrea el lógico sufrimiento al no poder encontrarlo o no querer que desaparezca.

El deseo sexual (kama-cchanda) es normalmente uno de los más difíciles de manejar, si bien existe una acomodación natural paralela al progreso del practicante. Así, de acuerdo a las escrituras budistas, en este punto el seguidor irá marcando su camino hacia el Nirvana por un progreso personal en cuatro fases o estados: En el primero de ellos llamado "de quien entra en la corriente" (sotapattana) la persona tiene una primera realización del nirvana pero continuará teniendo deseo sexual, si bien no cometerá acciones dañinas. En un segundo estado llamado "del que vuelve una sola vez", la persona tiene una segunda realización del nirvana en más profundidad, tras la cual estará sujeto al mundo de la sensualidad una sola vez más. Solo tras el tercer estado, llamado "de quien no retorna" (anagamin) la persona será completamente libre del deseo sexual al igual que de todo deseo mundano.

El sexo, de acuerdo con el budismo, no debería ser ni insanamente reprimido ni morbosamente exagerado. Siempre debería estar bajo el control de la voluntad, como lo está cuando se le contempla sanamente y se le sitúa en una perspectiva adecuada.

Libertad Sexual

Desde el punto de vista humano, la libertad sexual es el derecho a la libertad de elección sexual del individuo. La libertad sexual es la facultad de la persona para autodeterminarse en el ámbito de su sexualidad, sin más limitaciones que el respeto a la libertad ajena, facultad que se expande hasta utilizar el propio cuerpo a voluntad, seguir en cada momento una u otra tendencia sexual, hacer y aceptar las propuestas que se prefieran, así como rechazar las no deseadas.

Según la Organización Mundial de la Salud, en relación con la salud sexual, es necesario un acercamiento positivo y respetuoso hacia la sexualidad y las relaciones sexuales, así como la posibilidad de obtener placer y experiencias sexuales seguras, libres de coerción, discriminación y violencia. La violación de la libertad sexual del individuo es considerada un delito.

Los delitos contra la libertad e indemnidad sexuales son aquellos que atentan contra la libertad de elección sexual del individuo, o que promueven la sexualidad en algún sentido cuando el sujeto pasivo es menor de la edad de consentimiento estipulada por la ley o incapaz. Están incluidos el acoso sexual, la agresión sexual, el abuso sexual, el exhibicionismo, provocación sexual y la corrupción de menores.

Los derechos sexuales o el derecho a la sexualidad hace referencia al derecho humano reconocido a expresar la propia sexualidad sin discriminación. Eastos derechos sexuales se encuentran reconocidos en las declaraciones de la Organización de Naciones Unidas sobre los derechos reproductivos y salud reproductiva.

Woodstock redmond crowd
Parte de la multitud en el primer día del Festival de Woodstock

Amor libre

El término amor libre es una expresión utilizada para describir un movimiento social que rechaza el matrimonio, que es visto como una forma de esclavitud social. El objetivo inicial del movimiento fue separar el Estado de los asuntos sexuales como el matrimonio, el control de la natalidad, y el adulterio. Afirma que esas cuestiones debían preocupar a las personas involucradas, y nadie más.

Para los defensores del amor libre, el sexo no solo es para la reproducción. El control de la natalidad se considera un medio para la independencia de la mujer.

El término revolución sexual o liberación sexual hace referencia al profundo y generalizado cambio ocurrido durante la segunda mitad del siglo XX en numerosos países del mundo occidental desafiando los códigos tradicionales relacionados con la concepción de la moral sexual, el comportamiento sexual humano, y las relaciones sexuales.

La liberación sexual tuvo su inicio en la década de 1950 y su máximo desarrollo entre 1960 y 1980, aunque sus consecuencias y extensión siguen vigentes y en pleno desarrollo.

