Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Levítico: El libro del Holocausto

Formando parte del Pentateuco, y de la Torá judía (“La Ley”) es levítico un libro de gran controversia por lo que ahí se narra. Considerado como el libro del Holocausto teniendo en cuenta que esta palabra se menciona unas 66 veces. Este posee una clara explicación de normas, rituales y sacrificios que se debían realizar para una presunta relación con Dios. A pesar de ello, Levítico es un libro único, el primero de su tipo en la historia, que presenta interés, y sorprendentes trazos de la vida religiosa y moral judía de aquellos tiempos.
.

Título y autor

El libro se denomina Levítico porque se trata, en esencia, de un manual religioso para uso de los levitas, sacerdotes encargados del culto, escogidos de entre los miembros de la tribu de Leví. La tradición judeocristiana lo atribuye a la pluma del patriarca Moisés, como los demás libros del Pentateuco. Pero la concepción de autor en el Pentateuco no se entiende como entendemos hoy. Moisés puede ser autor de algunos fragmentos de Levítico, o del Pentateuco, pero no es el autor del todo. No hay un único autor, como se pensó durante mucho tiempo. Por el simple hecho que nadie puede narrar su propia muerte, en el caso de Moisés. Estos libros están compuestos por diversos autores, de diferentes contextos y épocas y su relato depende de este dato. Se acepta hoy que proviene de tradiciones o corrientes de pensamiento que son: Yahwista, Elohista, Deuteronomista y Sacerdotal.

Problemas de interpretación

Se trata de un texto muy difícil de interpretar para el lector moderno, y aún más para el gentil, porque constituye un libro típica y absolutamente judío. Nada hay en él que pueda parecer familiar para el no judío (incluso ofrece dificultades para el judío no practicante), y es por ello que se tiende a saltarlo para continuar en Números la historia narrada en Génesis y Éxodo, libros más llanos y de mayor facilidad de interpretación.

A pesar de ello, Levítico es un libro único, primero de su tipo en la historia, que presenta interés y sorprendentes trazos de la vida religiosa y moral judía de aquellos tiempos.
La temática principal es la de reafirmar la pureza y la santidad del pueblo de Israel, en el cual Yahvé ha puesto su predilección.

Naturaleza

Es un recuento, manual o compendio de los sacrificios religiosos que Yahvé ordena realizar como parte de la liturgia hebrea.

La síntesis de todos los holocaustos jamás se había intentado en la literatura judía, y sin duda representó un esfuerzo enorme para el redactor de Levítico. Israel, como pueblo abierto a las influencias externas gracias a su peculiar ubicación geográfica y a los innumerables avatares históricos (guerras, invasiones, migraciones) que sufrió, recibió rituales religiosos de los cananeos, asirios, babilonios, caldeos y egipcios.

Pero además es un pueblo fuertemente cerrado sobre sí mismo en el aspecto religioso y cultural, por lo que a todas estas circunstancias se unen rituales estrictamente propios que provienen de la misma prehistoria.

Para enriquecer, complicar y completar la historia de la liturgia hebrea, se produjo también el fenómeno de la revelación a través de dos hombres: Abraham que agregó una fe y Moisés que le otorgó un ordenamiento y una ley.

Con todos estos componentes se fraguó y organizó en el Monte Sinaí la adoración del Dios de Israel y el Levítico se convirtió en su descripción precisa y genuina.

manos/https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Kohanim_hands_blessing_photo.jpg
Posición de las manos cuando la bendición de los Cohanim

Contenido

El contenido del Levítico puede dividirse en tres partes:
Leyes referidas a los sacrificios,
Consagración de los sacerdotes,
Leyes referidas a la pureza y santidad (referida a la relación con Dios y con los demás).

A continuación, se mencionan algunos versículos del mismo dejando referencia de la moral de aquellos tiempos. Considerando que en la actualidad seria muestra clara de crímenes y discriminación.

Levítico 21: 9 "Si la hija de un sacerdote se envilece a sí misma prostituyéndose, envilece a su propio padre, y por eso será quemada".

Levítico 21: 18, 19 y 20 "No podrá acercarse nadie que tenga un defecto corporal: ninguno que sea ciego, rengo, desfigurado o deforme; que tenga la pierna o el brazo rotos; que sea jorobado o raquítico; que tenga una mancha en los ojos; que esté enfermo de sarna o de tiña, o que esté castrado".

