Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Los Manuscritos del Mar Muerto y el origen del cristianismo

Los Manuscritos del Mar Muerto o Rollos de Qumrán, llamados así porque fueron hallados en grutas situadas en Qumrán, a orillas del Mar Muerto, son una colección de 972 manuscritos.

La mayoría de estos manuscritos datan de entre los años 250 a. C. y 66 d. C., antes de la destrucción del segundo Templo de Jerusalén por los romanos en el año 70 d. C.

La casi totalidad de los manuscritos están redactados en hebreo y arameo y solo algunos ejemplares utilizan el griego. Los primeros siete manuscritos fueron descubiertos accidentalmente por pastores beduinos a finales de 1946 o principios de 1947, en una cueva en las cercanías de las ruinas de Qumrán, en la orilla noroccidental del Mar Muerto. Posteriormente, hasta el año 1956, se encontraron manuscritos en un total de 11 cuevas de la misma región.

Lo más importante de este hallazgo es su antigüedad, que permite estudiar importantes fuentes teológicas y organizativas del judaísmo y del cristianismo.

.

La Comunidad Ahmadía: revisionistas musulmanes

La Comunidad Ahmadía del Islam fue fundada por Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908, en Qadian) el 23 de marzo de 1889 en la India. Sus elementos doctrinales incluyen polémicas declaraciones de su fundador, como que él era el Mesías profetizado por las religiones monoteístas (el Emanuel judío, la segunda venida de Cristo y el Mahdi islámico) así como su declaración de que Jesús no murió en la cruz ni fue resucitado, sino que sobrevivió y siguió predicando en busca de las tribus perdidas de Israel hasta llegar a la India, donde predicó entre los budistas. Afirman que su tumba se encuentra en Cachemira.

La Liga Mundial Islámica declaró en su conferencia anual de 1974 que los áhmadies no eran musulmanes. Debido a esto, los áhmadies han sufrido persecución religiosa en muchos países, principalmente en Pakistán, donde tienen prohibido predicar, declararse públicamente como musulmanes y orar en público o en mezquitas no ahmadíes.

El Jefe Supremo (Jalifa) de la Comunidad Internacional Ahmadía del Islam es, desde el 22 de abril de 2003, Jalifa V Mirza Masrur Ahmad

Adoración a los árboles

Para muchos pueblos, los árboles han sido objeto de adoración y han creado mitos en torno a ellos. En algunos casos han jugado un rol importante en mitologías y religiones. Por ello, en distintas épocas encontramos árboles sagrados como el Árbol del Conocimiento en la tradición judia, "los árboles del paraíso" en el Antiguo Testamento y el tradicional Árbol de Navidad con el que los cristianos asocian a la Navidad. Los seres humanos, observando el crecimiento y muerte de los árboles, la elasticidad de sus ramas, la sensitividad y el anual decaimiento y revitalización de su follaje, los ven como poderosos símbolos de crecimiento, decaimiento y resurrección. La representación simbólica inter-cultural más antigua de la construcción del universo es el árbol del mundo.
.

La Santa Muerte

Santa Muerte, Santísima Muerte, o Niña Blanca es una figura popular mexicana que personifica la muerte y es objeto de culto. Recibe peticiones de amor, afectos, suerte, dinero y protección, así como también peticiones malintencionadas y de daño a terceros por parte de sus fieles. Por eso, diversas iglesias como la católica, bautista, presbiteriana, metodista, entre otras, rechazan y condenan su veneración, considerándola diabólica.

Catrina, el Lado Femenino de la Muerte

Iniciando como una protesta metafórica, originalmente llamada "La Calavera Garbancera". La Catrina es una figura creada por José Guadalupe Posada y bautizada por el muralista Diego Rivera. Quienes por medio de esta, quisieron expresar la miseria, los errores políticos y la hipocresía de una sociedad. Retratándola como una calavera femenina, vestida con ropa de gala, bebiendo pulque (bebida alcohólica de origen prehispánico que se consume todavía en los estados del centro de México), montadas a caballo, en fiestas de la alta sociedad o de un barrio. El culto a la muerte en México tiene antecedentes en la antigua Religión Azteca, donde existían los dioses Mictlantecuhtli y Mictecacihuatl, el dios y diosa de la muerte, la oscuridad, y el Mictlán o "la región de los muertos. En la tradición, se le entregaba a los dueños del inframundo ofrendas. Este detalle es muy importante ya que con el tiempo estas ofrendas seguirían presentes en los altares de la Muerte, y hoy en día, después de siglos, estas antiguas creencias han resucitado y surgieron la Santa Muerte y por extensión desde el mundo secular, la Catrina.
.

Pages