La revolución sexual se identifica con la igualdad entre los sexos, el feminismo, los métodos anticonceptivos así como la contestación social y política. Muchos de los cambios revolucionarios en las normas sexuales de este período se han convertido con el paso de los años en normas aceptadas, legítimas y legales en el comportamiento sexual.

La liberación sexual supuso la reivindicación y recuperación plena del cuerpo humano y su desnudez, de la sexualidad como parte integral de la condición humana individual y social cuestionando el papel tradicional de la mujer y por tanto del hombre y de la institución por excelencia, el matrimonio.

La revolución sexual ha propiciado la generalización de todo tipo de relaciones sexuales y la aceptación general de las relaciones sexuales prematrimoniales, el reconocimiento y normalización de la homosexualidad y otras formas de sexualidad. Asimismo, se ha producido un aumento de las parejas de hecho -uniones sin matrimonio-, el retraso en la edad de contraer matrimonio, la aparición de hijos fuera del matrimonio, uniones civiles y matrimonio entre personas del mismo sexo, así como la aparición de nuevos tipos de familias.

La liberación sexual ha sido posible gracias a la difusión y uso generalizado de métodos anticonceptivos así como de la legalización, en numerosos países, de plazos para la práctica del aborto a petición libre de la mujer. Estas prácticas han separado en la práctica la sexualidad de la reproducción.

French Kiss

El beso romántico

El beso, en su significado cultural general, representa una expresión emocional que refleja sentimientos de amor o afecto hacia otra persona. El beso suele tener implicaciones sexuales, románticas, eróticas o afectivas que permiten la conexión entre la persona y el objeto de placer.

El beso con significado sexual o romántico suele darse entre personas que han desarrollado intensos lazos emocionales y suele involucrar el contacto de los labios de ambas personas con una intención erógena. En este ámbito, el beso con la expresión de amor o afecto produce en el receptor sentimientos de aceptación y pertenencia social, y deriva en la manifestación de sentimientos positivos, como los sentimientos de felicidad. El beso es un componente erótico de la intimidad que estimula la respuesta sexual del organismo y genera una serie de estímulos eléctricos en las terminaciones nerviosas de los labios y diferentes respuestas sexuales físicas que propiciarían la actividad sexual.

Beso religioso: El beso suele ser utilizado como elemento en distintas prácticas religiosas, el cual habitualmente va dirigido a la expresión de respeto a una persona o a un objeto representante de la religión. Suele expresar respeto, admiración, adoración, subordinación, lealtad o una consagración simbólica.

En diversas religiones suele besarse algún objeto simbólico de la religión.
En otros aspectos de las creencias religiosas del cristianismo se identifica el beso de traición entre Jesucristo y Judas Iscariote (Beso de Judas) en los Evangelios de Mateo y Marcos.
Los fieles suelen besar la mano, el anillo o los pies de cualquier autoridad eclesiástica de la Iglesia Católica, notablemente aplicado en encuentros con obispos, cardenales y líderes del Papado.

SongstenGampoandwives
Rey tibetano Srongtsong Gampo y sus esposas

Poliamor y Poligamia

La poligamia es un tipo de matrimonio en que se permite a una persona estar casada con varios individuos al mismo tiempo. Poliamor es un neologismo que significa tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados.

La mayoría de las denominaciones religiosas (incluyendo cristianas) esperan que una persona elija una pareja sexual o marital. Incluso aquellas que permiten relaciones polígamas comúnmente las limitan a una forma rígida definida de matrimonio.

La poligamia es el término antropológico, que puede ser tanto poliginia (un varón con múltiples mujeres) o poliandria (una mujer con múltiples varones). Históricamente, se han encontrado ambas prácticas, pero la poliginia parece por mucho más frecuente que la poliandria.

Catolicismo: La sociedad grecorromana en la que se desarrolló el cristianismo fue —al menos formalmente— monógama, aunque el Antiguo Testamento mostraba claramente que todos los patriarcas bíblicos eran polígamos. San Agustín apoyó la legitimidad de los patriarcas aludiendo a cierta necesidad reproductiva de aquellos tiempos, pero —en observancia de las costumbres romanas— sostenía la prohibición de tener más de una esposa en la vida.