Levitico 24: 13,14,15 y 16 "El Señor dijo a Moisés: Saca al blasfemo fuera del campamento; que todos los que lo oyeron, pongan las manos sobre su cabeza, y que toda la comunidad lo mate a pedradas. Luego di a los israelitas: Cualquier hombre que maldiga a su Dios, cargará con su pecado. El que pronuncie una blasfemia contra el nombre del Señor será castigado con la muerte: toda la comunidad deberá matarlo a pedradas. Sea extranjero o nativo, si pronuncia una blasfemia contra el Nombre, será castigado con la muerte".

Levítico 24: 19 y 20 "Si alguien lesiona a su prójimo, lo mismo que él hizo se le hará a él: fractura por fractura, ojo por ojo, diente por diente; se le hará la misma lesión que él haya causado al otro".

Levítico 26: 22 "Enviaré contra ustedes las fieras del campo, para que les arrebaten a sus hijos y exterminen su ganado. Ellas los diezmarán, y los caminos de ustedes quedarán desiertos".

Levítico 26: 22 "Enviaré contra ustedes las fieras del campo, para que les arrebaten a sus hijos y exterminen su ganado. Ellas los diezmarán, y los caminos de ustedes quedarán desiertos".

Levítico 26:29, 30 "Comerán la carne de sus hijos y de sus hijas, y yo destruiré sus lugares altos, derribaré los altares donde ofrecen incienso, y arrojaré los cadáveres de ustedes sobre sus ídolos inertes".

Levítico 26:32 "Devastaré la tierra, hasta tal punto que sus mismos enemigos quedarán espantados cuando vengan a ocuparla".

High Priest Offering Sacrifice of a Goat

Sacrificio

El libro ordena preferir los sacrificios al modo antiguo, esto es, ofreciendo en holocausto ciertos animales, aceptando la oferta vegetal solo como segunda opción.
Toda la primera parte del Levítico consiste en disposiciones técnicas acerca de estos sacrificios (Lev., caps. 1-7).

Presenta tres tipos de sacrificios: el holocausto, el sacrificios de oblación y el sacrificio de comunión. Cada uno de estos tipos de sacrificio tiene un significado distinto. En el holocausto, el altar pone en contacto lo sagrado con lo profano dándole santidad a la ofrenda. La oblación recuerda que la tierra entera es pertenencia de Yahvé. El sacrificio de comunión (o sacrificio de paz) tiene la función de contactar lo sagrado con lo profano en el contexto de la comunidad de tal forma que los vínculos familiares puedan reforzarse.

Holman Furniture of the Tabernacle

Autoridades

Para ofrecer convenientemente los holocaustos se hacía necesaria una autoridad litúrgica que presidiera las celebraciones.

Levítico crea, pues, la clase eclesiástica hebrea, personificada en los miembros de la tribu de Leví: los levitas o sacerdotes. Implementando órdenes directas de Dios, Moisés designa para estos cargos a Aarón, sus hijos y sus descendientes (8-10).

Pureza

Las leyes de pureza ocupan gran parte del resto del libro (11-16).

Figures The erection of the Tabernacle and the Sacred vessels

Sentido religioso

La primera enseñanza del Levítico es que la asamblea es santa. Por lo tanto, sus miembros deben estar acordes con esta santidad, siendo puros y perfectos. En este sentido, el texto sigue al Decálogo y las normas dictadas por los profetas, que pasaron mucho tiempo insistiendo en las exigencias morales que Dios requería de los judíos.

Pero no se trata de un manual moral (18-20) ni de una profecía (26), ni tampoco de un texto jurídico. Es esencialmente un manual ritual sobre distintos tipos de celebraciones: sacrificios sagrados (1-7), ordenación de los sacerdotes (8-9), purificación (14), expiación (16) y fiestas o santas convocaciones (23).

Intenta, entonces, una clasificación de los sacrificios basándose en los conceptos —novedosos— de pecado, expiación y dones divinos. Las antiguas fiestas prehistóricas conservan su alegría y su piedad, que quedarán para siempre en poder de Israel en tanto cumpla con el Pacto ( mandamientos) y no renuncie a la asistencia divina y a la obediencia de la Torah.

Evolución posterior del sacrificio

Desde un punto de vista cristiano, sus sacrificios son herederos en línea directa de los que ejecutaban los levitas, ya que constan de todos los elementos hebreos, con el agregado de la nueva síntesis cuyo centro y sentido será la persona misma de Cristo.

Tribu de Leví

La Tribu de Leví, cuyos integrantes son los llamados levitas, es una de las Doce Tribus de Israel. Se trata de los descendientes de Leví (לֵוִי), el tercer hijo de Jacob.

Según la Biblia, los levitas fueron consagrados por Dios, por medio de Moisés, para el servicio del Tabernáculo y luego del Templo de Jerusalén.5 Eran los únicos designados para el servicio del Tabérnaculo donde ejercían ministerio desde los veinte hasta los cincuenta años. En otra edad no podían hacerlo, excepto para ser guardia junto a sus hermanos.
Fueron tomados para el servicio de Dios en lugar de los primogénitos, y fueron dados a los sacerdotes para ayuda.

"He aquí, yo he tomado a los levitas de entre los hijos de Israel en lugar de todos los primogénitos, los primeros nacidos entre los hijos de Israel; serán, pues, míos los levitas." (Números 3:12).

"Porque enteramente me son dedicados a mí los levitas de entre los hijos de Israel, en lugar de todo primer nacido, los he tomado para mí en lugar de los primogénitos de todos los hijos de Israel." (Números 8:16).

Moisés y su hermano, Aarón, fueron levitas. Según la Biblia, también Miriam, Samuel, Ezequiel, Esdras y Malaquías fueron descendientes de la línea de Leví.

Tribes of Israel Stained glass
Vitral con los símbolos de las doce Tribus de Israel, Sinagoga Mishkan Shilo, c. 1979

Aarón fue consagrado como el primer Sumo Sacerdote de Israel (Cohen Gadol) y sus descendientes, también levitas todos ellos, constituyeron una auténtica clase sacerdotal conocida como "Cohanim". La clase sacerdotal de los cohanim compone una familia dinástica dentro de la Tribu de Leví y, debido a ello, a todos los cohanim tradicionalmente se los considera ser levitas, pero no todos los levitas son cohanim.

Luego que el sacerdocio se convirtió en prerrogativa de los descendientes de Aarón (cohanim), los demás levitas asumieron una función secundaria en las ceremonias. Mas la posición de los levitas en el campamento de las Doce Tribus de Israel fue siempre estratégica, ya que el Señor les ordenó que vivir alrededor del Tabernáculo y solicitó que solo los miembros de esa tribu se dedicase a su servicio en exclusividad Dada su condición sacerdotal y responsabilidades en lo concerniente a decisiones de naturaleza política, los miembros de la Tribu de Leví constituían un grupo diferenciado del pueblo de Israel pero a su vez respetado por el mismo.

Una vez que Josué condujera a los israelitas a la Tierra Prometida, los levitas fueron la única tribu que recibió ciudades pero a la que no se le permitió ser dueña de tierras "dado que el Señor, Dios de Israel, es su herencia".

Los levitas no poseían tierra ni heredad dado que su única función era la de encargarse de todo lo relacionado con el Templo de Jerusalén: adoración, alabanza, sacrificios, ofrendas, y otros. Aunque no poseían tierras, los levitas vivían de las ofrendas que el pueblo de Israel presentaba en el Templo. Una parte de ellas era destinada a los levitas, quienes las tomaban para sus propias necesidades.
Los levitas ejercieron el sacerdocio también en el antiguo reino de Judá. Hasta la desaparición del mismo, en 586 a.C., los términos sacerdote y levita eran sinónimos.

Históricamente, los levitas constituyeron la clase sacerdotal del judaísmo y poseían derechos exclusivos para aprender y enseñar la Torá a las demás tribus. Luego de la destrucción del Templo de Jerusalén, los privilegios y responsabilidades de los levitas se resumieron en la lectura de la Torá en las sinagogas y a diversas actividades litúrgicas y rituales.

El el libro de Levítico, se menciona la ley del Talion la cual es la denominación tradicional de un principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma imponía un castigo que se identificaba con el crimen cometido, obteniéndose la reciprocidad. El término "talión" deriva de la palabra latina talis o tale que significa "idéntico" o "semejante", de modo que no se refiere a una pena equivalente sino a una pena idéntica. La expresión más conocida de la ley del talión es el pasaje bíblico "ojo por ojo, diente por diente".

Esto refleja una gran controversia en lo que algunas religiones predican sobre el amor. Si Dios es amor ¿Por qué promueve la venganza como castigo?. El escarnio público, homicidio y discriminación son algunos de los horrores que se relatan en la Biblia. Es por esto que lo invitamos a que la lea y usted mismo saque sus propias conclusiones.


Le invitamos cordialmente a leer nuestro libro: ¿Quién es Dios?

¡Gracias! por visitarnos, Vladimir y María Mercedes Gessen @DivanGessen @UnDiosUniversal

Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Lev%C3%ADtico
https://es.wikipedia.org/wiki/Tribu_de_Lev%C3%AD
http://www.lasantabiblia.com.ar/levitico/27.html

Foto:
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Synagoge,_Enschede,_Mozaiek.jpg

Comentarios