En la actualidad, la Iglesia Católica claramente condena la poligamia en su catecismo, señalando que la poligamia es contraria al amor conyugal, el cual sería indivisible y exclusivo.

Protestantismo Durante la Reforma Protestante, Martín Lutero aconsejó a Felipe de Hesse-Kassel que aunque en su parecer la Biblia no se oponía a la poliginia, procurara mantener su segundo matrimonio en discreción para evitar escándalo. Otros líderes protestantes, incluyendo a Juan Calvino, condenaron la poligamia. Así, la poligamia no sobrevivió por mucho en el protestantismo.

Mormonismo: Hoy la poligamia aún persiste en Utah y otros estados vecinos, así como en las colonias disidentes. Las iglesias polígamas de origen mormón se denominan frecuentemente fundamentalistas mormones, aunque ya no formen parte de la Iglesia mormona. El diario Salt Lake Tribune afirmó en 2005 que había al menos 37 000 fundamentalistas, y menos de la mitad vivían en hogares polígamos.

Judaísmo: Aunque la literatura clásica judía indica que la poligamia (del tipo poliginia) está permitida, en el judaísmo está en la práctica rechazada.

Islam: La poligamia musulmana (del tipo poliginia), en la práctica y en la ley, difiere sustancialmente a lo largo del mundo islámico. Mientras que en algunos países musulmanes la poliginia es algo común, en muchos otros, es a menudo rara o inexistente. Mientras que la poliginia musulmana se puede encontrar principalmente en las culturas árabes tradicionales, como Arabia Saudita, y en los Emiratos Árabes Unidos, es extremadamente rara o aun prohibida en estados árabes seculares como Líbano y Túnez o en países musulmanes no árabes como Turquía y Malasia.

En los países musulmanes donde ocurre la poliginia, existen ciertos principios fundamentales comunes en la mayoría de ellos. De acuerdo con la tradición de la ley islámica, un hombre puede tomar hasta cuatro esposas, pero cada una de ellas debe tener sus propiedades, bienes y dote. Usualmente las esposas tienen poco contacto una con las otras y llevan vidas separadas en sus propias casas, algunas veces en ciudades diferentes, aunque compartan un mismo marido. Así, la poliginia musulmana está tradicionalmente restringida a hombres ricos, y en algunos países es ilegal para un hombre casarse con varias esposas si es incapaz de darles un cuidado apropiado. En tales países musulmanes donde la poliginia es común y legal, los musulmanes polígamos viven, en gran medida, abiertamente ante el resto de su sociedad.

Hinduismo: En el hinduismo, la poligamia (del tipo poliginia) fue practicada desde tiempos ancestrales. El hinduismo no prohíbe la poliginia pero tampoco la fomenta. Históricamente, en la práctica sólo los reyes fueron polígamos. En la actualidad, la poligamia está prohibida bajo las leyes de la India, especialmente entre las provisiones relativas al matrimonio hindú. Sin embargo, los musulmanes de India tienen permitido tener varias esposas. A partir de octubre del 2004, los musulmanes y los hindúes tienen un trato diferente en la ley. Han existido intentos que proponen una ley marital uniforme que trate a todos por igual, independiente de su religión.

La Lujuria

En general la moral sexual religiosa es muy restrictiva en el comportamiento sexual humano considerado aceptable. Así califica muchas prácticas y comportamientos sexuales como desordenados y lujuriosos. Sin embargo, muchas religiones tenían y tienen deidades de la lujuria -a veces del amor y la belleza-, sin que fueran moralmente reprobables.

Allori Venus Cupido
La Diosa Venus y Cupido

Deidades de la lujuria

Los siguientes son diosas y dioses del sexo, el amor y la lujuria de distintas culturas, mitologías y religiones:

Afrodita: Mitología griega, diosa del amor, la lujuria, la belleza y la reproducción.
Anuket: Mitología egipcia, diosa del Nilo, también diosa de la lujuria.
Cupido: Mitología romana, dios del deseo amoroso, -también llamado Amor-, hijo de Venus y Marte. Equivalente al griego Eros.
Dioniso: Mitología griega, dios del vino, inspirador de la locura ritual y el éxtasis.
Eros: Dios primordial de la mitología griega responsable de la atracción sexual, el amor y el coito, venerado también como un dios de la fertilidad.
Freyja : Mitología nórdica, diosa del amor, la belleza y fertilidad. La gente la invocaba para obtener felicidad en el amor, asistir en los partos y para tener buenas estaciones.
Huitaca: Mitología muisca, diosa de origen lunar, se oponía a las enseñanzas de Bochica y a causa de su hermosura, predicaba la desobediencia, las borracheras y los placeres carnales.
Kāmadeva: Dios hindú del amor. Su nombre kāma significa ‘deseo sexual’ (según algunos monjes hindúes: ‘Lujuria’, más peyorativo) y deva: ‘dios’. El conocido libro Kama Sutra (‘aforismos de Kāma’ o ‘máximas sobre el amor’) de Vātsyāyana está inspirado en este dios hindú.
Lilith: Figura legendaria del folclore judío, de origen mesopotámico. Se la considera la primera esposa de Adán, anterior a Eva. Abandonó el Edén por propia iniciativa y se instaló junto al Mar Rojo, uniéndose allí con Asmodeo, que sería su amante, y con otros demonios. En otras versiones es pareja de Samael o Lucifer.
Pan: Semidiós de los pastores y rebaños en la mitología griega. Dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina desenfrenada.
Tlazoltéotl: Mitología mexica, diosa de la tierra, el sexo y la inmoralidad.
Venus : Mitología romana, diosa relacionada con el amor, la belleza y la fertilidad.

Ambere nude in a photographic studio 05

Erotismo

El erotismo tampoco de manera general es aceptado por las religiones. Algunas de ellas imponen una forma de vestir donde se oculta el cuerpo precisamente para que no se vea erótica esa persona.
En realidad el erotismo no es otra cosa que parte de la sexualidad humana que permite que una persona se insinúe a otra con el objeto de lograr la atracción primaria que supone el enamoramiento.

Erotismo y sensualidad son dos términos que están muy relacionados aún cuando no signifiquen lo mismo, debido a que tienen una gran conexión entre sí, pues ambos hacen referencia a buscar atraer e incitar a otras personas. El erotismo va más allá de la sensualidad, dado que comprende expresiones faciales complejas, acciones corporales y manifestaciones verbales. Lo que significa que abarca señales sonoras o visuales especializadas y simbolizadas por el lenguaje. El erotismo puede adoptar mayor o menor tendencia a la sexualidad dependiendo de la intimidad y la intencionalidad con que se emplee.

El erotismo puede verse desde algo completamente inocente como una mirada profunda y sostenida en un momento inesperado, pasar al lado de la persona deseada y susurrarle algo bonito al oído, rozarla como “sin querer”, hasta algo profundamente íntimo y sexual como simple y directamente ser sorprendido por tu pareja al llegar a casa y encontrarla con un conjunto muy sensual, preparada para ofrecerte una noche interminable.

Por todo esto podemos decir que el erotismo es más un comportamiento cultural que sexual. No es posible rebajar al erotismo todo lo relacionado con la sexualidad y con el acto sexual físico o del mismo modo, descontextualizarlo de la fase de la relación amorosa o de sexualidad.

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Order-cuckoldry-ca1815-French-satire.jpg
La celebración de la Orden de Cornudos ante el trono de su majestad, la Infidelidad

Adulterio e infidelidad

El adulterio se refiere a la unión sexual de dos personas cuando uno o ambos están casados con otra persona. A través de los siglos, en diversas culturas y religiones, el adulterio ha sido moralmente censurado y hasta penado, considerándoselo un delito, pero esto no ha impedido que muchas personas lo practiquen.

Si se está casado y se tienen relaciones sexuales con otra persona, se está cometiendo adulterio. Hay quienes creen que, en la caracterización anterior, se da un sentido amplio a “relaciones sexuales”. Bajo dicha creencia, cometer adulterio no sólo incluye la comisión carnal del acto sexual con una persona diferente al esposo o la esposa, sino que se comete hasta con mirar y desear a una persona que no sea el cónyuge.

Según el Islam, el cristianismo, y el judaísmo, el adulterio es una violación grave a la Ley de Dios, el cual menciona en sus Mandamientos: “No cometerás adulterio.” (Éxodo, 20:14; Deuteronomio, 5:18) O no desearas a la mujer de tu prójimo.

Cabe destacar que bajo la concepción religiosa adulterio e infidelidad son sinónimos, pues cualquier relación sexual fuera del matrimonio es ya de por sí un acto de fornicación.

Henri de Toulouse-Lautrec 012

Religión y prostitución

Por regla general, las religiones que rechazan el sexo sin intención reproductiva condenan abiertamente la prostitución, aunque su actitud hacia las prostitutas puede estar sujeta a cambios a lo largo de la historia. En el Catolicismo, la Iglesia Católica ha pasado de etapas de intransigencia total hacia las prostitutas hasta el hecho de considerarlas sometidas a una forma de esclavitud de la que deben ser liberadas.

Cristina Garaizábal, de Hetaira (Colectivo en Defensa de los Derechos de las Prostitutas) responde que la Iglesia debería meterse en cosas divinas y no humanas, ya que se trata de un problema de salud sexual, no de ideología ni moralidad.



Le invitamos cordialmente a leer nuestro libro: ¿Quién es Dios?
¡Gracias! por visitarnos, Vladimir y María Mercedes Gessen @DivanGessen @UnDiosUniversal

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Religi%C3%B3n_y_sexualidad
https://es.wikipedia.org/wiki/Libertad_sexual
https://es.wikipedia.org/wiki/Amor_rom%C3%A1ntico
https://es.wikipedia.org/wiki/Enamoramiento
https://es.wikipedia.org/wiki/Comportamiento_sexual_humano
https://es.wikipedia.org/wiki/Atracci%C3%B3n_sexual
https://es.wikipedia.org/wiki/Hadiz
https://es.wikipedia.org/wiki/Tantra
https://es.wikipedia.org/wiki/Kama-sutra
https://es.wikipedia.org/wiki/Derechos_sexuales
https://es.wikipedia.org/wiki/Sexualidad_humana
https://es.wikipedia.org/wiki/Amor_libre
https://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_sexual
https://es.wikipedia.org/wiki/Orgasmo
https://es.wikipedia.org/wiki/Poliamor
https://es.wikipedia.org/wiki/Poligamia
https://es.wikipedia.org/wiki/Zina_(Hudud)
https://es.wikipedia.org/wiki/Fornicaci%C3%B3n
https://es.wikipedia.org/wiki/Masturbaci%C3%B3n
https://es.wikipedia.org/wiki/Lujuria
https://es.wikipedia.org/wiki/Erotismo
https://es.wikipedia.org/wiki/Adulterio
https://es.wikipedia.org/wiki/Infidelidad
https://es.wikipedia.org/wiki/Prostituci%C3%B3n
https://es.wikipedia.org/wiki/Beso
https://es.wikipedia.org/wiki/Ad%C3%A1n_y_Eva
https://es.wikipedia.org/wiki/Pecado_original
https://es.wikipedia.org/wiki/Religi%C3%B3n_y_sexualidad

Fotos: https://commons.wikimedia.org/wiki/Main_Page
https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3A06fertilizado.jpg



Comentarios